La historia que marca

La nota se ha leído 979 veces

Todo indica que la tierra azteca, esa que constitucionalmente une a 32 entidades federativas, hoy está dividido: a favor y en contra del presidente de los mexicanos. La nueva historia señala dos partes y si hay una tercera, sería los ‘mirones’ los que no están ni de un lado ni del otro. Pero veo muy difícil hay una tercera parte.

Un grupo lo llaman FIFI y la categoría la asignó el presidente Manuel López y se traduce a quienes no aplauden su política gubernamental; también el tabasqueño les ha identificado erróneamente ‘la mafia del poder’. El bando contrario son los CHAIROS, que la popularidad los nombró porque el significado es que se masturban mentalmente con la política del de Macuspana.

La historia que se queda es la del domingo, porque en la capital del país y en ciudades importantes de la república, se dio el mismo fenómeno: marchas, mítines y discursos a favor y en contra del tabasqueño, llegado a presidente.

El número de integrantes de ambos bandos son engañosos, porque depende de ‘quién los cuente’, pero lo real es que ambos contingentes lograron fotografías espectaculares donde se ven muchísimas personas.

En contra de los Chairos se argumentan fotos de cientos de autobuses donde se infiere se transportó a los acarreados; también se habló de la obligatoriedad de burócratas del gobierno de la CDMX y de 11 de las 16 Alcaldías de esa gran urbe.

En este sentido los Fifis no puede decirse que hubo acarreados o por lo menos, no he leído argumentos que pueda sostener esa teoría.

De lo que si hay registro es la asistencia de organizaciones como Chalecos México, Amor por México, Las Voces del Contrapeso, Observatorio Ciudadano, México 21, Futuro 21, Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad y Partido Acción Nacional (PAN).

Para los Chairos concentrados en la Plaza de la Constitución la voz oficial fue la del presidente, donde obvio, hizo gala de la política de abrazos no balazos y los comerciantes que vendieron de todo (platos, muñecos estilo Dr Simi, tazas, tarros, gorras, playeras, fotos, llaveros, cuadros, etc., etc.,) con emblemas de Morena, el peje en caricaturas y fotografías del presidente.

Los Fifis no vendieron nada, pero las voces surcaron el espacio: “¡México sí, López no!, ¡No tiene sentido para un país dividido!, ¡Fuera AMLO, fuera AMLO!, Primer aniversario del gobierno fallido”.

La voz que sustituye al comentarista de tv, Carlos Loret de Mola, Danielle Dithurbide, de Televisa, dijo al aire que “…la del domingo es seguramente, la marcha más nutrida en contra del presidente».

Por si lo olvidó, Dithurbide fue la chica que en el terremoto de hace dos años, fue la creadora de “Frida Sofía” aquella supuesta alumna de 12 años de edad, enterrada en los escombros del Colegio Enrique C. Rébsamen en la CDMX.

Los organizadores FIFIS, acordaron que quienes participaran debían vestir de blanco y el punto de partida original sería el Paseo de la Reforma y avanzaron hasta  llegar al Monumento a la Revolución, donde hubo varios oradores.

Llegado el momento se temió que los contingentes se encontraran o unos ‘invadieran’ la ruta de los otros, por lo que llegado el momento se temieron confrontaciones, estilo Bolivia, Colombia o Venezuela. Sin embargo todo quedó en temores.

Sin duda que el tema de la familia LeBaron fue significativo, pues ya habían anunciado su participación en la manifestación FIFI del domingo y Julián LeBarón, como vocero de la familia expresó: «Nosotros vamos a pedir la ayuda del mundo, tenemos que ser lo suficientemente humildes para reconocer que nosotros no hemos podido y necesitamos ayuda de donde venga, porque todos los días están muriendo 100 mexicanos».

A este grupo se sumó Santiago Creel; la hija de Rosario Robles, Mariana Moguel Robles; y el senador panista Gustavo Madero, el dirigente panista Marko Cortés Mendoza, Mariana Moguel, Jesús Zambrano y Jesús Ortega.

La actriz Laura Zapata, dijo: «creo que los mexicanos están despertando, veo a un México unido, sin partidos, sin colores. Unidos en contra de lo que estamos sufriendo por este nuevo gobierno. Le pondría cero a este primer año».

Los manifestantes no dejaban de repetir que no eran fifís. «¡A mano alzada, queremos que se vaya!», «¡Fuera, fuera, fuera!»

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here