Coneval dice que es necesario adaptar microcréditos a necesidades de empresarios

0
1513

Identificaron diversas necesidades para invertir en bienes de capital que les permitirí­an incrementar su capacidad de producción y ventas

Cd. de México., 10 de Agosto del 2020. – Es importante el valorar la posibilidad de adaptar el crédito a las necesidades de los microempresarios, esto lo advierte el Consejo Nacional de Evaluación de la Polí­tica de Desarrollo Social(Coneval)  al dar a conocer su Evaluación de Diseño con Trabajo de Campo 2019-2020 del Programa de Microcrédito para el Bienestar.

No es necesario una adaptación uno a uno, sino de adecuar, por ejemplo, los créditos tipos de actividades y niveles dentro de cada actividad, precisó el Consejo.

Los microcréditos que se entregan de forma masificada bajo una sola metodologí­a y cantidad pueden llegar a ser una carga de deuda para quienes no generan los ingresos necesarios en su micronegocio para pagar, o tienen un menor efecto sin lograr una transformación sostenida de la actividad económica financiada, explica el Coneval en su evaluación.

Asimismo, entre los beneficiarios, se identificaron diversas necesidades para invertir en bienes de capital (maquinaria y equipo) que les permitirí­an incrementar su capacidad de producción y ventas. Este tipo de necesidades pueden ser especí­ficas de ciertos sectores de la economí­a que requieren de montos de crédito y plazos de pago diferentes a los que están establecidos en el programa.

El objetivo del Programa de Microcrédito para el Bienestar, esto consiste en que se fomente la consolidación de las actividades de las personas que inicien es decir en la modalidad mes 13 jóvenes Construyendo el Futuro o cuenten con la modalidad Consolidación con un micronegocio a través de apoyos mediante financiamiento, de apoyos mediante asesorí­as y capacitaciones.

Los tipos de apoyo otorgados por el programa son los siguientes en sus dos modalidades:

1. Financiamiento: entrega de forma individual bajo un esquema sin intereses que comprende cuatro ciclos de crédito: el primero, por 6 mil pesos; el segundo, por 10 mil pesos; el tercero, por 15 mil pesos y, el cuarto, por 20 mil pesos. Los créditos se deberán reembolsar después de un periodo de gracia de un mes, en un plazo máximo de 10 mensualidades cada uno.

2. Asesorí­a y capacitación: consiste en el otorgamiento de asesorí­a y capacitación a través de cursos presenciales o en lí­nea, una vez que hayan recibido el financiamiento inicial o subsecuente, sobre temas relacionados con educación financiera, así­ como sobre temas relacionados con el desarrollo de sus capacidades financieras y empresariales básicas.

En cuanto al presupuesto, el programa contó con 3 mil 33.23 millones de pesos aprobados en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2019, de los cuales se ejercieron 2 mil 139.22 millones. En el 2020, el programa tuvo una asignación presupuestal de 2 mil 500 millones de pesos.

Debe considerarse que otra fuente potencial de recursos son los reembolsos que realicen las personas beneficiarias como parte del pago de sus créditos. En 2019, el programa atendió a 349 mil 722 personas beneficiarias de las 32 entidades federativas.

En opinión del Coneval, es un acierto que el Programa de Microcréditos para el Bienestar atienda a un sector de la población microempresaria que enfrenta un medio adverso para el desarrollo de sus actividades productivas, y que también, a nivel personal, puede presentar un conjunto de carencias como educativas, de ingreso y laborales, entre otras, que dificultan su inclusión al sistema financiero y el acceso a los instrumentos de crédito tradicionales.

Respecto a los requisitos para incorporarse al programa en las distintas modalidades, resulta evidente que la diferencia del criterio de selección de tener o no un micronegocio en operación de alguna manera genera desigualdad en la determinación de las personas beneficiarias.

Por lo anterior, existe el riesgo de posibles reclamos por parte de las personas que están interesadas en iniciar un negocio y que, al no ser egresadas del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, no podrí­an ser beneficiarias del programa, advirtió el Coneval.

fuente: El Financiero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here