Coaliciones, empate en financiamiento

0
785

Dos partidos políticos, el de la Revolución Democrática y el Verde Ecologista de México, no tienen financiamiento público estatal, porque el Instituto Electoral de la entidad hizo la declaratoria de pérdida de derecho a ese beneficio, por no haber obtenido al menos el tres por ciento de la votación válida emitida en las elecciones del año pasado.

Es por ello que, ambos instituto políticos contarán solo con 771 mil 885 pesos para el financiamiento de franquicias postales, candidato que se entrega a todos los partidos en forma regular, así que, en el caso del PRD no aportará recursos a la coalición que hizo con el PAN y con el PRI, mientras que el Verde tampoco lo hará con el Partido del Trabajo y Regeneración Nacional.

Si no tienen recursos que aportar, ambos deberán de echarle más ganas de aquello que se considere normal, en materia de actividades proselitistas, discursos, declaraciones, opiniones y cualquier acción que no cueste, pero que sirva para sacar adelante las precampañas y las campañas que tienen los partidos grandes para llevar a las urnas bien fortalecidos.

Envidia de las dos, la buena y la mala, deben sentir quienes tienen a su cargo estos dos partidos, Armando Valenzuela Arroyo y Manuel Muñoz Cano, respecto al Partido del Trabajo ya que, casi desapareció de la faz de las elecciones y tras ser rescatado por el Partido Movimiento de Regeneración Nacional desde el 2016, ahora les pasará a los nuevos minoritarios la chequera con casi 15 millones de pesos para el financiamiento de actividades ordinarias, específicas y de franquicias postales.

Esta cantidad es la obtuvo el partido que manejan en Tamaulipas, el exdiputado Arsenio Ortega Lozano en calidad de Comisionado Político Nacional, Juan Fabricio Cázares Hernández, Comisionado de Asuntos Electorales y desde luego en también exlegislador local plurinominal Alejandro Ceniceros Martínez, una vez que los responsables de las prerrogativas en el IETAM sacaron las cuentas en base a la fórmula del financiamiento que está contenida en la Legislación Electoral.

En el caso del Partido Movimiento Ciudadano que según el precandidato, Arturo Diez Gutiérrez Navarro viene con mucha fuerza desde Nuevo León, porque allá ganaron dos jóvenes políticos que lograron el respaldo social con trabajo de calle, cosa que el empresario victorense no ha llevado a cabo jamás y que, tampoco sabe hacer, porque en cualquier sitio que se para obtiene todo lo contrario a los del vecino estado del norte, es decir, el rechazo social.

Como quiera que sea, por los sufragios que ha aportado a esta organización el Diputado local plurinominal, Gustavo Cárdenas Gutiérrez, algo le tocará a Diez Gutiérrez Navarro de los más de 15 millones de pesos que serán entregados en mensualidad al partido para actividades ordinarias, especiales y franquicias postales.

Eso siempre y cuando los posibles nuevos inquilino Maki Ortiz Domínguez y su hijo el alcalde de Reynosa, Carlos Peña Rico no le den una despelucada a los recursos que se manejarán en la Casa Naranja ubicada en Bulevar Tamaulipas y Calle Anaya de Ciudad Victoria, Tamaulipas. Además, como dirigente del MC, Cárdenas Gutiérrez, tiene mano en el asunto de los recursos y dependerá de él que deje meter las manos al candidato o no, en un escenario en el que, ya deben urgirle unos cuatro millones de pesos para pagar las suburban anaranjada y blancas en las que se moverá por la entidad.

Para la alianza que hacen el PAN, PRI y PRD, los dos primeros partidos tienen por financiamiento del IETAM 80 millones 543 mil 285 pesos, la mayor parte es del PAN, 57 millones 661 mil 985 para las tres actividades, las ordinarias, específicas y las franquicias postales, el PRI el resto que son 22 millones 881 mil 300 pesos, que desde luego no los pondrán todos en la campaña de la coalición, porque tienen mucho que pagar para el sostenimiento del de la institución que maneja el Diputado local plurinominal Edgardo Melhem Salinas y a quien su igual del PAN, Luis Cantú Galván le pasará la charola.

Por el lado de los adversarios, sumadas las prerrogativas que se entregarán también de manera mensual al Partido Movimiento de Regeneración Nacional, PMRN, y las del Partido del Trabajo hacen 74 millones 971 mil 906 pesos, unos cinco millones menos que la alianza Va por Tamaulipas de manera que, en recursos ambos están parejones y de esa forma se esperaría la batalla entre ambos.

Desde luego, el PMRN, no se gastará todo en las actividades ordinarias para ganar la elección, porque deberá de pagar facturas pendientes del Comité Estatal que todavía por extraño que parezca, maneja el profesor Enrique Torres Mendoza como presidente y José Luis Mederos Martínez como tenedor del dinero y quizá hasta lleguen al acuerdo de pagar primero que nada la renta del edificio en el que están las oficinas del partido del presidente don Andrés López Obrador, que se debe desde hace más de dos años.

Los del Partido del Trabajo que pueden aportar más de 15 millones y medio de pesos que les dará el IETAM a la coalición con el PMRN, se harán patos por un tiempo, para que los financiadores de campañas del candidato le brinque primero con recursos y el complemento se los pida Mederos Martínez a Arsenio Ortega Lozano y Alejandro Ceniceros Martínez.

 

Los recursos que la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Electoral entregará en forma mensual durante este año, deberá de ser comprobado peso por peso a la unidad de fiscalización en el entendido de que, si hay fallas irá contra los mismos recursos, porque el IETAM puede aplicar multas y cobrárselas de las mismas prerrogativas, así que, todos tienen que portarse bien y establecer una adecuada disciplina financiera, para que los triunfos no se vean empañados por el desorden en la aplicación de las prerrogativas que la Ley les confiere para hacer la democracia tamaulipeca.

 

Para que haya claridad en el ejercicio de los recursos de Regeneración Nacional, tanto Mario Delgado Carrillo como su consejero número uno sobre asuntos de Tamaulipas, Diputado Erasmo González Robledo, deben de poner fin a la presidencia del comité estatal que tiene en sus manos el profesor Torres Mendoza y nombrar a la exdiputada Federal Olga Sosa Ruiz, como la nueva dirigente, mínimo para que haya congruencia entre el partido local, los grupos externos y quienes andan encandilados con la candidatura del doctor Américo Villarreal Anaya.

Dicho de otra forma, el candidato anda por las calles de Tamaulipas sin partido que lo acompañe y los del partido que debe de acompañarlos, no los reconoce como los candidatos, puesto que, el  profesor Torres Mendoza todavía espera que a él lo nominen candidato a la gubernatura de esta entidad. Villarreal Anaya es un candidato sin partido local, de ahí la urgencia para que alguien como Sosa Ruiz, tome las tiendas de la organización.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here