Ecos de 100-D

0
3404

En tres tipos de criterios se han dividido la opinión de los mexicanos, en relación a los 100 dí­as de gobierno del presidente López Obrador.

Especí­ficamente: Uno son los mexicanos a quienes no les importa, no opinan, o no quieren emitir un punto de vista sobre los cien dí­as de Gobierno del tabasqueño venido a presidente.

Otro grupo, nutrido para unos, minimizado para otros, son recios cuando afirman no identificar acierto alguno del actual grupo de secretarios de Estado. Por el contrario, identifican muchos errores de los que han tenido que justificarse, de una u otra forma.

El tercer grupo de mexicanos, aplauden la Cuarta Transformación (4T) y no me refiero a que los integrantes de esta sección sean seguidores de Morena, Prií­stas o panistas transformados; porque según los encuestadores oficiales es un 70% de los mexicanos.

Aclaro con gusto ser de los que opinan: Todo es cuestión del cristal con el que mira.

Algunos comunicólogos, han vertido opiniones muy diversas sobre estos primeros 100 Dí­as de gestión presidencial y como en todo, unos opinan a favor, otros en contra y no faltan quienes están como el gallo: brincan del lado del gallinero donde están las mejores ‘pollitas’.

Enrique Méndez del periódico La Jornada, escribió no sobre su punto de vista personal, sino el del Ing. Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, hijo del General michoacano, ‘Tata’ Lázaro Cárdenas del Rí­o, presidente de México de 1934-1940, personaje a quien su propio partido (PRI) no le permitió su ascensión a la Silla Grande del Palacio Nacional.

El Ing. Cárdenas Solórzano, a Cien Dí­as del actual gobierno, dijo tajante al periodista de L a Jornada, “todaví­a hay ciertas incertidumbres”.

El polí­tico exgobernador de Michoacán, fue claro  en el panorama nacional y planteó que uno de los pasos para la recuperación de Petróleos Mexicanos, es dar el paso a darle autonomí­a presupuestal.

El ‘cuatemochas’ como la ciudadaní­a de la CDMX lo ‘bautizó’, en una entrevista, posterior a la Ceremonia Conmemorativa de la Expropiación Petrolera, en el Monumento a la Revolución, donde depositó una ofrenda floral a su padre, el General Lázaro Cárdenas, señaló “…es importante se destine más inversión a exploración y explotación, para revertir la caí­da de la producción de hidrocarburos… que está muy baja… en 1.5 millones de barriles al dí­a, y después hacer el esfuerzo para que crezca la refinación”.

Es pertinente hacer la aclaración, que el hijo de Tata Lázaro, estuvo acompañado de un personaje español, ex miembro del grupo paramilitar ETA, Arnaldo Ortegi Mondragón, quien no solo estuvo en prisión varias veces, sino que en su momento se destacó como miembro de un alto cargo con los separatistas.

Volviendo al Ing. Cárdenas Solórzano, dijo estar esperanzado de que existan recursos en el gobierno mexicano para la exigencia petrolera del paí­s: la producción y la refinación, porque ello generará un cambio en la industria del petróleo en México y los efectos que produzca, serán determinantes en el crecimiento nacional.

Se infiere por consecuencia, que según opina el hijo del expropiador del petróleo mexicano a las empresas extranjeras, si se hacen bien las cosas en el gobierno federal, se puede hablar de la recuperación de la empresa paraestatal, Pemex.

Finalmente el aspirante presidencial, ex jefe de gobierno de la Ciudad de México, dijo que espera que a López Obrador espera le vaya todo bien. “Es muy pronto para hacer un juicio definitivo. Todaví­a no se ve que los cambios que se han anunciado tengan un efecto fuerte en la práctica”.

Llamó la atención que Cárdenas Solórzano resaltó la presencia de Arnaldo Ortegi (ex miembro de la ETA), en México, a quien se refirió como una pieza fundamental en el proceso de paz en el Paí­s Vasco.

En este tenor, Cuauhtémoc Cárdenas dijo, “Es importante que se vea que la solución de los problemas pasa por medios pací­ficos y que éstos tienen más fuerza que los métodos violentos y ojalá que podamos erradicarlos”. Quizá esta alusión fue referida a la desestabilidad social que provocan grupos de la delincuencia organizada en el paí­s.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here