Oseguera: en clave cardenista, rumbo a la gubernatura

La nota se ha leído 4174 veces

La llegada  de Adrián Oseguera al ayuntamiento de Madero, no es un episodio político más. Se trata de un cambio estructural en el sur tamaulipeco, ligado a las mejores tradiciones sociales  de la lucha cardenista, en la cual se reconoce como legítimo heredero, el actual Presidente de la República, Andrés  Manuel López  Obrador.

En este contexto, la cercanía y las coincidencias entre el  Presidente López Obrador y el alcalde  maderense, no son producto de la casualidad. Entre ellos hay una alianza histórica, más allá de la coyuntura.

A lo anterior, le agregamos que desde la campaña, y especialmente de aquel mitin gigantesco en la playa de Miramar, AMLO, le ha dado todo su apoyo a Oseguera Kernión. La suma de todos estos factores históricos, nacionales y regionales, incrementan las posibilidades de que  Oseguera Kernión, se convierta en el próximo gobernador.

Desde entonces  han arribado a la urbe turística y petrolera, lo mismo Secretarios de Estado, que el gobernador veracruzano; ha realizado su primer sesión, la comisión de Turismo del Congreso federal. El poder de gestión del  cabildo morenista, es uno de los más eficaces en el estado. 

Pero además hay un tema de fondo:

El Municipio de Madero y su actual liderazgo, mantienen una linea ideológica vinculada con el parteaguas histórico del pasado cardenista y su lucha nacionalista a favor del petroleo.

De los personajes obradoristas mejor posicionados  en Tamaulipas, el único que   está vinculado históricamente a esta época presidida por el gobierno del General  Lázaro Cárdenas del Río,  es el actual alcalde maderense Adrián  Oseguera Kernión.

Su abuelo Abel Oseguera Alvarez fue un importante cuadro político que, protagonizó  importantes episodios  de la nacionalización petrolera, en el sexenio del General Lázaro Cárdenas.

En su momento, el sur de  la entidad, fue escenario de la lucha por rescatar, nuestra principal riqueza nacional, tal y como ahora lo hace AMLO, cerrándole el paso a los delincuentes de cuello blanco de PEMEX, y a las bandas del huachicol.

Es necesario aclarar que el cardenismo como corriente  política  en el México  de los años treintas, surge como una clara definición del Estado mexicano, hasta entonces secuestrado por los intereses reduccionistas de un maximato callista, caduco y ambicioso. El Estado cardenista, surgió ante  la necesidad de renovar el liderazgo de las nacientes instituciones  emanadas de la revolución.

Hoy, el cabildo de Oseguera en el litoral  del sur, parece responder también a las exigencias  del actual debate tamaulipeco,  donde prevalecen las demandas ciudadanas de un cambio real, y sin simulaciones. Ante un neoliberalismo agotado, con su lastre de inseguridad, corrupción y  desempleo que nos agobian.

En la actualidad, la administración  de Oseguera Kernión, se está  encargando sobre la praxis, de recoger ese legado de compromiso social y de congruencia entre el discurso y los hechos.  Su arribo al poder municipal, ha traído consigo, la activación de los servicios y las obras públicas. Empezando por el tema de la limpieza pública, el alumbrado   la pavimentación, las becas estudiantiles y el transporte escolar gratuito entre otros.

Desde su inicio en octubre del año pasado, Adrián  se  ha dado a la  tarea,  de poner  de pie a su municipio, luego de que  las anteriores administraciones, cayeron en la parálisis propia  de un neoliberalismo corrupto y depredador.

O sea la llegada  de Oseguera, al palacio municipal maderense, no es un trienio más.

Se le ve, más bien, como un bastión neo cardenista  del siglo XXI, cuya tarea, según lo que se observa, apunta más allá  de la linea limítrofe  del ayuntamiento, y se coloca como un proyecto ideológico y político,  que irrumpe en todo  Tamaulipas.

El alcalde  Adrián Oseguera,  ya es reconocido  en las principales ciudades  de Tamaulipas, como  un fuerte prospecto a  la gubernatura. Lo puede hacer, pues tiene cualidades políticas, y gobierna un municipio de características especiales.

Hablamos de un lugar que reúne, lo que pocas ciudades tienen en el país:  esto es  contar con el impulso de los dos motores más poderosos del  desarrollo nacional: petroleo y turismo; turismo y petroleo.

   

Deja un comentario