Nuevas reglas en sector energético profundizan tensión entre México y aliados

0
5895

CIUDAD DE Mí‰XICO (Reuters) – Canadá y la Unión Europea han planteado formalmente a México su preocupación por las normas que dicen ponen en peligro los proyectos de energí­a renovable, aumentando las tensiones con su gobierno, que el viernes por la noche anunció medidas para reforzar su control sobre la industria eléctrica.

En cartas que se filtraron a medios mexicanos el viernes, el mismo dí­a en que fueron enviadas, el bloque europeo y Canadá aseguraron que las reglas amenazaban la inversión extranjera en el sector. Fuentes diplomáticas confirmaron el sábado que las misivas eran genuinas.

El gobierno mexicano no ha hecho declaraciones públicas sobre las cartas, pero el sábado la Secretarí­a de Energí­a (Sener) dijo en un comunicado que la demanda eléctrica industrial y comercial se redujo “drásticamente” por la pandemia de coronavirus y que se tení­an que establecer “medidas correctivas”.

La inusual intervención diplomática de Canadá y la Unión Europea (UE), algunos de los aliados más cercanos de México, subraya la frustración que sienten los gobiernos extranjeros por el manejo de la polí­tica energética del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Es muy preocupante”, dijo Duncan Wood, director del Instituto de México del Wilson Center en Washington.

“Esto viene al final de una serie de señales que han sido enviadas por esta administración en los últimos 18 meses de que no dan la bienvenida a la inversión privada en el sector de la energí­a y que realmente no les importa lo que piensen los inversores internacionales”, subrayó.

López Obrador ha prometido hacer a México más autosuficiente y fortalecer el papel del Estado en el sector energético.

Las cartas plantean preocupaciones sobre las normas emitidas por el regulador CENACE el mes pasado, que suspendieron la operación de nuevas plantas de energí­a renovable en México, argumentando que era necesario salvaguardar el suministro de energí­a durante el brote de coronavirus.

MíS CONTROL ESTATAL

Las reglas publicadas la noche del viernes por la Sener en el Diario Oficial dan al gobierno más control sobre el sistema eléctrico nacional.

Las medidas se enfrentarí­an a desafí­os legales en virtud de los compromisos de México no sólo en el marco del moribundo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), sino también en su sucesor, el nuevo acuerdo comercial entre Canadá, Estados Unidos y México, (TMEC), dijo una fuente del sector.

Expertos legales confí­an en que las medidas violan varias leyes existentes y serán anuladas en los tribunales, dijo la fuente, que habló con la condición de anonimato porque todaví­a se están elaborando las medidas para combatir los cambios de las normas.

“Es algo graví­simo”, afirmó otra fuente de la industria sobre las nuevas reglas anunciadas el viernes. “Es un atropello total del Estado de Derecho”, añadió.

Los gobiernos extranjeros y los inversores internacionales están preocupados de que México esté erosionando los fundamentos legales de contratos de miles de millones de dólares con la administración anterior.

El embajador designado de Canadá en México, Graeme Clark, dijo en la carta canadiense que las nuevas regulaciones del CENACE pondrí­an en peligro los proyectos canadienses de energí­a renovable y solicitó una reunión con las autoridades mexicanas para discutir las medidas.

“Este acuerdo se une a una serie de medidas, cambios legales y polí­ticas que atacan la inversión en energí­a renovable en el paí­s”, dijo Clark en la carta dirigida a la secretaria de Energí­a, Rocí­o Nahle.

Empresas como ATCO, Canadian Solar, Cubico Sustainable Investments y Northland Power podrí­an verse afectadas, añadió la embajada canadiense.

En su carta a Nahle, la delegación de la UE en México dijo que las reglas del CENACE “impactarí­an negativamente” 44 proyectos de energí­a renovable en México y pondrí­an en peligro las inversiones de las empresas del bloque, que suman más de 6,400 millones de dólares.

Cuando se le pidió a Reuters que comentara la carta, la delegación de la UE dijo que siempre que el bloque tení­a asuntos importantes que discutir con el gobierno de México, lo hací­a en privado, y no tení­a nada más que añadir.

Al ser consultado sobre las regulaciones del CENACE la semana pasada, el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, dijo que los funcionarios estadounidenses habí­an expresado sus preocupaciones sobre la polí­tica energética de México al gobierno mexicano.

“Nuestro mensaje siempre ha sido que una vez que se establecen las reglas del camino (…) hay que respetar las reglas existentes”, dijo Landau durante una discusión del Wilson Center a principios de este mes. “No puedes seguir cambiándolas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here