Las pugnas en Morena y la 4T

0
1472

Ciertamente, la guerra polí­tica intestinal que se libra dentro del partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) entre moderados y radicales no es nada nuevo.

Muchos de los personajes dentro del partido fundado por el ahora Presidente de la república ANDRí‰S MANUEL Lí“PEZ OBRADOR se hicieron en e l PRI y otros en lo que fue el PRD. Ya tiene rato que esas tribus acabaron con el llamado Sol Azteca y ahora, todo parece indicar que quieren acabar con el partido en el poder, pues las pugnas sistemáticas y comunes que se libran actualmente no son solamente por el control de MORENA sino también- son luchas intestinales por las candidaturas que estarán en juego en 2021, así­ como por la sucesión anticipada.

Si se analiza dicha situación que está fracturando fuertemente al partido del Presidente, tenemos que por un lado, el distanciamiento que se ha dado entre PORFIRIO MUí‘OZ LEDO y RICARDO MONREAL íVILA con Lí“PEZ OBRADOR, ha dividido a los grupos internos, justo en el momento cuando el Presidente los necesita a su lado, pues por otro lado, los pleitos polí­ticos se han trasladado tanto al PRI como al PAN y a poderosos grupos de empresarios y lí­deres de opinión que supuestamente se estarí­an confabulando para derrocar al polí­tico tabasqueño en 2022, pero antes, quitarle el control de la Cámara baja del Congreso de la Unión.

Desde aquel dí­a cuando PORFIRIO MUí‘OZ LEDO hizo una fuerte y preocupante expresión- «Hoy puedo decir que hemos dado un salto hacia atrás de 30 ó 40 años y lo puedo decir porque yo lo viví­; yo no me voy de Morena, Morena se sale de mi corazón»- la tensión entre los diversos grupos internos de la izquierda que apoyan al mandatario creció, al grado de que ahora unos piden la salida de algunos funcionarios federales, y otros, simplemente se dedican a defenderlos.

MUí‘OZ LEDO lamentó como sus propios compañeros de bancada no le habí­an otorgado el uso de la voz en algunos debates, como cuando querí­a demostrar los abusos de elementos de la Guardia Nacional contra migrantes en el estado de Chiapas.

Después demandó la salida de FRANCISCO GARDUí‘O Yíí‘EZ como director del Instituto Nacional de Migración (INM), debido a los malos tratos que este Instituto daba a los migrantes hondureños que integraban las caravanas.

Sus propios compañeros de bancada y de partido, DOLORES PADIERNA y MARIO DELGADO defendieron no solamente al funcionario federal, sino que tacharon de ingrato al polí­tico MUí‘OZ LEDO, quien por cierto ya tiene rato en un pleito con DELGADO, y pidiendo que el presidente no intervenga en la vida interna del Instituto Nacional Electoral (INE).

El otro legislador grillado con el Presidente, es RICARDO MONREAL íVILA, quien por darle una entrevista al periodista CARLOS LORET DE MOLA, ya lo ven como “patito feo” y hay quienes han pedido su salida del Senado, especí­ficamente el académico JOHN ACKERMAN, quien escribió en su cuenta de Twitter…¿Qué esperan senadores de MORENA para renovar su coordinación?. Obviamente se refirió a MONREAL, de quien dijo le engordaba el caldo al periodista, rematando con un llamado como según ya lo habí­a dicho el propio AMLO-“Es tiempo de definiciones”, haciendo referencia al discurso aquel: “No hay medias tintas. El gran liberal Melchor Ocampo decí­a: los liberales moderados no son más que conservadores más despiertos. Es decir, no hay para donde hacerse: o se está por la transformación o se está en contra de la transformación del paí­s.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here