El secuestro no respeta condiciones ni sociales, económicas, polí­ticas o culturales. ¡TODOS podemos ser ví­ctimas!

0
1677

¡El Estado Mexicano tiene la obligación de luchar contra este grave delito y no minimizar sus
efectos en el conjunto de la sociedad, a fin de garantizar a TODOS los ciudadanos, sin
importar su condición social, económica, politica y/o cultural, la seguridad a la que está
obligado!

Cd. de México., 16 de Junio del 2020. – Mí‰XICO SOS y la Red Nacional de Mesas Ciudadanas de Seguridad y Justicia
manifestamos nuestra sopresa y rechazo a las declaraciones del Ejecutivo Federal en torno
al grave delito del secuestro expresadas el pasado viernes, 12 de junio, durante su
conferencia matutina.
En México, tenemos una larga historia de lucha contra este delito que atenta contra la libertad
y la dignidad de las personas, haciéndolas rehenes, al privarlas de su libertad y en muchos
casos, de su vida.
El flagelo del secuestro no reconoce lí­mites de condición social o económica, y las
repercusiones para las ví­ctimas, y sus familias, dejan cicatrices imperecederas.
Este tipo de expresiones promueven la apologí­a del delito y constituyen una ofensa a toda
la sociedad, en especial a las ví­ctimas y familiares, así­ como a las autoridades
comprometidas en el combate a este en el que han puesto todos su empeño y muchas veces
dado su vida.
Este delito atenta contra la familia y la seguridad de las comunidades, a las que someten al
miedo y aterrorizan para lograr su perversos fines.
¡El Estado Mexicano tiene la obligación de luchar contra este grave delito y no minimizar sus
efectos en el conjunto de la sociedad, a fin de garantizar a TODOS los ciudadanos, sin
importar su condición social, económica, politica y/o cultural, la seguridad a la que está
obligado!
Por lo anterior, es inaceptable que las ví­ctimas sean consideradas como las culpables de ser
victimizadas por su condición social o económica.
Declaraciones tan desafortunadas minan la lucha contra el secuestro y exponen aún más a
los ciudadanos.
Exigimos una estrategia contundente, una posición clara y acciones concretas del Gobierno
de México en contra de los secuestros y sus perpetradores hasta erradicar, de manera
definitiva, este terrible delito en nuestro paí­s.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here