Primer apretón del Instituto

La nota se ha leído 989 veces

A como van las cosas, el Instituto Electoral de Tamaulipas tendrá que hacer más que milagros, económicamente hablando, para sacar adelante el Proceso Electoral Ordinario 2020-2021, cuyo año electoral iniciará el 13 de septiembre, al menos hasta ahora es la fecha tentativa. Ya dio vista del primer ajuste que tendrá que hacer al escaso presupuesto autorizado para el ejercicio fiscal 2020, en el que de entrada el Programa de Resultados Electorales Preliminares para las elecciones de alcalde y diputado local, tendrá que ajustarse a las adecuaciones presupuestales. Sin duda que para JUAN JOSÉ RAMOS CHARRE presidente del Ietam será un reto importante en su carrera como funcionario electoral, aunque para ello tendrá que encargarse el Secretario Ejecutivo JUAN DE DIOS ALVAREZ y por ende, el titular de la Unidad de Sistemas del Instituto JOSÉ DE LOS SANTOS GONZÁLEZ recién ratificado en el cargo y quien será el responsable de coordinar el PREP. Desde luego que el Programa representará una de las erogaciones más elevadas del Instituto y que por ende, está obligado a ofrecer un preliminar de las elecciones confiable y brinde resultados con posterioridad a la jornada, que satisfaga a los actores como a los partidos políticos. Pero vendrán más erogaciones fuertes en el Instituto, sobre todo cuando se acerquen los tiempos para la compra del material y las boletas electorales, porque pese a la contingencia, el ejercicio del voto tendrá que garantizarse igual que anteriores elecciones, en el proceso 2020-2021. JUAN DE DIOS tendrá que notificarle al Instituto Nacional Electoral, para que de esa forma OLGA ALICIA CASTRO presidenta de la Junta Local Ejecutiva, vaya analizando también su PREP porque a ese organismo le corresponderá velar por la elección de los nueve diputados federales en Tamaulipas. Si de antemano se había aprobado un presupuesto ajustado, al mismo tendrá que darse otro apretón ahora por todo el gasto que el Estado le ha destinado a la atención y prevención de la pandemia. Por eso decimos que la contienda que inicia este año y concluye en el 2021, representará más que un reto para RAMOS CHARRE y el personal del Instituto. Afortunadamente, hay hombres y mujeres con capacidad y profesionalismo que no obstante a la reducción presupuestaria, saldrán adelante en la preparación, organización y desarrollo de la elección de alcaldes y diputados locales. Habrá ahorros sin duda alguna, porque la contingencia así lo obliga, y es de esperarse que eso no influya en el desarrollo de la elección, la que insistimos, tendrá limitaciones presupuestarias marcadas. Por lo pronto, cada paso que dé el Instituto, de cara hacia las elecciones del próximo año, tendrá que hacerse del conocimiento a la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado, desde donde se palomeará o de plano, les dirán que reduzcan el costo, porque recursos no hay.

LOS MANCHADOS

Vaya “fichitas” que ha descubierto la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, de acuerdo al informe presentado por el titular de esta dependencia JAVIER CASTRO ORMACHEA. Lo anterior se circunscribe en la integración carpetas de investigación y averiguaciones previas contra casi dos mil policías por los delitos de tortura y abuso de autoridad. Sino es toda, pudiera decirse que es una importante cantidad de elementos que, desafortunadamente cometen ese tipo de delitos en el ejercicio de sus funciones. Por tortura se iniciaron 679 expedientes ministeriales, 149 de ellos desde junio del 2019 al mismo mes del 2020. De ellos 140 fueron resueltos y 530 se encuentran en trámite. En total, suman 1,720 agentes policiales bajo investigación por ese delito. Esa son parte de las estadísticas que rindió ORMACHEA, que no son nada agradables pero que evidencian la mala actuación de esos servidores públicos, sin incluirles otros actos de prepotencia, altanería, fantochismo y soberbia por el simple hecho de ser policías y portar armas. Lejos, muy lejos estamos de lugares como Estados Unidos donde los policías tienen el respeto de la sociedad. Más que confianza aquí se tiene temor, en lugar de que se les guarde respeto a estos servidores públicos. En fin

Deja un comentario