¡Claro que puede!

0
1927
Precisando/Columna

La virtual conclusión del ciclo escolar con clases igualmente virtuales, por muy natural que se quiera considerar no es una decisión que sólo implique dejar de acudir a las aulas por alrededor de otros tres meses, sino que incluye otras circunstancias que por el momento no se vislumbran.

Es cierto que ya habí­a transcurrido más de la mitad del ciclo 2019-2020, pero también lo es que muchos proyectos ya estaban encaminados por parte de quienes pasan de un nivel educativo a otro, aparte de que son precisamente esos alumnos los que más resentirán el desfase.

Lo anterior sin contar que esta vez las graduaciones y las celebraciones no serán las mismas que con otros hijos o hijas, pues el siguiente paso será llegar a la nueva escuela después de meses de no ver a sus antiguos compañeros de escuela, o de plano esperar mucho tiempo para volver a coincidir.

Aparejado a esto vendrán los desacuerdos entre los padres de familia que ya habí­an pagado lo correspondiente a las fotografí­as de grupo, la entrega de togas, birretes, distintivos, portafolios, playeras conmemorativas, festejos, rentas de salones, banquetes, música, etcétera.

Vendrán entonces los pleitos y nuevamente las acusaciones de desví­o o malversación de fondos, exigencias de rendición de cuentas, es un rosario de problemas que al parecer hasta ahorita están fuera del radar de las autoridades educativas, pero a los que urge ir abordando antes de que arda Troya.

APUNTE.- Como tamaulipecos siempre nos complacerá que hablen bien a nivel nacional de aquellos que radican o laboran en nuestro estado, sin importar si vienen de otros lares por un tiempo o viven aquí­ pero nacieron allá o acullá.

Es la misma satisfacción que nos dio a muchos que en transmisión nacional el subsecretario federal de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramí­rez, expresara sus respetos y admiración por la secretaria de Salud estatal Gloria Molina Gamboa, que nació en Chiapas pero ahorita mismo está comprometida con la salud de los tamaulipecos.

Es bueno que en todo el paí­s y allende las fronteras se sepa que en Tamaulipas no se responsabilizó del delicado tema de la salud a alguien improvisado, que se rectificó a tiempo y que se privilegiaron las capacidades por encima de los compromisos polí­ticos, algo que todaví­a se valora más en estos momentos de pandemia.

Sin embargo yo, humildemente, y tal vez algunos de los que me leen podrán o no coincidir, le pedirí­a a la doctora Molina Gamboa, a quien ya hace varios meses aquí­ mismo le reconocí­ su capacidad aunque tal vez nunca se lo hicieron saber, que vaya más lejos y que haga todo lo imposible para que ese reconocimiento provenga de los tamaulipecos.

Los que aquí­ nacimos queremos que en nuestra historia (Molina Gamboa) aparezca como quien, con su preparación profesional, nos salvó de que esta pandemia histórica se convirtiera en una tragedia, de que menos familias tengan que llorarle a su seres queridos porque sucumbieron ante el covid-19, pero también recordarla porque la infraestructura de salud subió de nivel, porque sacó lo mejor del personal médico y sobre todo porque es un buen ser humano.

¿Se podrá?

PENDIENTE.- El pleito en la Dirección de Tránsito Municipal amenaza con generar un ambiente de anarquí­a, que echarí­a por la borda las costosas evaluaciones de control y de confianza, alguien debe parar este exceso y las más indicadas son las autoridades estatales. Ojalá sea pronto y no hasta que aparezca el niño ahogado… o atropellado.

Aquí­ los veo, leo y escucho: [email protected] @josdelcarmenpr @Precisando_

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here