Los diputados también son humanos

0
1590

En primer instancia debo decirle que los integrantes de la actual legislatura local y los empleados del Congreso, también son seres humanos, están expuestos a todo, incluso a contagiarse del COVID-19, como ya sucedió con un alto funcionario de ese lugar, en donde a pesar de haberse tomado las medias sanitarias se registró el primer caso de coronavirus, lo cual no deja de ser noticia, pero hasta ahí­.

El cumplir con su deber y con el compromiso que tienen con Tamaulipas, llevó a los legisladores a realizar una sesión ordinaria, y desahogar los puntos contemplados en el orden del dí­a, temas claro, suponemos, eran de suma importancia como para reanudar las sesiones, porque hay que decirlo a pesar de todo, Tamaulipas no debe parar y menos sus autoridades.

Lo que los llevo a encender las alarmas no fue precisamente el contagio de algún diputado o un empleado menor, más bien fue de un funcionario de alto nivel, hay quien señala que es el segundo más importante de abordo y aunque eso es lo de menos, lo más importante es que si fue irresponsable de su parte acudir a trabajar si tení­a la sospecha de los sí­ntomas de COVID-19.

Como reguero de pólvora, corrió la información de este hecho que priva en el poder legislativo, en donde reitero, aunque no deja de ser delicado, era de esperarse si la actividad no para, si están la totalidad de legisladores, asistentes y colaboradores, pero vamos, todos son seres humanos y están expuesto a eso, ahora lo que sigue es dar seguimiento y evitar más casos de esta enfermedad.

Hay que señalarlo que a través de Mariana Mondragón, se habí­a difundido puntualmente la serie de actividades de sanitización y la aplicación de medidas preventivas de salud, además de la suspensión provisional de las actividades legislativas que se habí­an realizado desde a principios de esta pandemia, para evitar casos de esta enfermedad, sin embargo también hay que decirlo, la novatez o irresponsabilidad de un funcionario llevo al legislativo a encender el semáforo rojo al reanudarse la actividad parlamentaria, al resultar positivo.

Esperemos que no pase más allá de un solo caso, que no haya mayores consecuencias, porque insisto nadie estamos exentos del contagio de esta enfermedad, hay una responsabilidad que cumplir y al menos los legisladores, por Tamaulipas, por la ciudadaní­a y por ley, deben cumplir con este tipo de sesiones aunque la legislación en materia de salud también señala que en estos tiempos de pandemia, el ordenamiento de esta autoridad es Ley y es aplicable para todos.

Que sigue, pues desde el mismo dí­a que se confirmó el contagio del alto funcionario, se aplican pruebas de laboratorio para descartar o confirmar la presencia del virus en diputados y trabajadores del legislativo, que reitero, también son seres humanos y por cumplir con su responsabilidad y trabajo están expuestos al COVID-19.

Suponemos que para evitar riesgos o más contagios, los legisladores y el personal del Congreso estatal, deberán de entrar a un receso hasta en tanto pase o disminuya el riesgo de contagiarse de esta enfermedad que mantiene a Tamaulipas y al mundo en jaque, insisto, puede ser alarmante o noticia por ser un poder, pero hay  que reiterarlo un caso más, un caso menos, todos estamos expuestos.

2.-Cosa seria la exhibida que se da en redes sociales a un funcionario de Apellido Bello, lo que nada tendrí­a de importancia a no ser: Primero, porque se trata de un coqueteo y hasta en cierta manera una conversación muy comprometedora con una de sus asistentes y por otra, porque se trata del esposo de una de las legisladoras locales que por cierto, se menciona fuerte para buscar la presidencia Municipal de Victoria.

Hay que decirlo que con eso de la tecnologí­a se puede hacer de todo, por todo y para todos, es fácil desacreditar y causar daño como a veces ha sucedido aunque pareciera que este no es el caso, hay que tomarlo con las reservas, pero de que le dieron una exhibida al esposo de la Legisladora local, se la dieron ya ampliaremos sobre el tema.

3.-Y si de redes se trata, serios también son los señalamientos que se realizan en contra de Andrés Ortiz Salazar, administrador del IMSS en Tamaulipas a quien se le acusa de hacer negocios turbios al amparo de su cargo en esta institución medica.

Resulta que ahora se señala a Ortiz Salazar, de estar a punto de realizar una compra por más de 18 millones de pesos establecida como “urgencia médica”, este 25 de mayo, lo malo, es que es una adquisición o compra que se hará primero, sin licitar, segundo, a sobre precio de hasta 400 por ciento del precio más barato en el mercado y si eso fuera poco señala a Ruy Canales Salazar, primo del administrador estatal del IMSS como el que lo promueve.

Hay que ver, piensa o hace Velia Patricia Silva Delfí­n, sobre este y otros hechos que se han denunciado en medios y redes sociales, comprobados muchos de ellos, y aunque ella habí­a generado altas expectativas pareciera que se la pasa de vacaciones en la Delegación local del IMSS, sobre los ganes que le ha hecho el sindicato, del corrupto Pedro Luis, después le comento, pero de que siguen vendiendo plazas, mandando al empleado a otros municipios y a los tres meses regresarlo aquí­ siguen…

Mi correo [email protected]

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here