Américo es favorito, pero… 

0
771

Algunos observadores del quehacer público tamaulipeco, estiman que la saliente es la peor Legislatura en la historia política reciente de Tamaulipas.

No tanto por la productividad de los diputados locales, ni en cantidad ni en calidad, sino por el entreguismo exhibido hacia el poder ejecutivo local, vulgo Cabeza de Vaca, que mantuvo en un yugo a todas las bancadas, sin excepción.

No sólo avasalló la rama ejecutiva del gobierno a su bancada panista, sino que hizo otro tanto con los priístas y hasta con los de diputados de MORENA, que presumen muy orondos de independencia, dignidad, que no roban, no mienten y no traicionan.

Cabeza de Vaca se dio el gusto de humillar de la peor manera a Tino Sáenz Cobos, “representante popular” del partido tricolor, nativo de Ciudad Mante, que se desgañita gritando en su defensa, que sólo cumplía con su trabajo.

A propuesta de Tino, el Congreso aprobó que los contribuyentes paguemos durante un sexenio más, los gastos del mantenimiento del aparato de seguridad y vigilancia de Cabeza de Vaca, su familia y sus más cercanos colaboradores.

Con un agravante aun más aberrante, pues este privilegio de “la primera familia de Tamaulipas” es prorrogable para el resto de toda su vida.

Por supuesto, la nueva Legislatura que entrará en funciones el viernes 1 de octubre (dentro de 4 días a partir de hoy), de mayoría MORENA, se encargará de echar abajo este beneficio por carecer de sustento jurídico, político y moral.

“Que se rasquen con sus propias uñas” si es que temen sufrir represalias violentas cuando concluyan su encargo gubernamental”, grita la voz del pueblo, agregando que no están haciendo gratis su trabajo oficial, sino devengando muy altos salarios, además de disfrutar de canonjías, privilegios, prebendas, exenciones.

La bancada saliente de MORENA puede alegar en su defensa, que no pudo sustraerse al poder seductor de los billetes de banco con sello cabecista y que en última instancia, Pancho N. es el culpable por ser tremendamente corruptor.

En una reciente reunión cumbre de MORENA en Ciudad Victoria, con las comparecencias vía zoom de Santiago Nieto y Mario Delgado, por separado, el senador Américo Villarreal Anaya acusó que los panistas son hipócritas, traicioneros y desleales.

En una reciente publicación, el periódico El Universal ubicó al Senador Villarreal Anaya como el favorito de los tamaulipecos, para la postulación a Gobernador, seguido por JR Gómez Leal.

Por su parte, el secretario general de gobierno César Verástegui Ostos afirmó ante periodistas que lo entrevistaron a su llegada al palacio victorense, que el problema migratorio es de competencia federal.

En fecha reciente, cientos de extranjeros han llegado hasta ciudades fronterizas tamaulipecas, con la intención de internarse en el país estadounidense, bien solicitando asilo, o cruzando a nado el río Bravo.

Estas columnas de extranjeros crean un problema en Tamaulipas porque son indocumentados, sin medios de subsistencia y viajan en condiciones precarias. Instalan campamentos en los linderos de los puentes internacionales.

Estas concentraciones de personas se convierten en no pocas ocasiones, en fuentes de contaminación de enfermedades y episodios de violencia, desatando conflictos que deben atender las autoridades locales.

Los funcionarios locales de Migración se declaran incompetentes para afrontar estos problemas, porque carecen de suficiente personal, equipamiento y hasta de centros de alojo.

Instituciones de beneficencia, especialmente religiosas, están haciendo una importante aportación para evitar que este conflicto sea potencialmente explosivo, pues proveen de alimentación a cientos de personas de diferentes nacionalidades.

Funcionarios del gobierno estatal están pidiendo por todos los conductos, que la Secretaría de Gobernación atienda y resuelva este problema social, que se agudiza particularmente, cuando el gobierno estadounidense deporta masivamente a los extranjeros, echándolos en ciudades tamaulipecas fronterizas.

Otro problema que recayó en el palacio de gobierno victorense, lo publicó el periódico El Norte con la revelación de que funciona una red de empresas factureras, alimentada por los gobiernos de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila.

Estas empresas emiten facturas sobre servicios o bienes ficticios, para justificar la emisión de pagos gubernamentales y el dinero resultante tiene un destino desconocido; también se usa para la defraudación fiscal.

Cabeza de Vaca negó que ellos utilicen estos subterfugios para fabricar egresos, lavar dinero y evitar el pago de impuestos.

En su encuentro con el sindicato de los trabajadores del gobierno del Estado que comanda la licenciada Blanca Guadalupe Valles Rodríguez, Cabeza de Vaca firmó un convenio para regularizar una omisión en el pago de pensiones y jubilaciones.

Se trata de cubrir una deuda de más de dos mil millones de pesos, por años de incumplimiento gubernamental con los trabajadores pues les descontaban las cuotas laborales, pero no se entregaban al sindicato.

En Tampico, Jesús Nader anunció que el jueves 30 de septiembre se llevará a cabo la ceremonia de transmisión de poderes, en el Espacio Cultural Metropolitano, a las 19:00 horas.

Será la primera vez que el gobierno porteño es reelecto para un segundo y consecutivo período administrativo, le que le permitirá consolidar el desarrollo de la ciudad y generar condiciones de bienestar de las familias tampiqueñas.

Agregó Nader que evalúan en detalle el funcionamiento de las diferentes dependencias, para determinar acciones que permitan elevar la calidad de atención y servicios a la ciudadanía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here