Duelo nacional

La nota se ha leído 1061 veces

Vaya cinismo del presidente Andrés Manuel López Obrador por decretar ahora luto nacional en memoria de los casi 57 mil muertos a causa del coronavirus, puesto que la pérdida de vidas humanas se debe en parte a la llamada “austeridad republicana” porque en clínicas y hospitales del Sector Salud se careció desde el principio de la pandemia, y se sigue careciendo, de medicinas y equipos para atender a las personas contagiadas en el país.

Familiares de las personas fallecidas por el coronavirus consideran como una burla que ahora López Obrador imponga el duelo nacional, cuando antes ni siquiera quería usar el cubrebocas porque los expertos consideraban que no era necesario, sin embargo, tras miles de críticas por su necedad y luego de viajar a Washington para entrevistarse con Donald Trump en la Casa Blanca, se ha puesto uno cada vez que asiste a una reunión o se sube a un avión.

López Obrador cree que con el minuto de silencio que, por decreto, deben ahora guardar todos los funcionarios del gobierno federal y de izar a media asta la bandera nacional en señal de duelo se va olvidar que fue negligente ante la crisis sanitaria por el coronavirus, cuya estrategia fallida sigue causando una fuerte controversia entre los gobernadores.

Y tan sique causando controversia, que los integrantes de la llamada Alianza Federalista de Gobernadores (Alfego) propusieron diversos temas para que sean incluidos en la agenda que habrá durante la reunión que sostendrán con el presidente López Obrador el próximo miércoles en San Luis Potosí.

Entre los temas que propusieron, destaca el fortalecimiento de los 32 sistemas de salud en el país, además de acordar una estrategia para reactivar la economía, analizar el pacto fiscal e impulsar una política pública de energía verde.

Los 10 gobernadores que integran la Alianza Federalista argumentan que la epidemia ha provocado la crisis económica más profunda de la historia reciente del país, con una caída del 10% del Producto Interno Bruto (PIB), cuyos efectos nocivos han propiciado que se sumen 10 millones de nuevos pobres, por lo que se perderá el avance en el combate a la pobreza en la última década.

“México requiere más que nunca la renovación del esquema federal porque hasta ahora los gobiernos locales tienen más de 5 meses enfrentando la pandemia y la brutal caída de la economía con recursos propios porque la federación no ha entregado recursos extraordinarios”, denunciaron.

Y aunque el presidente López Obrador declaró que acudirá con un espíritu conciliador a la reunión que prepara el presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y mandatario de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López, los integrantes de la Alfego advirtieron que se abstendrán de ir si no se incluyen en la agenda los cuatro puntos que propusieron el sábado pasado durante una reunión que sostuvieron en Torreón, Coahuila.

Incluso, el coordinador de la fracción del PAN en la Cámara de Diputados, Juan Carlos Romero Hicks, solicitó a las autoridades federales que recurran a una evaluación externa que ayude a corregir el manejo inadecuado del combate al coronavirus y lograr frenar el creciente número de decesos que hay en México.

El legislador panista aseveró que la sociedad mexicana no puede quedarse “con una sola voz que nos dice que todo va muy bien y que la curva de contagios y decesos por el coronavirus va descendiendo, por lo que urge un diagnóstico externo que indique claramente qué falló en la estrategia implementada e incorporar de inmediato sus indicaciones para disminuir el dolor de miles de familias que han perdido a sus seres queridos”.

Es por eso, que el presidente López Obrador en lugar de imponer el duelo nacional por la muerte de cerca de casi 57 mil mexicanas y mexicanos por el coronavirus, debería de buscar ayuda para cambiar la estrategia fallida que implementó el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

En otro tema, el Registro Federal de Causantes (RFC) en Tamaulipas, que encabeza José de Jesús Arredondo Cortez, reiniciará hoy todos los trámites que ofrece el organismo para que ciudadanas y ciudadanos obtengan su credencial de elector a fin de que puedan participar en el proceso electoral del 2021 y a la vez tengan una identificación oficial para realizar cualquier trámite legal.

Arredondo Cortez dijo que se mantendrá el mismo mecanismo de atención al público, es decir con previa cita, a fin de que los jóvenes con 18 años recién cumplidos puedan obtener por primera vez su credencial de elector, además de cambios de domicilio, corrección de datos, reposición por deterioro o extravío, entre otros trámites.

El funcionario federal reveló que a partir del pasado 3 de agosto se reinició la entrega de credenciales de elector, por lo que en la primera semana 5 mil 704 ciudadanas y ciudadanos recogieron sus nuevas credenciales, además de que en los módulos del RFC hay 18 mil 882 en espera de ser entregadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here