Se deshagaro, pero…

La nota se ha leído 1417 veces

os gobernadores aprovecharon la reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador para realizar una serie de denuncias, entre las que destaca el uso político del escándalo surgido por la confesión del exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, como estrategia ante las elecciones intermedias del 2021, pero no lograron concretar acuerdos que beneficien en forma directa a sus estados, como sería el compromiso de reformar el Pacto Federal Fiscal para que reciban más participaciones aquellas entidades federativas que logren recaudar más impuestos.

Las denuncias de los gobernadores no le cayeron nada bien a López Obrador, sobre todo la que hizo el mandatario queretano Francisco Domínguez Servién, quien aprovechó que la conferencia mañanera de ayer se realizó en su estado, para señalar de frente que: “las acusaciones de Lozoya Austin, son parte de una estrategia político contra mía y del PAN.

Y más cuando aseveró que: “No tengo nada que temer ni de que avergonzarme, ni mucho menos ocultar. Los dichos de Lozoya son una infamia, porque nadie puede comprar lo que ya tiene, desde que fui diputado federal apoyé la reforma energética de 2008, la seguí apoyando como senador”.

Conforme avanzaba el discurso del mandatario queretano, el rosto del presidente López Obrador iba cambiando y llegó el momento en que su expresión denotaba enojo e indignación, sobre todo cuando comentó que: “por convicción votó a favor de la reforma energética porque iba a beneficiar al país”.

Incluso, reveló que tan convencido estaba luego de plantear 807 reservas y modificaciones, pero sobre todo cuando se logró eliminar el control que tenía en ese entonces el Consejo de Administración de Pemex, además de quitarle cinco asientos al sindicato petrolero.

Domínguez Servién destaco que fue amenazado tras quitar poder al Consejo de Administración, puesto que tenía el control para aprobar contratos, obras y proveedores, cuya gestión incomodó a la administración de Enrique Peña Nieto.

Luego de concluir la conferencia mañanera en Querétaro, el presidente López Obrador viajó a San Luis Potosí para asistir a la reunión organizada por la Convención Nacional de Gobernadores (Conago), que preside Juan Manuel Carreras López.

Antes de que llegara la comitiva de López Obrador, la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez-Cordero Dávila se reunió con los gobernadores, quienes aprovecharon para demandar recursos extraordinarios para atender las necesidades de la población por la crisis sanitaria del coronavirus, además de propone acciones que buscan la reactivación de la economía y la generación de empleos.

Ahí, el gobernador Francisco García de Vaca denunció que: “un aspirante a dirigir el partido oficial ha subido mensajes a las redes sociales que lo pretenden involucrar en actividades ilícitas, utilizando presuntas pruebas que han circulado en el internet desde hace más de cuatro años”.

“Lo digo con claridad: no voy a permitir que se construyan denuncias en la Fiscalía General de la República (FGR), cuyos propósitos son meramente electorales. A mi no me van a usar para aparecer en las encuestas de popularidad de los dirigentes de Morena”, afirmó el mandatario estatal en clara alusión de Alejandro Rojas Díaz Durán.

También aprovechó para reclamar que el Subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta Saucedo, se haya reunido con integrantes de la llamada Columna Cívica “General Pedro José Méndez”, ya que son grupos armados disfrazados de autodefensas para imponer sus intereses políticos y económicos.

García Cabeza de Vaca aseveró que: “Peralta Saucedo en lugar de abonar a la reconstrucción de la paz en el país, utilizar la mayor parte de su tiempo como personero para filtrar historias en los medios de comunicación”

Más claro no podría ser, pero si alguien le quedaba alguna duda de la hostilidad que hay, el mandatario tamaulipeco expresó: “el gobierno federal pide trato que no da, porque con una mano pide trato de estado, pero con la otra da bofetadas de partido”.

En temas más amables, resulta interesante que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), haya avalado el sistema informático que creo el Instituto Nacional Electoral (INE) para que los mexicanos residentes en el extranjero puedan ejercer su derecho al voto por internet.

El sistema informático debe de ser aprobado por el Consejo General del INE para poder ser utilizado en las elecciones locales 2020-2021 de Baja California Sur, Chihuahua, Ciudad de México, Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas.

En caso de comprobar la efectividad del voto por internet, no se puede descartar la posibilidad de que en el corto plazo se utilice la “urna electrónica”, cuya herramienta ya ha sido probada en varios procesos electorales, además de que agiliza la emisión del voto y el resultado se da en forma automática.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here