Otra vez, Cabeza de Vaca…

0
4307

No hay duda de que los embates presupuestales que ha sufrido el Gobierno de Tamaulipas y los ciudadanos de esta entidad a través de los programas PROSPERA y estancias infantiles, tienen que ser resueltos por los mismos tamaulipecos y sus autoridades, porque es cierto, sólo a quienes nacimos y vivimos en esta entidad nos interesa el desarrollo económico, social y polí­tico del Estado, pero sobre todo, el bienestar de nuestras familias.

Nadie más va querer a este tierra, más que los mismos tamaulipecos, por eso es que hay que reconocer el trabajo y el esfuerzo que hacen las autoridades ante la serie de recortes presupuestales que aplica el gobernó federal, que para inicio de este mes de abril, deja sin empleo a 328 trabajadores del programa PROSPERA en Tamaulipas y sin  atención médica a poco más de cien mil Tamaulipecos.

La secretaria de Salud en la entidad Gloria Molina Gamboa, ha dicho que no hay capacidad para contratar de un solo golpe a los 328 trabajadores que se encuentran bajo este componente de salud y que mantenerlos en actividad costarí­a al estado poco más de 47 millones de pesos al año.

La cancelación de este programa por parte del Gobierno federal, de Andrés Manuel López Obrador, deja sin trabajo a médicos, odontólogos, psicólogos, enfermeras, administrativos y promotores de Salud, de los cuales el Gobierno estatal pretende contratar a través de la Secretaria de Salud a por lo menos 40 de ellos para cubrir algunas vacantes y en su caso ir contratando ese mismo personal para resolver algunas necesidades que se tienen en el área médica, pero sobre todo garantizar la economí­a y sustento de las familias de los trabajadores PROSPERA.

Hay que reconocer el esfuerzo que hace el gobierno estatal de ir incorporando a los trabajadores a la plantilla del Gobierno estatal, también reconocer la disposición y el trabajo que hace la titular del área Molina Gamboa, para reacomodar el personal y optimizar el recurso para apoyar a los empleados que se quedaran sin chamba por culpa del Gobierno federal.

Hay que ver que la cancelación de este tipo de programas afectará también a los beneficiarios de PROSPERA que acuden a los centros de salud por lo que de la misma manera tendrá algunas repercusiones en las 105 unidades médicas del estado.

Y otra vez Cabeza de Vaca, actúa para resolver la problemática que causa el gobierno federal en la entidad e insisto sólo a los tamaulipecos nos interesa resolver los problemas por los que atravesamos y garantizar el desarrollo de esta tierra y el bienestar de nuestra familias.

No hay que olvidar que ya el gobierno estatal habí­a entrado en rescate y apoyo de las 280 estancias infantiles que se ubican en Tamaulipas cuyo objetivo es apoyar a las madres trabajadoras, en donde el gobierno estatal anuncio que compensara la reducción de recursos que aplico el gobierno federal y destinará apoyos con recursos estatales a este tipo de instancias infantiles, que atienden a poco más de 9 mil niños en el Estado.

De las 280 estancias infantiles 35 de ellas han cerrados sus puertas a las madres trabajadoras y han abandonado a su suerte a madres y sus niños, aunque ahí­ para la operatividad de las instancias infantiles se requieren recursos por el orden de los 8 millones 428 mil 300, pesos que el gobierno estatal está buscando la forma de resolverlos.

En este caso hay algunos amparos que los responsables de este tipo de estancias, han interpuesto ante lo que consideran una arbitrariedad de la autoridad federal.

Los esfuerzos extraordinarios que realiza el Gobierno estatal debe ser reconocido por los mismos tamaulipecos y a pesar de esos embates económicos que asesta el Gobierno Federal a Tamaulipas el Gobernador del estado Francisco Garcí­a Cabeza de Vaca, aplicó a través de la secretaria de salud, el aumento de sueldo que anunció para los trabajadores de contrato que laboran en la secretaria de salud.

Insisto nadie más que a los mismos tamaulipecos nos interesa que las cosas marchen bien y más cuando a pesar de los pesares eroga 77.6 millones de pesos para beneficiar a los trabajadores de salud a quienes se les aplico el aumento de un 45 hasta un 90 por ciento dependiendo de su código y retroactivo al primero de enero y eso, ben vale reconocer a la autoridad de Salud y al mismo gobernador del estado, por cierto bien vale hacer el apunte antes de cerrar este apunte, Gloria Garza Jiménez, Sub secretaria de Legalidad y Asuntos Gubernamentales, es de las pocas personas y funcionarios que ante cualquier comentario adverso a la administración estatal y el primer mandatario, lo defiende con argumentos y habla bien de él, una y otra vez, también.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here