Fin al bloqueo a Cuba

0
632

Desde que se conoció la invitación del presidente Andrés Manuel López Obrador al presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez a la celebración del 211 aniversario de la Independencia de México se previa que esta celebración sería completamente diferente a otras, sobre todo cuando se confirmó que el mandatario cubano participaría en la ceremonia oficial antes de iniciar el tradicional desfile militar en el zócalo de la Ciudad de México.

          Esta decisión del tabasqueño ha generado diversas reacciones a lo largo y ancho del mundo, ya que analistas políticos de otros países coincidieron en señalar que busca liderear un movimiento de países socialistas en América Latina, cuya estrategia se plasmará este fin de semana cuando México sea sede de la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) mañana sábado en la Ciudad de México.

          Incluso, estos analistas políticos señalaron que en la Cumbre del CELAC en México se buscará eliminar a la Organización de Estados Americanos (OEA) o por lo menos destituir al actual secretario general Luis Almagro Lemes, quien no ha tomado en cuenta las diversas “sugerencias” del canciller mexicano Marcelo Ebrard Casaubón ante los conflictos sociales y políticos de Latinoamérica.

          No debemos olvidar que López Obrador impulsa la nominación de María Fernanda Espinosa García, excanciller de Ecuador a la secretaría general de la OEA, como se pudo constatar cuando el tabasqueño asumió la presidencia del CELAC en una ceremonia celebrada el 7 de enero en Palacio Nacional.

          Y en aras de la VI Cumbre de la CELAC se invitó a presidentes y primeros ministros a la celebración del 211 aniversario de la Independencia de México, lo cual no tendría nada de raro, sin embargo, la distinción que le otorgó López Obrador a Díaz-Canel Bermúdez va más allá de la tradicional diplomacia mexicana, como muchos analistas políticos de nuestro país coincidieron en señalar.

          Algunos creen que el tabasqueño busca ocupar el lugar que alguna vez tuvo el expresidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías (QEPD) cuando a base de entregar petróleo barato y apoyar económicamente a varios mandatarios latinoamericanos encabezó el llamado Movimiento Bolivariano, mientras que otros temen la reacción del presidente Joe Biden y auguran que pronto dará “un manotazo en la mesa”.

          Y más cuando la administración de López Obrador ha privilegiado la inversión de China en proyectos de infraestructura en nuestro país, así como los cambios legales en materia de energética, entre otras violaciones a los acuerdos del Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

          Las críticas por parte de la oposición por la intervención del mandatario cubano en la ceremonia oficial de la celebración del 211 aniversario de la Independencia de México surgieron de inmediato, entre las que se encuentra la que expresó el senador Damián Zepeda Vidales del PAN, quien calificó de aberrante que López Obrador le permitiera usar la tribuna en una fecha tan especial para el pueblo de México.

          Pero lo que más se criticó fue cuando López Obrador pidió, con todo respeto al presidente Biden, que ponga fin al bloqueo que sufre Cuba en lugar de solicitar la transferencia de nuevas tecnologías para impulsar la recuperación económica y la generación de empleos en nuestro país, entre otros apoyos que en verdad se requieren para el beneficio y el bienestar de la sociedad mexicana.

          El embajador de Estados Unidos en México, Ken Lee Salazar, escuchó la solicitud de López Obrador porque se encontraba en las gradas que se instalaron a las afueras de Palacio Nacional, pero no se conoce hasta el momento la opinión de él ante esta situación embarazosa provocada por el protagonismo del tabasqueño.

          Por otra parte, pero sin dejar el tema de la celebración de las fiestas patrias, resulta que las tradicionales arengas que dan embajadores y cónsules de México en otros países, entre las que se encuentra la que hizo la cónsul de México en Estambul, Turquía, Isabel Arvide Limón, causó una fuerte controversia porque incluyo el nombre de López Obrador entre los héroes que nos dieron patria, sin embargo, este acto servil no quedó impune porque una mujer que se encontraba entre los invitados de inmediato la criticó abiertamente.

          En los videos que se pudieron observar de la ceremonia del “Grito de Independencia de México” en Estambul, Turquía, se pudo apreciar el reclamo que le hizo la señora a la cónsul Arvide Limón, señalando que respetaba a López Obrador por ser presidente, pero no estaba bien que lo compare con Hidalgo, Morelos, Guerrero, entre otros héroes.

          La osadía de la señora Arvide Limón también recibió duros reclamos por otros participantes en la celebración en Estambul, Turquía, incluso se pudieron escuchar varios chiflidos en contra de la representante mexicana.

          En otro tema, los diputados federales del PAN, Gerardo Peña Flores y Mariela López Sosa, convocaron ayer a una conferencia de prensa para denunciar el recorte de 500 millones de pesos al presupuesto de Tamaulipas en el 2022, por lo que solicitaron a sus homólogos unir esfuerzos para defender los recursos federales que requiere nuestra entidad.

          Peña Flores señaló que sin importar las siglas partidistas de cada uno de los 12 diputados federales se deben unir para defender el presupuesto del 2022 para Tamaulipas, sobre todo cuando existen proyectos importantes en marcha y que requieren de los recursos públicos que otorga la Federación.

          El también coordinador de los 5 diputados federales del PAN no dejó pasar la oportunidad para señalar que “estaba destapado y no tenía frío”, en referencia que el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, lo incluyó entre los panistas que podrían obtener la nominación a la gubernatura para la contienda electoral del próximo 5 de junio del 2022.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here