La endometriosis, un problema frecuente en las mujeres

2491

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la endometriosis afecta a alrededor del 10% (190 millones) de las mujeres y las adolescentes en la edad reproductiva a nivel mundial. Es una enfermedad crónica que, dependiendo de su severidad, puede tener un impacto importante en la vida de la persona afectada. Aquí aprenderás acerca de qué es, cuáles son sus síntomas, sus causas, cómo se diagnostica, cómo se trata y las consecuencias de tener endometriosis.

Marzo es el Mes Nacional de Concientización sobre la Endometriosis. Aunque es una condición médica común, frecuentemente sólo las mujeres que la padecen saben acerca de ella. Puede afectar a las mujeres de todas las razas, independientemente de su nivel socioeconómico o su ocupación.

¿Qué es la endometriosis?

Su nombre viene de “endometrium” que es el tejido que recubre el interior del útero o matriz. La enfermedad se refiere a tener tejido similar al endometrio (que sólo se debería encontrar recubriendo el interior de la matriz) fuera de la matriz, lo que causa dolor y/o esterilidad. Generalmente el tejido se encuentra en los ovarios, en los tubos de Falopio y en los tejidos que recubren la pelvis. Rara vez, el tejido endometrial se encuentra en otros lugares. 

Este tejido actúa durante el periodo menstrual, engrosándose, desprendiéndose y sangrando. Si se encuentra en algún lugar que no es la matriz, no tiene cómo salir. En los ovarios puede formar quistes llamados endometriomas. En otros lugares puede irritar los tejidos, formando cicatrices y adherencias (bandas de tejido fibroso) que pueden hacer que los órganos de la pelvis se peguen uno al otro. El 82% de las mujeres con dolor pélvico padecen endometriosis, y se encuentra en el 21% de las mujeres que se someten a estudios para infertilidad.

¿ Cuál es la causa de la endometriosis?

Se desconoce con seguridad la causa de la endometriosis. Existen varias teorías. Entre ellas:

  • Que es causada por el reflujo retrógrado del tejido menstrual de los tubos de Falopio durante el periodo menstrual. O sea, como una menstruación inversa. Esta es la teoría más favorecida.
  • Que es causada porque el tejido endometrial podría viajar e implantarse ya sea a través de los vasos sanguíneos o los linfáticos, como se diseminan las células cancerosas.
  • Que los restos de Müller en la región recto-vaginal se diferencian en tejido endometrial.
  • Que se pueden trasplantar algunas células en la pared del abdomen, por ejemplo, después de una histerectomía o cesárea.
  • Que puede haber una predisposición genética (hereditaria) para desarrollar la enfermedad
  • Que la dioxina, una de las sustancias químicas más tóxicas que existen, la puede causar, así como quizá algunos pesticidas y el dietilestilbestrol (DES).

El riesgo de desarrollar endometriosis aumenta con mayor exposición al material endometrial, por lo que el tener periodos más cortos disminuye el riesgo, pero los sangrados más prolongados (más de 7 días) lo aumenta, y tener ciclos más cortos (de menos de 27 días), lo aumenta también. Iniciar los períodos menstruales a una edad más temprana, o entrar a la menopausia a una edad más avanzada, aumenta el riesgo. El antecedente familiar de endometriosis (en madre, tía o hermana) aumenta el riesgo de padecerla, así como el nunca haber tenido un embarazo. 

Por el otro lado, el tomar pastillas anticonceptivas disminuye el riesgo de desarrollarla, así como el limitar el consumo de bebidas alcohólicas y/o con cafeína a una al día, ya que tanto el exceso de alcohol como de cafeína aumentan el nivel de estrógeno en la sangre.

¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

Los síntomas son diferentes para cada mujer, no necesariamente se presentan todos y varían en intensidad. Pueden incluir:

  • Dismenorrea, dolor durante la menstruación en el abdomen y/o la parte baja de la espalda. La severidad del dolor no se correlaciona con la severidad de la endometriosis.
  • Dispareunia, dolor durante o después de las relaciones sexuales.
  • Flujo menstrual abundante o sangrado entre los periodos menstruales.
  • Esterilidad.
  • Dolor al orinar durante la menstruación.
  • Otros problemas como diarrea, estreñimiento, cansancio, distensión abdominal y/o náuseas. Especialmente durante los periodos menstruales.

La endometriosis puede asociarse con el cáncer del ovario, con algunas enfermedades autoinmunes, con enfermedades del corazón y con enfermedades alérgicas.

¿Cómo se diagnostica la endometriosis?

El diagnóstico se sospecha con la historia clínica y el examen físico, pero sólo se puede confirmar cuando se realiza una laparoscopía, se hace una biopsia del tejido sospechoso y se confirma el diagnóstico cuando se examina el tejido bajo un microscopio. Una laparoscopía es in procedimiento quirúrgico en el que se introduce un laparoscopio (un tubo delgado con una cámara al final) en el abdomen a través de una cortada pequeña. Idealmente requiere que lo realice un especialista con experiencia, ya que la apariencia de la enfermedad varía y se podrían pasar por alto lesiones menos obvias.

¿Cuáles son los tratamientos para la endometriosis?

Actualmente no existe una curación para la endometriosis, pero si existen diferentes tratamientos para controlar los síntomas y la infertilidad.

Entre los tratamientos para los síntomas existen:

  • Tratamientos médicos, que incluyen las terapias para el dolor y los tratamientos hormonales.
    • Entre los tratamientos con analgésicos (para el dolor) generalmente se utilizan los medicamentos antiinflamatorios no esteroides o el acetaminofeno.
    • Entre los tratamientos hormonales, la lista es muy amplia, se pueden administrar como píldora, en forma de inyección o de atomizador nasal. Estos tratamientos impiden que los ovarios produzcan hormonas, incluyendo el estrógeno, y por lo general impiden la ovulación. Esto puede ayudar a retardar el crecimiento y la actividad local tanto del endometrio como de las lesiones endometriales. El tratamiento también evita que crezcan nuevas áreas y cicatrices (adherencias), pero no hace que las adherencias que ya existen desaparezcan.Entre las hormonas que él o la especialista podría recetar se encuentran: las píldoras anticonceptivas orales, los agentes androgénicos (como el danazol [Danocrine]), los progestágenos (como el acetato de medroxiprogesterona [Provera]), los análogos de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRHas; como: leuprolida [Lupron], goserelina [Zoladex], triptorelina [Trelstar Depot], nafarelina [Synarel]) y los antiprogestágenos (como la gestrinona)
  • Tratamientos quirúrgicos. En casos de dolor severo el médico podría sugerir cirugía para remover los parches de endometriosis. Hay que considerar que la cirugía podría causar esterilidad y que la endometriosis podría regresar.Hay diferentes tipos de procedimientos: laparoscopía o laparotomía (una cirugía abierta, o sea se realiza una apertura en el abdomen) en donde sólo se remueven los depósitos de tejido endometrial anormal.Algunos médicos, además, hacen una neurectomía presacra, que corta los nervios conectados al útero, o una ablación del nervio uterino (LUNA, por sus siglas en inglés), que corta los nervios en los ligamentos que sujetan el útero durante la laparoscopía o la laparotomía. El cortar los nervios no parece ayudar a controlar el dolor y actualmente no está incluido en las recomendaciones del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG).En algunos casos se utiliza terapia hormonal antes o después de la cirugía para disminuir el dolor y/o continuar el tratamiento. La evidencia apoya el uso de un DIU que contenga progesterona después de la cirugía para reducir el dolor. El único DIU aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) para tratar el dolor postoperatorio es Mirena.
  • Tratamientos para la esterilidad. En la mayoría de los casos se recomienda una laparoscopía para remover los parches de endometrio en las mujeres con casos ligeros de endometriosis. El porcentaje de éxito se desconoce. Si no se logra un embarazo, se recomienda fertilización in vitro. Desgraciadamente, no todas las mujeres con endometriosis logran embarazarse. 
  • Tratamientos complementarios. Algunas mujeres reportan mejoría con el uso de terapias complementarias como la acupuntura, o la terapia quiropráctica. 

Para algunas mujeres, la endometriosis mejora con la llegada de la menopausia, al suspenderse los periodos menstruales cuando el cuerpo disminuye la producción de estrógeno (siempre que no usen hormonas de reemplazo). 

Desde luego que la investigación para encontrar la curación de la endometriosis continúa. Si crees que podrías tener endometriosis consulta a un especialista, de preferencia, a un ginecólogo con experiencia en endometriosis.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí