Pemex no quiere reportar sus inventarios, se ampara

0
1908

La Polí­tica de Almacenamiento Mí­nimo de Petrolí­feros que asienta obligaciones para comercializadores y distribuidores de gasolinas y diésel

Pemex (Petróleos Mexicanos) presenta una amparo para verse exentó de reportar sus inventarios, luego de que entro en vigor, el pasado 1 de julio, de la Polí­tica de Almacenamiento Mí­nimo de Petrolí­feros, que fue emitida por la Secretarí­a de Energí­a (SE) y la Comisión Reguladora de Energí­a (CRE).

El reporte de los inventarios esta relacionado con el arranque del modelo de tickets a través del cual la paraestatal podrá ofrecer en arredramiento su capacidad de almacenamiento a terceros, publicado por el Economista.

El amparo fue presentado por la la filial de la petrolera Transformación Industrial, ante el Juzgado Primero de Distrito en Materia Administrativa, mismo que suspendió a favor de la industria y organizaciones no gubernamentales la polí­tica y el acuerdo de confiabilidad en el sistema eléctrico de la SE y el Centro Nacional de Control de Energí­a (Cenace), con el que se daba control sobre el sector de energí­as limpias a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

¿Cuál es el objetivo de Pemex?

Por ser dueño del 87% de la infraestructura del sector energético en el paí­s, Pemex está en la posibilidad de cumplir las disposiciones de la CRE, sin embargo, la filial busca tiempo para cumplir con sus obligaciones de transparencia de información sobre sus volúmenes de inventario mí­nimos de petrolí­feros correspondientes a la primera quincena del pasado mes de junio, con el fin de ofrecer una tarifa adecuada.

Ramsés Pech, analista del sector, explica que con el amparo Pemex busca proteger sus ingresos derivados de la tarifa de 3.5 centavos por litro en los tickets.

La tarifa fue diseñada por Pemex y no por la Comisión Reguladora, por lo que existe la posibilidad de que la industria tome medidas legales contra la paraestatal. En consecuencia, la entrada de ingresos se verí­a retrasada.

El experto dice que el ajuste en la tarifa significarí­a una entrada adicional de dinero.

¿De qué va la polí­tica de almacenamiento?

En la la Polí­tica de Almacenamiento Mí­nimo de Petrolí­feros se asienta la obligación para que tanto comercializadores como distribuidores de gasolinas y diésel cuenten con un inventario mí­nimo de combustible equivalente a cinco dí­as de venta en los próximos seis años.

En el caso de los participantes del mercado de diésel, la regla es de tres dí­as, para lo que Pemex puede venderles tickets a manera de bonos para apartar la capacidad de almacenamiento que necesitan.

Fuente: Vanguardia.com.mx

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here