Riesgo de ruptura en MORENA

0
956

No será necesario esperar hasta el 2024 para que se registre una ruptura en el seno de Morena, puesto que si bien es cierta la advertencia hecha por Ricardo Monreal Ávila de que si hay imposición en la candidatura presidencial se dividirá el partido guinda ante la posible nominación de Claudia Sheinbaum Pardo, la favorita del presidente Andrés Manuel López Obrador, porque en la actualidad cada día se multiplican los casos de rebeldía entre los morenistas, como sucedió aquí en el Congreso Local cuando las diputadas Leticia Sánchez Guillermo y Lidia Martínez López decidieron irse a la bancada del PAN.

          Incluso, ayer corrió muy fuerte la versión de que las diputadas Consuelo Nayeli Lara Monroy y Leticia Vargas Álvarez también abandonarían la fracción de Morena para irse al PAN, cuya eventualidad propiciaría que la bancada encabezada por Armando Zertuche Zuani pierda la mayoría en el Congreso Local, luego de que el legislador Arcenio Ortega Lozano del PT se quejó de no ser tomado en cuenta.

          En caso de que el rumor se convierta en realidad, la fracción del PAN tendría 17 curules, es decir 6 de mayoría, 7 plurinominales, 2 de las diputadas que abandonaron Morena y otras 2 que obtendría ante la posibilidad de reclutar a Lara Monroy de Altamira y a Vargas Álvarez de Miramar.

          En tanto que la fracción de Morena se quedaría sólo con 15 curules en caso de que no sigan las deserciones de sus integrantes, ya que se habla de que otros dos diputados morenistas podrían seguir los pasos de sus excompañeras, incluso algunas versiones señalan que Humberto Prieto Herrera podría volver al PAN luego de zanjar las diferencias que tuvo en el pasado.

          Todo parece indicar que seguirán las deserciones en el partido creado por el presidente López Obrador, ya que nadie olvida que la venta de candidaturas en la pasada contienda electoral por parte del dirigente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo y sus secuaces, como lo volvió a denunciar la diputada Sánchez Guillermo ahora de la fracción del PAN.

          Y hablando de López Obrador, de repente le entró el deseo de defender la investidura presidencial y con este pretexto anunció en la conferencia matutina de ayer que no acudiría al Senado de la República a entregar la medalla “Belisario Domínguez” a la economista y catedrática Efigenia Martínez de Navarrete porque la senadora María Lilly del Carmen Téllez García de Morena, mejor conocida como Lilly Téllez, había hecho una convocatoria para insultarlo.

          En otras ocasiones no le había importado la investidura presidencial, pero ahora teme enfrentarse con la senadora morenista Lilly Téllez, con quien desde hace mucho tiempo sostiene una “guerra verbal” ante las diferencias políticas que tiene con la exconductora de televisión.

          A propósito, luego de conocerse la decisión del tabasqueño de no ir a la entrega de la medalla “Belisario Domínguez”, varios expertos coincidieron en señalar que López Obrador no sólo rompería con una tradición de 44 años consecutivos que el presidente de la república asiste al senado, sino también violaría la ley respectiva que señala claramente que ningún otro funcionario deberá de realizar la entrega del galardón.

          Además de que sería una falta de respeto para la homenajeada que lo ha acompañado por muchos años en la lucha para consolidar la izquierda en nuestro país, debido a que la economista y catedrática Efigenia Martínez de Navarrete se distinguió por defender la lucha de clases.

          El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Adán Augusto López Hernández acudirá en representación de López Obrador a entregar la medalla “Belisario Domínguez”, luego de aclarar que no se viola ninguna ley, sin embargo, no será lo mismo por el simple hecho de que el tabasqueño “odia, con odio jarocho” a la senadora morenista Lilly Téllez de Sonora.

          Por otra parte, mientras que la Fiscalía General de la República (FGR), que encabeza Alejandro Gertz Manero, envía citatorios a los 31 científicos acusados de lavado de dinero y de delincuencia organizada, numerosos investigadores de varias universidades de prestigio en Estados Unidos, como es el caso de Harvard, Princeton, Columbia y Stanford, expresaron su preocupación por el clima de hostigamiento e intimidación que viven sus colegas en nuestro país.

           También otras instituciones educativas de prestigio en Europa, como es el caso de Sciences Po de Francia, se sumó a las críticas en contra de la FGR por acosar y denigrar a los 31 científicos mexicanos por supuestos desvíos que nunca cometieron por estar dentro de las normas para el gasto de viáticos vigentes antes de la administración de López Obrador, quien lanzó serias acusaciones que ahora deberá de probar ante la opinión pública nacional e internacional.

          La acusación de la FGR adolece de sustento legal a pesar de que el titular de la FGR, Hertz Manero, ha señalado en reiteradas ocasiones que tiene pruebas de sus serias acusaciones, sin embargo, hay claras evidencias de que se trata de una venganza en contra quienes nunca le permitieron entrar al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

          Está comprobado que Hertz Manero ha plagiado trabajos de varios investigadores para tratar de entrar al SIN, pero eso no importa porque ahora cuenta con el apoyo de la actual directora general del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla Roces para lograr cristalizar sus sueños, cuya complicidad resulta evidente y no se descarta la posibilidad que ambos serán enjuiciados por el escándalo en contra de los 31 científicos.

Correo electrónico: [email protected]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here