Frena

La nota se ha leído 898 veces

Entre los mexicanos de a pie y quizá algunos de bicicleta o caballo, ha causado
expectación -en algunos casos controversia- enterarnos de los hechos sucedidos en la
Capital del País que, otra vez, aparece el ring político a favor y en contra no de la persona,
pero sí de la forma de gobernar del originario de Macuspana, Tabasco, el presidente
Manuel López.

El título de hoy son las siglas del Frente Nacional Anti AMLO, aquella agrupación
que desde hace unos meses organiza marchas en automóviles, de mexicanos que exigen la
renuncia al cargo de Presidente de la República de Andrés López.

En Tamaulipas son varias las ciudades que han participado en estos ‘gallos’ contra el
presidente López y según los reportes periodísticos en cada ciudad fue diferente el número
de participantes, aunque a su paso hubo simpatizantes que les aplaudieron ‘de lejecitos’, y
en muy pocos casos les agredieron de alguna forma, particularmente gritos anónimos.
El destino de las caravanas automovilísticas fueron las calles principales citadinas,
aunque el objetivo principal siempre fueron los edificios de gobierno, ya municipal o
estatal, no hubo reportes de edificios federales y menos de ataques o pintas en alguno de
ellos.

FRENAA había convocado el sábado 19, a una marcha a pie de sus simpatizantes que
insisten en la renuncia del presidente constitucional, a quien acusan de dividir a la
población, de mal gobernar a los mexicanos, de mal enfrentar a la Pandemia del COVID-
19, de permitir la llegada masiva de extranjeros e incorporarlos a las diversas policías
nacionales, etc., etc. ¿Verdades o mentiras?… ahí están las consignas.

La marcha de los inconformes fue detenida por fuerzas policiacas, frente al Palacio
Nacional de Bellas Artes y con el argumento de “cumplir órdenes superiores” les
impidieron seguir su paso rumbo a la Plaza de la Constitución, lo que originó el “plantón”
de FRENAA.

Más tarde las autoridades capitalinas explicaron que no podían dejar pasar esta
caravana porque en la plancha del Zócalo había otros grupos que podían agredirlos, por lo
que prefirieron detenerlos, ocasionando que poco a poco el contingente agrandó de tal
forma que se extendieron hasta el Paseo de la Reforma, ocasionando el cierre a la
circulación automovilista en importantes avenidas.

Desde el mismo sábado los manifestantes colocaron tiendas de campaña desde el
lugar que fueron detenidos, aunque hay reportes de que algunas casas de campaña fueron
decomisadas por gente uniformada, mas tarde el reporte oficial dijo que se sorprendió a un
indigente recogiéndolas, aunque hay videos que muestran otra versión.

Algunos reportes periodísticos aseguran que en el campamento hay unas 500 tiendas
de campaña, aunque ‘muchas de ellas están vacías’, hacia el mediodía del domingo 20,
llegaron más simpatizantes de FRENAA en sus autos que con sus bocinas anunciaron su
adhesión al campamento.

Uno de los problemas fue la lluvia nocturna, lo que obligó a que algunos buscaran
refugio fuera del campamento.

Mientras el presidente de la República, desde los micrófonos de La Lagañera, invitó a
los miembros de FRENAA para que “…aguanten en su propósito, manifiéstense… pero
que no se vallan a dormir a los hoteles cercanos”

Analistas de la política interna del país, aseguraron que FRENAA imita el plantón de
protesta que durante tres meses los seguidores de AMLO, hicieron por el real o supuesto
robo de votos que dio como resultado que el michoacano Felipe Calderón Hinojosa, llegara
a la presidencia (2006-2012). Solo que el gobierno de la CDMX en ése entonces estaba en
poder de los seguidores del tabasqueño y esta vez, los antiamlos tienen en contra al
gobierno capitalino, quizá por ello fueron detenidos.

Es de llamar la atención que el líder de FRENAA, Gilberto Lozano, la mañana del
lunes 21, en Noticias del Grupo Fórmula con el periodista Ciro Gómez Leyva, anunció que
tiene recursos financiados para tres meses en el plantón.

Según datos de Twitter, Sin Embargo, Milenio y el Grupo Editorial Nación 321, el
ahora líder de FRENAA, Gilberto Lozano, es un empresario de Monterrey, con estudios en
el Tecnológico de esta ciudad, con bachillerato en una preparatoria de la Universidad
Autónoma de Nuevo León.

Lozano es fundador del Congreso Nacional Ciudadano, con maestría en
Administración por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey
(ITESM), se desempeña como catedrático de postgrado y durante dieciséis años fue
ejecutivo del Grupo ALFA.

Datos biográficos de las mismas fuentes dicen que Gilberto Lozano trabajó para la
empresa mexicana FEMSA, y de 1999 a 2000 fue presidente del Club de Futbol Monterrey.
En su momento hizo lo propio contra el de Atlacomulco, Enrique Peña Nieto (2012-2018),
y acusó ante PGR y La Haya por corrupción y crímenes de lesa humanidad.

Deja un comentario