Vandalismo en Derechos Humanos

La nota se ha leído 881 veces

La semana pasada una potosina, madre de familia, inició un solitario movimiento
en la sede de la comisión Nacional de los Derechos Humanos, la ubicada en las calles
de República de Cuba No. 60 del Centro Histórico de la CDMX.
La joven madre denunció ante la prensa que se ataba a la silla de una de las
oficinas, porque solicitó audiencia con Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de
Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, pero… no le hicieron caso y
decidió su protesta hacerla pública, lo que la llamó la atención de cámaras y micrófonos.
La madre afectada, con residencia en Río Verde SLP, diabética, había hecho la
denuncia penal en contra de dos maestras de preescolar en un plantel privado,
acusándolas de haber violado a su pequeña, pero… como es costumbre, la fiscalía no
convenció al juez de la causa y con errores en la integración del expediente, el
impartidor de justicia, dejó en libertad a las acusadas y peor… el colegio las reubicó.
La difusión del hecho y falta de experiencia en este tipo de casos, hizo crecer la
protesta permitiendo el acceso sin control al edificio, de varias organizaciones y algunos
empezaron a saquear las oficinas de la CNDH, que por cierto, aseguraron solo tiene
funciones de recepción de quejas… pero… el saqueo permitió encontrar y exhibir lo
increíble.
Entre sorpresas y enojos, se localizaron paquetes con Cortes Finos de carne de res,
quesos gourmet, latas de finos productos marinos, así como paquetes de otros alimentos,
de esos que se sirven en restaurantes de súper lujo, según se publicó en redes sociales.
Por desgracia, hasta el cierre de esta columna, Rosario Piedra Ibarra, presidenta de
la CNDH, no ha hecho aparición en ese escenario. Además por la falta de un liderazgo
entre los manifestantes, no solo han saqueado los refrigeradores, sino que han
violentado escritorios y dañado dos cuadros de héroes nacionales.
La oficina de prensa de la CNDH en su afán de justificar la existencia de los
alimentos aseguró que, según el testimonio de las cocineras de la comisión, esa comida
es para todos los trabajadores y se sirven hasta 50 platillos diariamente. Desde luego
que si esto fuera de verdad ¡Qué mal la pasan los empleados de la Comisión!
Como es lógico, esta mañana en La Lagañera, el presidente  Manuel
López, calificó como vandalismo la protesta de madres de víctimas de violencia, que
tienen tomada la sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).
“Respeto todas las manifestaciones pero no estoy de acuerdo en la violencia, en el
vandalismo, no estoy de acuerdo con lo que hicieron a la fotografía de Francisco I.
Madero… apóstol de la democracia, que dio su vida por luchar contra la dictadura
porfirista.”
Y es que en las cámaras de seguridad aparecen varios sujetos con el rostro
cubierto, pintarrajeando con aerosol, cuadros de personajes de la revolución y de la
independencia del país.
López Obrador dijo en su escenario mediático “Entiendo que hay mucho dolor en
las víctimas de violencia, tienen derecho de manifestarse pero no creo que sea lo más
adecuado, o sea la violencia no es el camino y ojalá se proteste de otra forma”.
El presidente mexicano resaltó que la presidenta de la CNDH, Rosario Ibarra
Piedra, es también una luchadora social y no una conservadora ni otra más de los
“simuladores” a favor del régimen autoritario, por lo que recomendó dialogar con ella.
Sin embargo nadie de los periodistas a modo, invitados a esta diaria escena,
preguntó al Ejecutivo Federal sobre el paradero de la titular de la CNDH o del mismo

Alejandro Encinas, de la SEGOB, nadie cuestionó sobre la atención que solicitaba la
señora de Río Verde.
“Da a qué pensar esas actitudes, o sea ofrezco disculpa por lo que estoy diciendo,
y siempre digo lo que pienso. Y claro que no me gustó, cómo me va a gustar ver a
Madero ultrajado”.
La afligida madre de SLP, desde la llegada de la prensa para verificar lo que los
colectivos feministas y familiares de otras víctimas que se estaban sumando a la lucha
en común y estaban exhibiendo en la calle, se deslindó de estas acciones.
Hubo voces en la televisión que manejaron la aparición de Grupos Anarquistas en
este conflicto y no faltó quien asegurara que el mismo gobierno los había mandado para
“reventar la lucha legítima”.
En el último minuto, ya hay voces que exigen la renuncia inminente de rosario
Piedra Ibarra como titular de la CNDH. Anticipo que no lo van a lograr, está el caso de
la sonorense Ana Gabriela Guevara, hasta la fecha sigue como titular de la CONADE
Al margen: ¿Que tanto habrá de cierto que el presidente López viajó el 4 de
septiembre a su tierra natal, porque el presidente municipal y su cabildo, renunciaron en
masa debido a un desfalco de 200 millones de pesos? La responsable apunta a la síndico
de Hacienda, que es esposa de Ramiro López Obrador, Subsecretario de gobierno de
Tabasco.

Deja un comentario