í“rdenes para cumplir

0
1651

Este principio de semana no solo México, el mundo sufrió un desplome bruto en sus Casas de bolsa y los expertos en finanzas aseguran que son dos factores los que han provocado este fenómeno: El desplome de los precios del petróleo y el fuerte avance del COVID-19 (coronavirus).

Quienes saben de finanzas aseguran que ningún presidente o Primer Ministro de paí­s alguno es responsable por este fenómeno, que por el contrario, muchos paí­ses somos ví­ctimas de esos hechos.

En consecuencia no hay duda de que está en riesgo la economí­a de varios paí­ses, aunque la de México, que en primera instancia nos interesa, advirtió la calificadora de riesgo Standard & Poor’s (S&P), que la ubica en una ‘perspectiva negativa’.

El antecedente es que al finalizar el año pasado, la calificadora S&P mantuvo su perspectiva negativa crediticia de México, lo que en aquél entonces molestó mucho al presidente López Obrador y hasta ‘descalificó a las calificadoras’.

La opinión de los expertos quizá se debió a que el Congreso Mexicano, para efectos del presupuesto del paí­s, calculó que el precio del barril de petróleo, bajarí­a hasta un máximo de 49 dólares, pero la realidad es que hasta el 10 de marzo las televisoras anunciaban que el petróleo nacional se cotizaba en apenas 24 dólares.

Otra de las razones que señaló la calificadora internacional, es que nuestro paí­s se verí­a afectado este 2020 porque “…tiene un sector petrolero significativo y estrechamente conectado con la economí­a de Estados Unidos», señaló entonces Joydeep Mukherji, director gerente de calificaciones soberanas de América en S&P Global Ratings.

Dicen los que saben de estos temas que en la medida en que los precios del petróleo se mantengan bajos y el crecimiento de Estados Unidos caiga, estos dos factores se pueden ver exacerbados para muchos paí­ses, incluyendo el nuestro.

Cierro este comentario para recomendarle que si tiene usted pensado salir del paí­s las próximas vacaciones de la Semana Santa, verifique el estado de alerta de su destino por la amenaza del COVID 19.

A propósito de vacaciones, sabemos que la polí­tica a la mexicana siempre se ha distinguido por ser muy servicial al monarca principal, ya sea que despache en Palacio Nacional, de gobiernos estatal o municipal, en un sindicato o empresa, etc. De ahí­ ese viejo chiste irónico cuando el ejecutivo pregunta la hora y obtiene como respuesta ‘la que usted diga señor presidente’.

Lo anterior viene a colación porque hace algunas mañaneras, el presidente Manuel López Obrador, declaró que se eliminarí­an ‘los puentes oficiales’, entendiendo que decretarí­a dejar sin efecto aquella modificación que se hizo a la Ley del Trabajo cuando se oficializaron los dí­as de descanso obligatorios por alguna festividad cí­vica, como la que se aproxima el 21 de marzo, aniversario del natalicio del oaxaqueño, Benito Juárez.

Oficialmente el próximo lunes 16 de marzo está marcado como dí­a inhábil en el calendario oficial, pero la amenaza presidencial de quitar los puentes, pudiera ser aplicable la próxima semana.

Los expertos en el tema del turismo nacional, en su momento, intentaron levantar la voz para advertir el peligro de no ingresar, de no mover el dinero nacional por la afluencia de los viajantes y la derrama económica que ello significa para algunos destinos turí­sticos nacionales.

Hasta el momento de cerrar este espacio, las autoridades federales en materia de trabajo, no han retomado el tema y se tiene la confianza para pensar que por lo menos este ‘puente aguantó’.

Desde luego que el martes 17 de marzo, en las escuelas de educación básica, del Sistema  Educativo del paí­s, habrá doble celebración: el aniversario 214º (21/ marzo de 1806 – 18 de julio de 1872. Vivió 66 años) de Juárez y la entrada de la primavera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here