Con pena y sin gloria termina el primer periodo ordinario de sesiones del Congreso del Estado.

0
1118

Por Oscar Díaz Salazar

Con la aprobación del paquete económico del próximo año, – ley de ingresos y presupuesto de egresos -, se dio por concluido el primer periodo ordinario de sesiones de la primera legislatura con mayoría de un partido diferente al del gobernador.

Con la excepción de algunos diputados de morena cuyo comportamiento e intervenciones no dejan lugar a dudas de su independencia del Ejecutivo, me queda la impresión de que llegaron a acuerdos con Francisco N, para simular ser de oposición y solo contrariarlo para despistar y halagar a las galerías, o siendo más condescendientes, me parece que los chamaquearon, que nos quedaron a deber, que le salió muy barato al gobernador… Y aquí me refiero al costo político y a lo que hicieron, dejaron de hacer y evitaron que se hiciera por parte del poder legislativo, y no tanto por los cañonazos que algunos recibieron al contado, otros en cómodas mensualidades y unos más en la modalidad de pago por evento.

En nada, absolutamente nada, avanzó el proceso de desafuero de Francisco N. Ni un exhorto al poder judicial pudieron hacer los diputados de esta legislatura, para que resuelva el asunto del desafuero.

Sin despeinarse siquiera permanece en el cargo de titular de la Auditoría Superior del Estado, el Ingeniero Electricista Jorge Espino Ascanio, incondicional y operador de muchos bisnes del señor Francisco N.

Aún y con dos integrantes del poder legislativo en el Consejo de Administración de la Junta de Agua y Drenaje de Matamoros, se llevó a cabo la imposición de un nuevo gerente. Convocar a junta del Consejo el mismo día y hora en que los diputados tenían sesión ordinaria, es una falta de respeto a todo el poder legislativo.

A los diputados locales con ansias de protagonismo, con carácter, con ganas de provocar el cambio que demanda nuestra sociedad, los entretuvieron pidiéndoles dar lectura a iniciativas para reformar el tercer párrafo, del inciso f, de la fracción tercera, del articulo séptimo, del reglamento para la conservación de la ballena azul en la presa Vicente Guerrero de Padilla, Tamaulipas.

Estas iniciativas sin importancia o por lo menos ajenas a los grandes temas que requiere nuestra entidad, y que son parte de la agenda legislativa de morena, las prepararon con esmero en el think tank que heredaron los de la actual legislatura, es decir que las hicieron los mismos asesores y personal que ya laboraba en el Congreso, y que Zertuche Zuani ratificó en los cargos más importantes de la Cámara de Diputados.

Desde el momento en que Zertuche Zuani decidió, de manera unilateral, conservar al mismo personal, lo mismo modestos oficinistas que jefes de departamento y titulares de los órganos de dictaminación y administrativos, desde ese tiempo se vaticinó que el señor Francisco N seguiría teniendo el mando en ese poder, en donde lo más relevante que ocurrió en esta época, fue el apodo que le pusieron al recinto «La Casa del Pueblo».

El Cacharro Cantú, líder de la fracción panista, sigue teniendo aliados, orejas e incondicionales en todas y cada una de las oficinas del Congreso del Estado. En contraste, los diputados de morena tienen que trabajar solos, con las uñas, y si acaso contratan ls servicios de asesores o ayudantes, los han tenido que pagar de su bolsillo.

A este ritmo de trabajo y de resultados, el diputado Zertuche bien puede eliminar todas las comisiones y/o fusionarlas en una sola que sería la «Comisión de Asuntos sin Importancia » o bien declarar al Congreso del Estado como subsecretaria de asuntos legislativos dependiente de la Secretaria General de gobierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here