Tamaulipas gana 1er. Lugar en Poesía, en la XX Espartaqueada Nacional Cultural

La nota se ha leído 2385 veces

Con la Poesía «La Profecía» del poeta español “Rafael de León”, Marina Moreno Andrade originaria de Cd. Victoria, Tamaulipas, participó en la categoría Obrero Popular, logrando obtener el primer lugar en la XX Espartaqueada Nacional Cultural, que organiza el Movimiento Antorchista, en Tecomatlán, Puebla, la Atenas de la Mixteca.

En entrevista, Moreno Andrade, mencionó, que se preparó porque quiere ser mediadora certificada para ayudar a resolver conflictos de una manera pacífica, por lo que acude a la Casa del Arte al taller de creación literaria, dijo, que recientemente colaboró en la dirección de la puesta de la poesía «Sursum» del autor “Salvador Díaz Mirón» con los jóvenes del Colegio de Bachilleres de Tamaulipas (COBAT) Plantel 23 “Gral. Francisco Villa” del Ejido «División de Norte», miembros de la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios Rafael Ramírez (FNERRR), ubicado en el municipio de Mante, Tamaulipas.

Manifestó su experiencia en la vigésima Espartaqueada Cultural en Tecomatlán, Puebla, dijo, que fue maravillosa, “me generó más experiencia, emoción, aprendizaje en muchos sentidos, participé hace dos años, no obtuve ningún lugar, sin embargo, siempre he creído en la superación personal, y me preparé en aquellos aspectos que me habían limitado y volví más segura, con más preparación, sabiendo que había muchos competidores muy bien preparados, pero también con la convicción de que podía hacer un buen papel”.

En cuanto a la Espartaqueada Cultural, dijo, que está muy bien organizado, “porque es organizar varias disciplinas artísticas a las que acuden muy variadas categorías, con una afluencia de miles de participantes, en horarios de competencia que va desde la diez de la mañana y no tienen límite de tiempo, hasta que se califica al último de los participantes en cada categoría. El arribo en ésta ocasión de aproximadamente 20 mil personas, a las que se les  brinda servicio de hospedaje, alimentación, higiene, esparcimiento, etc.  Nos da una idea de la labor impresionante de su logística y titánica labor”.

Por ello, felicitó al Movimiento Antorchista a su líder nacional el Ing. Aquiles Córdova Moran, por este gran impulso a las bellas artes entre el pueblo único en nuestro país, así como al dirigente en Tamaulipas al Ing. Carlos Martínez Leal y a la Profa. Oralba Ocaña Vásquez, por su trabajo entre el pueblo tamaulipeco.

Felicitó a sus compañeros que fueron a representar a Tamaulipas, dijo, que “el sólo hecho de ir en representación de nuestro gran Estado de Tamaulipas es motivo de orgullo y de responsabilidad, que dieron su mejor esfuerzo, sin embargo, si no se obtuvo un premio, es porque había otros compañeros de otros estados, mejor preparados, y que de eso trata la competencia, de conocer  lo que otros hacen y en qué lo hacen mejor, para superarnos. Que el talento es importante, pero no lo es todo, hay que trabajar, ser constantes y sobre todo ampliar nuestros conocimientos. Como hacían los Romanos de la antigüedad y tenían una frase  «Veni, Vidi, Vici»  que significa: «Vine, Vi y Vencí»”.

Invitó a todos los tamaulipecos a conocer las Espartaqueadas que se realiza cada año en Tecomatlán, Puebla, de manera alterna una se dedica a las artes y el otro a las actividades deportivas, son movimientos de un gran nivel, llenos de vida, de energía, de oportunidad. Pueden hacerlo participando o como espectadores, en ambas circunstancias nos dejan experiencias únicas y nos abren los ojos a lo maravilloso de la humanidad. El lugar donde se desarrollan se le denomina con gran acierto «La Atenas de la Mixteca».

Manifestó, que el haber ganado un primer lugar Nacional en la Vigésima Espartaqueada, superó sus expectativas, “yo sabía que iba preparada para competir dignamente y tal vez obtener un lugar, cuando escuché que nombraban los terceros y después los segundos lugares, supe entonces que sería todo o nada. Entonces escuché mi nombre para el primer lugar, sentí que me invadió una emoción tan gratificante, era como flotar, escuchar los aplausos, caminar hasta el presídium entre felicitaciones y miradas de reconocimiento, hasta inclinar mi cabeza para que me pusieran la medalla, es un momento en el que recorres  mentalmente todo lo que has vivido por tu pasión: La Poesía que esto me entrega: una de las más grandes experiencias de mi vida”.

Agregó, que “el premio de primer lugar fue también para otra competidora del Estado de Tlaxcala y yo. No tengo su nombre, pero sabía que su participación fue muy buena, me dio gusto que lograra también esa distinción, ambas somos mujeres, que no somos jóvenes, pero que seguimos practicando el arte de la poesía, que enviamos con éste reconocimiento un mensaje de que no hay edad que nos límite para seguir persiguiendo sueños. Nos abrazamos, y nos felicitamos mutuamente, reconociéndonos como hermanas  competidoras”. Finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here