Gratitud, vale: Héctor Garza  

3618

Uno.- Este fin de semana, el tamaulipeco mejor posicionado en el Gobierno de la Cuarta Transformación, la 4T, y Oficial Mayor de Educación en el paí­s, Héctor Garza González, apadrinó en la Capital del Estado, a la generación 2016 – 2019 del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios, CBTIS  24.

Acompañado de funcionarios de los diversos ordenes gubernamentales, Garza González llamó a los alumnos a no olvidar sus raí­ces, su origen, a reconocer el esfuerzo que significó para sus padres y para ellos llegar a este momento.

En su intervención al micrófono, destacó la importancia de la gratitud como un valor fundamental, calificándola como “la columna vertebral de la vida”, por lo que exhortó a los graduados a tener siempre presente a los maestros y directores que los formaron y sembraron en ellos, la semilla del conocimiento con el que enfrentaran el presente y futuro.

“Ustedes son la imagen viva del México que queremos, jóvenes entregados, comprometidos con su comunidad, con sus maestros y con su familia, que privilegian la cultura del esfuerzo, para los que llegar a este momento no fue nada fácil, estamos muy orgullosos, felicidades”, afirmó.

La directora del plantel CBTIS 24, Martha Limas Sánchez  recibió un cálido aplauso por parte de padres de familia, alumnos graduados, maestros y autoridades. Ella esta ciera que “dirigir los destinos de esta institución educativa representa un gran compromiso y responsabilidad, dado que el CBTIS 24 ha brindado a la sociedad un promedio aproximado de 32,000 bachilleres técnicos en sus diferentes carreras, a lo largo de más de cincuenta años, mismos que se han encargado de poner muy en alto el prestigio del CBTIS 24, como técnicos o profesionistas de éxito a lo largo y ancho de la República Mexicana y en el extranjero.

“Hablar del CBTis 24, es hablar de una Institución Educativa de éxito en el aspecto académico, cultural y deportivo; lo cual sigue generando una excelente aceptación entre la sociedad de la zona centro del estado. A través del tiempo ha cambiado la oferta educativa de nuestra Institución, para adaptarla a las necesidades de la región”, refiere Limas Sánchez”.

La generación llevó el nombre del reynosense, único tamaulipeco en el gabinete ampliado del Presidente  Andrés Manuel López. La labor altruista de Garza González ha sido reconocida por estudiantes, maestros y organismos sindicales a nivel nacional.

Dos.- Este domingo no fue fácil para una buena parte de la población victorense. Se presentó una crisis de carencia de agua en la red de Comapa en un dí­a en que el termómetro llegó a 40 grados.

El agua, junto con el oxí­geno, la energí­a solar y nuestra tierra son elementos vitales para la vida humana. Es bajo estos elementos vitales que el ser humanos ha desarrollado su agricultura, su ganaderí­a, su ciencia, su cultura su vida.

En su origen las civilizaciones, las ciudades se han fundado a la orilla de fuentes de abastecimiento de agua dulce como son rí­os, lagos y lagunas. Así­ lo hicieron lo mismo los egipcios junto al Rio Nilo, que los aztecas que fundaron la Gran Tenochtitlan en las inmediaciones del Lago de Texcoco, al cual incluso le fueron ganando terreno. Y es  que la historia nos dice que los aztecas fueron unos extraordinarios ingenieros hidráulicos y civiles.

Los egipcios y los aztecas buscaron estar cerca del agua, porque en el agua se desarrolla la vida.

Pero no vayamos nosotros muy lejos… nuestros cronista, el maestro coahuilense Francisco Ramos Aguirre lo ha dejado claro: “José de Escandón, Conde de Sierra Gorda, fundó la  Villa de Santa Marí­a de Aguayo (hoy Ciudad Victoria) el 6 de octubre de 1750 a orillas del Rio San Marcos en un área donde están ahora las instalaciones de la Ex Escuela Normal Rural de Tamatán. Eran 24 familias, aproximadamente 90 personas, que se abastecí­an de agua para sus necesidades directamente del San Marcos”.

“A los muy pocos meses, unos tres, abandonan ese  lugar y se trasladan al área donde se ubica hoy la Plaza Hidalgo y siguen tomando el agua del San Marcos y de norias que se empiezan a construir”.

Nos platican nuestros historiadores que : “El caserí­o crece en población y para garantizar agua en sus hogares y el riego de sus huertas donde habí­a árboles frutales de mango, naranja, anonas, paguas e higueras ocurre que personas que entonces se denominaban “inteligentes en sacas de agua” y que hoy serí­an nuestros ingenieros civiles proyectan y dirigen la construcción de una acequia por el trazo del Callejón 17, hoy avenida Francisco I. Madero”. Eso afirman nuestros cronistas.

En suma el agua, la existencia del agua y de sus fuentes de abastecimiento va muy unida a la existencia, al desarrollo de nuestra querida Ciudad Victoria. NOS VEMOS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí