Municipios, la ilusión del presupuesto.

La nota se ha leído 4620 veces

El desfiladero de alcaldes a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, obvio que no sirvió de mucho, ya que, si en el caso de los Estados, las cosas son difíciles por las reducciones presupuestales establecidas en el PEF, para los municipios la situación se antoja todavía más difícil.

El asunto es que, nadie se puede echar para atrás y esperamos que ningún presidente municipal escape por la puerta falsa de las renuncias a sus cargos en virtud de que, les toca gobernar en medio de crisis financiera.

Sagrado será para los Ayuntamientos su recaudación de impuestos y derechos, porque se constituirá en la base de su verdadero trabajo para atender las necesidades más urgentes de los gobernados, bajo la premisa de que, las participaciones que les envíen los Gobiernos de las entidades, servirán para cubrir los salarios de sus trabajadores y el resto, aquello que entre por la vía de los impuestos, tendrán que estirarlo para la realización de obra pública.

Será obligado que definen con precisión el uso de los programas federales, porque está claro que no alcanzará para todos y que, la selección de los beneficiarios tiene que hacerse de común acuerdo con las dependencias Federales, no vaya a suceder que, por discrepancias entre municipios y federación, las cosas se compliquen y se genere un escenario difícil para las personas.

En los días previos a la determinación del Presupuesto de Egresos de la Federación, cientos de presidentes municipales estuvieron de visita en la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, para presentar proyectos y más proyectos que requerían financiación para el 2019 y, una buena parte de ellos, estuvieron de nuevo en sus lugares de origen confiados en que los Legisladores les habrían de echar la mano.

Por desgracia, las cosas son al revés, es decir, muy pocas las probabilidades de que sus proyectos puedan llevarse a cabo mediante recursos adicionales que serían enviados a las entidades para que, desde las secretarias de Finanzas, se los hicieran llegar, aunque ahora el desencanto es brutal, porque nadie les garantiza que puedan contar con presupuesto extra.

Además, si los alcaldes como el de Matamoros, Mario Alberto López Hernández que ganó la elección por el partido Regeneración Nacional, se fue a buscar apoyo a la capital del país, lo hizo sabedor de que, la secretaria de Finanzas, María de Lourdes Arteaga Reyna, no corresponderá a sus peticiones de mejorar el presupuesto para aquella ciudad, de manera que su gestión en el lopezobradorismo, tiene que darle resultado.

Por cierto, en PRD, exigió al Gobierno de la República que los recursos para los municipios sean justos y que no se les relegue más del presupuesto ya que, este es el eje del federalismo.

Incluso, quieren que el presidente de la República escuche a los alcaldes de su partido, para que le hagan una reseña de la situación por la que atraviesan y dejar en claro que ya no se trata de un tema de partidos y lucha electoral, más bien, de acciones que incluyentes que propicien el desarrollo de los municipios.

La dirigencia nacional del PRD que, en las elecciones pasadas anduvo con el Partido Acción Nacional y con el Movimiento Ciudadano, luego de que, por muchos años tuvieron en su organización al presidente López Obrador, hace ver que las autoridades locales, son el gobierno que está más cerca de los ciudadanos y deben atender las demandas, sobre todo de servicios y para ello, es básico contar con un presupuesto digno.

Además, creen que, de la misma forma en que se corrigió el error presupuestal de la Universidades públicas, debe de considerarse la situación de los alcaldes, quienes esperan el respaldo del Gobierno Federal sea efectivo.

Recordemos que existen en México dos mil 454 municipios, de acuerdo con la información del Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal y en la que se incluyen los 16 de la Ciudad de México, que antes eran las Delegaciones del Distrito Federal, pero, ahora son municipios, ya que, la capital del país se convirtió en una entidad más de la República.

La entrada más efectiva que tienen los municipios, es a través del impuesto predial, por desgracia, se trata de pagos que se hacen una vez al año y recortados, porque los ciudadanos aprovechan las promociones de liquidar en los primeros tres meses todo el año con descuentos y es dinero seguro, porque los propietarios de terrenos y de casas, son muy cumplidores con este impuesto, porque se trata de su vivienda o de sus propiedades y no quieren que se vean amenazadas con recargos, porque no se paga a tiempo.

 

Los otros.

Por otro lado, hay infinidad de comentarios que reflejan preocupación en las familias mexicanas, por los acontecimientos que propicia el Gobierno Federal, en especial aquello que tiene que ver con la cancelación de miles de plazas eventuales, porque ya no se contratará a las personas de las dependencias.

El punto es que, no están en posibilidad de ser defendidos desde las dirigencias de los sindicatos burocráticos, porque se trata de una modalidad sin plaza y que tenían continuidad en base al trabajo que había en las dependencias.

Esta semana concluye con el desplazamiento máximo de paisanos que vienen desde los Estados Unidos para reunirse con sus familias en las entidades del país y, de acuerdo a informaciones generadas desde las carreteras, el atraco contra muchos de ellos no ha desaparecido.

Ahora les salieron a los paisanos con que, deben de pagar una mordida porque no tienen seguro de accidentes contra terceros y por tanto, no pueden circular así por las carreteras del país, por tal motivo, les despelucan hasta con más de 500 pesos y, como ellos quieren avanzar para llegar a tiempo a sus pueblos, los pagan, sin darse cuenta que contravienen a los propósitos de la administración Federal en el sentido de que, no deben de ser molestados por nadie, sino al revés, apoyados para que lleguen con bien a sus destinos.

Esta semana los casi un millón de estudiantes educación básica, salieron de vacaciones, el 18 para ser exactos y estarán de nuevo en las escuelas el siete de enero, para reanudar con los programa educativos, que tendrá de diferencia en el 2019, liberarse de la presión que representaba la Reforma Educativa, dado que, el presidente Andrés López Obrador la canceló y están en proceso de elaboración de una nueva que se supone estará más canteada para el lado de los maestros y no tanto a la calidad educativa como sucedía con la del Gobierno anterior.

Es una gran verdad que los maestros se fueron de vacaciones sin saber qué pasará con los programas de educación, aunque están en la creencia de que, este ciclo escolar que termina en los primeros días de julio, se basará en las directrices pasadas y será hasta el ciclo venidero, cuándos se decidan los cambios a favor de los profesores.

 

 

Deja un comentario