López Gatell, ¿el “mouriño” de AMLO?

La nota se ha leído 1499 veces

Hasta hace unas semanas, todavía, el canciller Marcelo  Ebrard era el más  mencionado  en los medios , después de AMLO. Sin embargo, la abrumadora presencia del Subsecretario de Salud, Hugo López  Gatell, ha  terminado por desplazar al “carnal” Marcelo  de los reflectores nacionales.

Incluso el joven epidemiólogo  ha impuesto  fechas  y ha definido las fases  de la pandemia, muchas de estas decisiones  en contra  del operador político número uno del Presidente, (Ebrard), y de todo el gabinete.

 Para documentar el  ahora no tan cuestionable pasado de la anterior crisis  sanitaria,  en el sexenio de Calderón:  ¿Saben ustedes quien estaba en el equipo del Secretario de Salud, José  Córdoba Villalobos, durante la pandemia H1N1, pues nada menos que López  Gatell.

 Dicho más claro, y con todas las letras: si el epílogo de la pandemia,  en su versión mexicana,  pudiese calificarse como un logro sanitario, con un costo  menor de vidas humanas, galardonando políticamente al sexenio obradorista, entonces el rumor que ahora nace, cobraría mayor fuerza:

López Gatell sería presidenciable, y podría  equipararse con el afecto que una vez le tuvo Felipe  Calderón, a su jovenazo Rock Starr, Juan Camilo Mouriño.

Todo  lo anterior,  aunque nadie lo acepta públicamente, ha generado, naturalmente celos de poder hacia el interior de la 4T.  En medio de todo esto, se dio el ataque de Televisión Azteca, contra el Subsecretario de Salud, en lo que se considera, como un “avionazo político”, del cual ha salido ileso.

Sería mucha tenebra decir que, Ebrard estuvo atrás de los  ataques contra el Subsecretario Gatell, pero de que saboreo con intima alegría el momento, no existe la menor duda.

Ahora bien:

Es muy probable que Salinas Pliego, haya montado un show mediático  contra el sexenio obradorista,  con el fin de despistar a quienes  han aportado datos duros, sobre  los  multimillonarios negocios  de la Televisora del Ajusco con el gobierno de AMLO, casi casi comparándolo con la relación de Televisa, (Azcárraga), con Peña Nieto.

Y existen también elevadas posibilidades de que el conductor Javier Alatorre,  (si no lo corren), al menos sufra un tiempito de castigo, mientras que se enfrían las cosas.  Después  de todo, como todos sabemos, no se mandó solo. Y abona a su favor, el hecho  de que, al hablar sobre el incidente, el Presidente, le dio un trato suavecito, de amigo.

Nada que ver, con los madrazos que le asesta cada vez que puede al diario Reforma. Pero bueno..eso es otro cantar, del cual ya comentaremos por separado.

Y bueno, volviendo con el tema central, relacionado con el inusitado crecimiento del científico Hugo López  Gatell Ramírez, no sería la primera vez que un médico arribara por el ascensor  de la ciencia médica, a las cúspides  del poder político.

En la historia de Tamaulipas, se recuerda el caso del gastroenterólogo Norberto Treviño  Zapata, quien en su momento fue médico personal de don Adolfo Ruiz Cortinez. Aunque según  investigaciones  periódisticas, en su sexenio, Treviño Zapata  se distinguió   como un fiero represor  del movimiento político y democrático  en nuestro estado.

Deja un comentario