Coronavirus: ¿la quinta transformación?

La nota se ha leído 2592 veces

Encarrerada la dialéctica:  a   la oleada  de cambios de fondo,  planteada por el sexenio obradorista,  autodefinida  como la 4T,o  o la Cuarta Transformación, ha  sobrevenido  un fenómeno de carácter global, que amenaza con cambiar  severamente  los esquemas y estrategias, trazados  por los grupos en el poder, como es el caso de  México.

¿Estaremos a las puertas de  una Quinta Transformación política y social? ¿ Y hacia donde nos llevaría?

El tema tiene varias vertientes: primero  hay que ver, que va a pasar con los grandes programas asistenciales, considerados como  el sustento principal, sobre  el cual pretende consolidarse el obradorismo. Es necesario analizar también,  si las jóvenes instituciones  de salud, como el INSABI, pueden resistir  la prueba a la que las va a someter, la pandemia, y de no ser así, cuales  van a ser las consecuencias, de diversa índole.

Hasta ahora, la conducta del Presidente AMLO, ha sido la de garantizar  una especie de presurización, hacia el interior  de su gobierno, a la manera de un avión, que  salvaguarda a sus  pasajeros. Siguiendo con la metáfora  de la aeronave, según  los expertos, si  llega a romperse el equilibrio entre la presión interna, con la externa, puede darse una explosión.

 Andrés  Manuel, está buscando  que no cunda  la alarma en el país. Y apoya la opción de ralentizar, (manejar con lentitud el proceso), de las fases en las que progresivamente va a ir entrando el Coronavirus en México. ¿Cuál es la razón, para que haga esto el Presidente? Esta buscando que el costo económico sea el menor posible, porque  de lo contrario,  sus programas sociales, dirigidos a  los pobres, y en los cuales fundamenta  su permanencia  en el poder, podrían  sufrir  recortes.

El otro tema que preocupa al Presidente, es el de las obras insignia de su sexenio: el aeropuerto de Santa Lucía, el  Tren Maya y la Refinería de dos Bocas.

  Estamos hablando  de mucho dinero, de una gran cantidad de presupuesto, con todo y  la participación de la IP. Solamente para  el Tren Maya,  existe un presupuesto  gubernamental, (no privado)  de 65 mil  millones  de pesos. A mediados de 2019, AMLO dijo que, Dos  Bocas, costaría 160 mil  millones de pesos. Y reconfigurar  el resto de las refinerías, aproximadamente 25 mil millones. En el caso específico del aeropuerto de Santa Lucía, actualmente las cifras  de dinero público, destinado para tal fin, son de 102 mil millones  de pesos.

 

  Les estoy dando a conocer las cifras estelares, que hasta finales del año pasado,  e inicios de este 2020,  se mantenían, hasta  que  sobrevino la pandemia, un fenómeno gigantesco, que no estaba contemplado en las proyecciones  presupuestales  del gabinete  federal.

    El pasado 18 de marzo, la cámara de diputados, aprobó un presupuesto emergente  de 180 mil millones  de pesos, para atender  la emergencia del Coronavirus.  Hablamos  de un presupuesto superior, en lo individual, al Tren Maya, a Santa Lucía y a Dos bocas. De esta manera, el Estado mexicano, en los tiempos de AMLO, echa mano de su derecho a contratar  deuda pública, que hasta 2019, era de 456 mil millones  de  pesos.

 En  diciembre del 2019, el Presidente  AMLO aseguraba que, en el 2020, su gobierno , no elevaría la deuda pública. Y vaticinaba un optimista crecimiento del 4 por ciento. A finales de enero de este año, Hacienda,  informaba que, el crecimiento  sería solo del dos por ciento. Y hace una semana los sueños de crecer, se han reducido a un 0.5 por ciento. Por demás  compleja, la situación.

     Algunos especialistas, estiman que, el numero de infectados en el país, podría llegar a los 80 mil, especialmente, en las principales zonas metropolitanas. El sistema de salud mexicano, y  especialmente su novel institución, el INSABI, (hoy en plena transición), se verán sometidas a la presión social más elevada de la historia  en México.

  Aquí es donde vuelvo al ejemplo del avión: la presión externa, derivada de la economía de los dos gigantes, China y USA, se combinará con las presiones globales. Si esto se combina, con los errores o la incapacidad  de  la centralización del sector salud federal, entonces  la pandemia afectará la imagen presidencial, a su partido MORENA y  especialmente los resultados  de las elecciones  2021.

  La recesión económica global  y el Coronavirus, están poniendo a prueba  a la Cuarta  Transformación.

¿Habrá  una quinta?

—-AHORA, HASTA  LOS TAMPIQUEÑOS SE BURLAN DEL ALCALDE XICO–

     A  las burlas  y los sarcasmos  de la población  victorense contra el alcalde  XIco, en las redes sociales, ahora se han sumado los tampiqueños, mismos que aprovechan el tema del coronavirus, para hacer comentarios como  el siguiente: «Ahora estamos  sin antros,  sin bares, sin cines, COMO CIUDAD VICTORIA, PERO  CON PAVIMENTO;  ahora  estamos sin antros, sin bares, Cines y restaurantes, COMO CIUDAD VICTORIA, PERO CON  AGUA.

POSDATA: El  Gobernador  Cabeza  de Vaca,  está  haciendo equipo con  el gobierno priista  de Coahuila, y con el Independiente del Bronco, ante el Coronavirus. ¿Abarcará esto también, una hermandad política, de cara al 2021? 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here