Américo y Jr,lucha por el control de Morena

0
3389

 Con la intención de madrugarle  y ganarle la partida a sus adversarios internos  del morenismo tamaulipeco, el diputado federal Armando Zertuche, ha dado inicio a  una campaña  por  la dirigencia estatal de MORENA  en Tamaulipas.

Zertuche se está reuniendo con diversos grupos  polí­ticos  del morenismo en el estado, entre ellos con el nuevo sindicato democrático del IMSS que dirige el ginecólogo Arturo  Segura Simith.

Sin embargo, el polí­tico reynosense, no les ha  dado  ninguna respuesta  a sus demandas. Incluso  el mismo Zertuche,  en lugar de apoyar a sus compañeros del sector salud, los está bloqueando en sus peticiones de audiencia con el Delegado  Fernando Lópe Gómez, personaje que figura como su suplente  en la curul  de San  Lázaro.

Se sabe que el citado Delegado López  Gómez, está comiendo de la mano del sindicato panista que preside el médico Pedro Luis Ramí­rez. Para muchos es un pelele, que recibe órdenes por parte del sindicato  controlado desde palacio de gobierno. De esta forma, el actual titular del IMSS, traiciona la polí­tica del sexenio federal a quien en materia de lealtad, se debe.

Para quienes lo conocen,  López  Gómez  no mueve un dedo si no se lo ordenan desde  las oficinas  de Pedro  Luis, lo cual lo exhibe como un tipo pusilánime  incapaz  de tomar decisiones  y de resolver  las demandas  de la comunidad médica y administrativa de la institución.

Recientemente, los del sindicato obradorista  del IMSS, al ver que el grupo de Zertuche y JR no los atiende, buscaron la protección del senador  Américo  Villarreal  Anaya, mismo que, como se sabe quedó fuera de la jugada  en el  Instituto Méxicano del Seguro Social, y solamente funge como padrino de la Delegación  ISSSTE.

Américo  habrí­a solicitado  al Delegado del IMSS que le de audiencia al nuevo Sindicato democrático, pero  la gente del JR encabezada por Zertuche, están ignorando olí­mpicamente  las instrucciones  del senador  de la república.

En el fondo de todo este mar  de intereses, lo que  se observa es que, ya se ha iniciado  la lucha por el control  de la dirigencia estatal de  MORENA  en el estado.

Recientemente, el  diputado federal  Armando  Zertuche, emitió un video , en el  cual  busca remediar  por la ví­a de una retórica trillada, la reciente  golpiza polí­tica que les propinó el PAN.

Lamentablemente, no hay en las palabras  de Zertuche  ningún asomo de autocrí­tica.  Su discurso está  compuesto  por palabras dulzonas  y  agradables al oí­do, como que si en lugar de ser  un polí­tico, se tratase de un terapeuta personal.

La guerra  por la dirigencia estatal del partido obradorista ya dio inicio en Tamaulipas. Los principales  grupos polí­ticos  que conforman  el tablero  parcelario  del morenismo,   están picando piedra  con los actores  polí­ticos  más influyentes  y decisivos en la ciudad  de  México.

Todos ellos saben que,  aquella facción  que  logre hacerse  del control del partido, tendrá mano, de aquí­ al 2021, en la selección de las candidaturas federales,  y  será el grupo que haga la sopa, ante la nueva dirigencia nacional que estarí­a hipotéticamente  en manos de Bertha Luján, la  mujer que se perfila como  heredera  del trono que hoy ocupa su  majestad Yeidckol  Polevnski.

El reciente fallecimiento  del dirigente estatal José  Antonio Leal Doria, aunado al estrepitoso fracaso de este partido en la reciente elección  por el Congreso local, torna  mucho más interesante  el misterio, sobre en que grupo polí­tico recaerá  la responsabilidad de iniciar  la urgente reestructuración del Movimiento de Regeneración  Nacional en Tamaulipas.

Para algunos acuciosos observadores, en realidad  no hay a cual irle, pues los grupos  más significativos del morenismo, hoy se encuentran desdibujados y  arrinconados por  la paliza polí­tico-electoral, a manos del Partido  Acción  Nacional.

—-ZAFRA   INFORMATIVA——-———ZAFRA  INFORMATIVA–

Muy interesante  el libro El  México Bronco  del historiador  y actual  Coordinador  Académico  del  Instituto  de Investigaciones  Históricas  de la UAT, Pedro  Alonso  Pérez, (tiene maestrí­a y doctorado en la especialidad).

Salió  a la luz en el 2014, hace tres años, y habla sobre  la polí­tica y los movimientos  sociales del periodo comprendido entre 1969-1979. Esta faceta de Pedro, pocos la conocen, pues todos lo ubicamos como un luchador de la izquierda tamaulipeca, ex diputado local, y demás  tareas de orden partidista. Pero es un excelente investigador académico.

Acabo de leer su obra de 212 páginas, en formato pequeño, se los recomiendo.  Trae muchos temas interesantes, pero una de las perlas que encontré, es donde  habla de  Joaquí­n  Hernández  Galicia.

Señala que este personaje, controvertido, porque finalmente  pasó a la historia como uno de los caciques más poderosos en el México de esa época,  ante el movimiento estudiantil   de 1968 se puso de lado de los represores. Después de la masacre llevada a cabo por el sexenio diazordacista, La  Quina  se puso departe del gobierno federal, todo ello, para no perder sus privilegios y su ya naciente poder en el sindicalismo petrolero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here