Gobernadores le pican las costillas al «Tigre» AMLO

La nota se ha leído 1118 veces

El  hecho de que cinco gobernadores hayan estado este jueves en Tampico, para desafiar  la política hacendaria  del Presidente  de la república, Andrés  Manuel  López  Obrador, no es poca cosa. Sus postura se interpreta como una acción de no retorno. O  sea prácticamente estarían quemando las naves en el puerto tamaulipeco, para decir que en su lucha, no hay marcha atrás.

La frase viene desde Alejandro Magno y posteriormente Hernán Cortés, mismos que habrían ordenado quemar o hundir sus propios barcos, para que sus ejércitos, no tuviesen más remedio que ir hacia adelante, en su ofensiva.

 Habrá que ver  cual  es la reacción de un gobierno federal que por ahora trae frentes políticos  mayores, con los empresarios, y sobre todo con los escenarios de la pandemia COVID-19.

 Tal vez , el primer huésped de Palacio Nacional las está contando, para en su momento cobrar todas las facturas juntas. Aunque por ahora, el mensaje del centro es de aguantar las embestidas políticas. En su momento se verá si AMLO  tomó o no tomó nota de estas hostilidades. Por el momento, sus adversarios, siguen jugando a picarle las costillas al «Tigre» AMLO, que, mientras no pierda el Congreso de la Unión, sigue concentrando mucho poder,  muy lejos de parecerse al inocente felino de las zucaritas.

     El análisis  sobre  este evento   de carácter aparentemente reivindicatorio en el terreno presupuestal, (donde  cinco mandatarios estatales se le paran de uñas a la federación obradorista),  no puede quedarse en el mero reclamo de  una mayor repartición del dinero público para sus respectivos  estados.

 Los gobernadores saben que, AMLO  no va a ceder, y que  les van a seguir alzando la canasta. Por  ese lado de las presiones, el Presidente no cede por nada del mundo. Por lo tanto, lo que se está buscando, o lo que se planteó  como verdadero  objetivo en el  concilio  anti peje del sur porteño, fue el desgaste político del caudillo tabasqueño.

  Ahora bien,  la instrumentación de todas estas acciones  de presión, me parece que  corren a cargo del Partido  Acción  Nacional, ¿en que me fundamento?, bueno pues es cuestión de echar un vistazo a los Congresos locales  de los gobiernos que estuvieron representados  en Tampico, para darnos cuenta que, al menos en cuatro de ellos, la supremacía  azul  es incuestionable.

 Usted sabe que para que un gobernador se mueva o deje de moverse, la anuencia u oposición  de su respectiva legislatura, es un factor de primer orden.

   Los cinco gobernadores  que  este jueves  se reunieron en el sur de Tamaulipas, para  una vez más ,  lanzar sus “misiles” políticos contra el  Presidente Andrés Manuel  López  Obrador, tienen un factor en común: todos tienen  control sobre sus  respectivos congresos locales. Y en el 90 por ciento de ellos, tiene el poder el PAN.

      Como dice el refrán,  el más  “chimuelo” de ellos,  (Silvano  Aureoles  Conejo), masca rieles, pues   ha logrado ejercer un mayoriteo sistemático, sobre los 13 diputados  morenistas. Y algunos de estos legisladores obradoristas, como sucede en Tamaulipas, están maiceados.

  En el caso  del estado de Durango, donde gobierna  José  Rosas Aispuro, el PAN es el que lleva la batuta del poder legislativo local, a pesar de que  la bancada de MORENA  es de diez  integrantes. El  resto, lo constituyen quince dioutados del PAN, PRI, PT y PVM, que se alinean  con el Ejecutivo estatal.

  En Nuevo León del Independiente  Jaime Rodriguez, El Bronco,  el control del Congreso corre a cargo del Partido Acción Nacional. En la Coahuila del priista  Miguel Riquelme, la bancada panista, en alianza con  el grupo llamad Unidad Democrática,  hacen la mayoría.

Y obviamente  aquí en Tamaulipas, la mayoría panista es aplastante.

Por lo tanto, si  la cosa vuela como pato, grazna como pato y vuela como pato, pues lo más seguro es que,  es un pato cabecista que busca posicionarse, rumbo a la Presidencia, y para ello, está retando al ganso de la 4T. 

Auque habría  que ver, si en pleno treinta de abril, desafiar  la política de  un Presidente que por ahora tiene todo el poder, es un juego de niños.

—–REITERA CABILDO DE MATAMOROS, LLAMADO A QUEDARSE EN CASA  POR  LA PANDEMIA-

  Al presidir  este jueves  la sesión de cabildo, el alcalde  matamorense  Mario  López  Hernández  reiteró  su llamado a la ciudadanía, para que adopten las medidas  recomendadas por las autoridades  de salud,  estas son: mantener la sana distancia  y de preferencia, quedarse en casa.

Deja un comentario