Los que pueden necesitar el pena

0
1299

Cd. Victoria, Tamaulipas- Debe estar equivocada Doña Cecilia del Alto López, jefa de Obras Públicas del gobierno, cuando afirma que ya no es necesaria la terminación del nuevo penal (reos del fuero común) de la capital.

La construcción del “hotelito” arrancó el 19 de octubre del 2009 siendo Gobernador Eugenio Hernández Flores. Egidio Torre no le metió un quinto porque no era obra prioritaria según palabras de su constructor Manuel Rodrí­guez Morales.

Más tarde, en 2018, surgió la versión de que serí­a terminado mediante un crédito bancario de mil millones que solicitó el gobierno.

En otras palabras, la obras tienen 12 años en el abandono y deteriorándose cada vez.

De que se puede necesitar no hay duda. La opinión se robustece al darle una leve “revisadita” al estado que guardan los expedientes instaurados por la Auditorí­a Superior del Estado, algunos turnados ya a la Fiscalí­a Anticorrupción y otros en investigación y cierre.

Están en el banquillo, expedientes penales y administrativos, funcionarios y ex funcionarios de todos los niveles, desde gobierno del Estado a alcaldí­as, Comapas, organismos descentralizados y los llamados autónomos. En caso de darse la voluntad polí­tica de hacer justicia ¿en dónde va a caber tanto pillo?.

El nuevo y moderno centro penitenciario serí­a más cómodo para los inquilinos de “cuello blanco” que las viejas instalaciones del Cedes “Tamatán”, inaugurado allá por 1951 por el Gobernador Gárate.

Un informe de 60 páginas, turnado por Jorge Espino Ascanio al veterinario (amante de los pencos) Joaquí­n Hernández Correa, jefe de la Comisión de Auditorí­a, con fecha cuatro de mayo del presente, dice que están en el banquillo de los acusados cientos de funcionarios y ex del presente y anterior sexenio.

La lista es interesante. Hay nombres muy conocidos como José Norberto “Don Teofilito” Garcí­a Manzo, ex titular de Salud, y Diódoro Guerra Rodrí­guez, de Educación, ambos en la administración de pillastres comandada por Egidio Torre Cantú.

Está bien apuntado un jovenazo de nombre Jesús Eduardo Hernández Anguiano, renunciado ex jefe del IETAM, y también Doña Marcia Laura Garza Robles, ex jefa del Tribunal Electoral pero que sigue como magistrada como resultado de negociaciones en lo oscurito.

El problema ya no serí­a el espacio sino quién va a cerrar la puerta. Son 69 casos “resarcitorios”, o sea que necesitan regresar la lana (“vómito negro” le llaman en polí­tica) para que no haya consecuencias.

Según la lista de la ASE Hay 392 expedientes, de ellos 265 en procedimiento administrativo sancionador.

Pero como se vino la pandemia, algunas tareas de investigación siguen pendientes para gozo de aquellos con cuentas pendientes, aunque tarde que temprano avanzarán los expedientes.

Ex alcaldes con expedientes son muchos, entre ellos Carlos Caturosas Villarreal, de Nuevo Laredo, y Leticia Salazar Vázquez, de Matamoros y Gustavo Adolfo Torres Salinas, del puerto jaibo.

Se me hace que, de haber voluntad polí­tica del que manda, el nuevo penal se necesitará en los siguientes meses, y que tenga una sección femenil bastante amplia porque hay mujeres en investigación como Alma Laura Amparan Cruz, de Altamira.

Y cuando la perra es brava hasta a los de casas muerte. Va incluso el ex presidente de Ocampo y ahora diputado local, Juan Enrique Liceaga Pineda, y está José Elí­as Leal, ex de Reynosa .

No escapan funcionarios de las Comapas como Eduardo Beaven Vega, de la poderosa Zona Conurbada, y Julio César Portales Martí­nez, del organismo operador de El Mante, acompañado de un lugarteniente de nombre Carlos Sánchez Vega.

A varios años de haber fungido como alcalde sustituto en Victoria, es tiempo que Don Fernando Agustí­n Méndez Cantú no se puede quitar los expedientes ¿qué fue lo que se comió? Fungió alrededor de nueve meses mientras Alejandro Etienne Llano le hací­a la luchita a la gubernatura.

Méndez y Etienne gozan fama de honestos, pero ¿qué fue lo que pasó? ¿contratos de obra pública?.

Por si las moscas el Gobierno del Estado debe estar preparado para recibir a “clientes” en paquete. Cualquier cosa puede suceder y con mayor razón si Morena gana algunos municipios.

Un buen de pillerí­as se dio en el último trienio de José Andrés Dí­az Cruz, de Tula, quien está en la mesa de los acusados con otros de mala fama como Remigio Rodrí­guez Sánchez, Rigoberto Garcí­a Vázquez, Aseret Lucio Guevara y Hugo Sánchez Muñoz. Los expedientes de “Toño” Láminas Leija Villarreal son harina de otro costal.

Alguien que no sea tan “suertudo” puede caer al bote y hacer “fila”. Por ejemplo en Jaumave “El Gallo” José Luis Gallardo Flores dejó temblando la Tesorerí­a con la complicidad de regidores y colaboradores como Ma. Alicia de la Cruz Bocanegra, Raúl Uvalle Gallardo y Jesús Ismael Morales Ortiz.

Son cientos de nombres los que maneja la Auditorí­a. Algunos –hay que aceptarlo- ya están en el fresco bote.

En otros asuntos el promotor deportivo y social Rubén Rivera Rodrí­guez (“RRR”) se incorporó este miércoles como militante del Partido del Trabajo y coordinador de Afiliación en Victoria. “Lo que quiero es seguir trabajando por el bien de Victoria”, dijo luego de recibir su credencial petista. Se encamina rumbo a las boletas electorales del 2021.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here