Confina China a casi medio millón de personas, por nuevos casos de COVID-19

La nota se ha leído 1232 veces

Autoridades confinaron a cerca de medio millón de personas en el cantón de Anxin, en la provincia de Hebei, cerca de Pekín, luego de que se detectaran once casos positivos de COVID-19.

Las autoridades chinas describen el rebrote como «grave y complejo», tras haber contenido prácticamente la epidemia ante la aparición de unos 300 nuevos casos en la ciudad en el lapso de poco más de dos semanas, lo cual alimenta el temor de una segunda ola de contagios.

Tras el diagnóstico, las autoridades han cerrado escuelas y han pedido a los pequineses que no salgan de la capital y confinado a varios miles de personas en zonas residenciales consideradas de riesgo.

Determinaron que solo una persona por vivienda podrá salir una vez al día para comprar comida y medicamentos.

Deja un comentario