Fiestas, preferencias y limitaciones

0
803

Hubo un estudio de opinión realizado por el Gabinete de Comunicación Estratégica que llamó mucho la atención por las revelaciones que en materia de preferencias sobre las festividades del fin y comienzo de año tienen los mexicanos, de tal manera que vale la pena insistir sobre su relevancia social.

Fue un trabajo que se llevó a cabo en los últimos días del mes de diciembre pasado y que fue dado a conocer el lunes que inició la actividad laboral de este año 2022.

Por mucho, la fiesta de la Navidad es la preferida de la población mexicana al tener una aceptación y seguimiento del 62 por ciento de las personas, en tanto que, de esta misma época, la celebración del Día de los Reyes Magos alcanza apenas el 13 por ciento, el nacimiento del niño Jesús, que es el centro de la celebración apenas supera en importancia por parte de las personas consultadas al seis por cuento y la de año nuevo anda por ese mismo nivel por la consideran relevante en un cinco por ciento.

En ese mismo contexto, la trascendencia de las Posadas no llega al cinco por ciento, al Día de los Muertos lo sitúan en el sexto sitio de las festividades, con apenas el dos por ciento. La preferencia por el Día de la Virgen de Guadalupe se quedó en un uno por cuento y las pastorelas se quedaron por debajo del medio punto porcentual. El dos por ciento no supo que contestar y los que hablaron de otras celebraciones o todas al mismo tiempo también fueron el dos por ciento.

A una pregunta concreta respecto al día que marca la terminación de las celebraciones del año que se fue, el de los Reyes Magos con el 45 por ciento, dado que lleva incluida la rosca en la cual los muñequitos que tiene en medio son muy apreciados por los mexicano ya que predisponen a una pachanga posterior, la del Día de la Candelaria, el dos de febrero, por que fue considera en un 16 por ciento como la terminación de las festividades, en tanto que la llagada del año nuevo marca por arriba del 24 por ciento de las menciones sobre el fin de las pachangas.

Un siete por ciento de las personas consultadas en el estudio de apego a las fiestas de las últimas semanas del año y las primeras del que comienza, marcó que la Navidad es el fin de ellas y el dos por ciento dijeron que después del seis de enero se acaba todo.

En cuánto al personaje más importante en asunto de regalos para los niños, la cosa estuvo muy pareja entre Santa Claus con un 46 por ciento y los Reyes magos con más del 42 por ciento, el nueve por ciento le atribuyen los regalos al Niño Dios y menos del dos por ciento a los papás. El uno por ciento dijo no saber.

De manera particular, la celebración del seis de enero para los Reyes Magos se consultó a los opinantes que tan significativo era para ellos y el 63 por ciento dijo que mucho y el 25 por ciento dijo que algo, de manera que, sumadas las dos opiniones hacen el 88 por ciento, mientras que, cerca del 10 por ciento dijo que es poco significativo y menos del uno por ciento que nada, para un total de menos del 11 por ciento.

Punto toral en el estudio fue hablar de la economía familiar para las fiestas entre este año y el anterior. Los que dijeron que muy bien el 2020 fueron el 3.3 por ciento y bien el 50.7 por ciento, porcentajes que sumados hacen el 54 por ciento, pero, el porcentaje global decreció en el 2021 en casi dos por ciento, porque se situó en el 52.2 y aunque aumento los que dijeron muy bien, porque fueron el 5.7 por ciento, bajaron en alrededor de cuatro puntos quienes dijeron que bien, porque fueron el 46.5 por ciento.

La misma muestra, al responder a la variable de regular en el 2020 fueron el 19 por ciento y para el año pasado, ese porcentaje bajó al 15 por ciento, de lo cual se infiere que la situación económica de las familias empeoró después de un año.

Ello se comprueba con la referencia a que la situación estuvo en 2021 peor que en 2020, porque quienes dijeron mal el año pasado, fueron el 21.4 por ciento contra el 18.7 por ciento del año antepasado y quienes dijeron que muy mal fueron el 10.3 por ciento y el 7.2, de manera respectiva. La situación mal y muy mal pasó del 26 por ciento en 2020 a casi el 32 por ciento en 2021, cinco puntos de diferencia.

Por la situación económica real de las familias mexicanas, a la pregunta de si los Reyes Magos traerían a los niños más o menos juguetes, las respuestas fueron lógicas, porque el 51 por ciento dijo que menos, el 21 dijo que más y menos del 20 por ciento dijo que igual. Un seis por ciento dijo no saber.

Las razones por las cuales los Reyes Magos traerían menos regalos, casi el 39 por ciento dijo que, porque no hay dinero, cerca del 20 por ciento echó la culpa a la persistencia de la pandemia de COVID-19, casi el 10 por ciento se refirió a la difícil situación económica, el sete por ciento señaló que no tienen trabajo y el uno por ciento fue para dos respuestas, una que ya dieron regalos en Navidad y la otra que se pierde la tradición de los juguetes en el Día de Reyes.

Llama la atención también que el regalo más pedido fue celulares a los Reyes Magos en casi el 30 por ciento, juguetes el 17.6 por ciento y una cantidad similar videojuegos, el 7.5 pidió aparatos electrónicos como computadoras y el 4.5 por ciento Tablet, las bicicletas fueron el 4.2 por cito, carros el 3.2 por ciento, muñecas el 1.8 por ciento y balones o pelotas no llegó ni a un punto porcentual.

Tiendas departamentales, supermercados y tiendas de autoservicio es donde más se adquieren los regalos, 40.5, 12.6 y 8.3 por ciento de forma respectiva. El 51 por ciento de quienes regalarán ese día hacen sus compras con poca anticipación y el 45 por ciento con anticipación.

Sobre cómo piden los niños los regalos a los Reyes Magos, el 33 por ciento deja la carta debajo del árbol de Navidad, el 27 por ciento atada a un globo y el 18 por ciento dentro de un zapato o bota, solo el dos por ciento se la entregan a sus padres y el uno por cinto la mandan por correo, cantidad similar a quienes la ponen debajo de su almohada.

En el 40 por ciento de los casos el sentimiento del Día de Reyes es alegría, el seis por ciento bueno recuerdos, un porcentaje similar nostalgia, arriba del cuatro por ciento, emoción, porcentaje similar a sentirse bien, menos del tres por ciento ve el festejo de esa fecha con ilusión y esperanza, el uno y medio por ciento, ya después hay sentimientos como satisfacción, tranquilidad y amor que ronden también en el uno por ciento. Total, casi el 70 por ciento dejan una buena sensación a los mexicanos.

Como radiografía del sentir de los mexicanos es interesante conocerla, porque esto se repetirá año con año, solo que, las condiciones variarán conforme mejore o empeore la economía del país, de ahí que, ojalá que en el futuro no se hable solo de buenos recuerdos, porque desde las últimas ocho semanas del año y hasta la primera del siguiente, la alegría tiene que ser la divisa de las personas de esta nación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here