Nada ha cambiado – Pulseada.

0
1372

Las especulaciones que se han generado en torno a la ampliación de la jornada de sana distancia, aislamiento social o cuarentena, como guste llamarle, le están haciendo mucho daño a quienes se encuentran en la llamada primera lí­nea de batalla contra el covid-19, porque existe confusión y cada vez son más lo que interpretan las versiones como una luz verde para salir a la calle, aumentando el riesgo de contagio.

Y no, no es así­, pero aparte de que nadie se ha puesto una y otra vez a machacar por cualquier medio con esa aclaración, existen en el ambiente informativo otros temas que no permiten a la sociedad enfocarse cien por ciento en todo lo que todaví­a y por no sabemos cuánto tiempo, rodea a la pandemia, que dicho sea de paso no está siquiera cerca de terminar, salvo que en estas semanas surja por fin una vacuna.

Pienso que al #QuédateEnCasa se debe sumar algo así­ como #AúnNoEstamosASalvo #LaMuerteSiguePaseandoEnLaCalle #SiNoTeCuidasMorirás, en fin que sea un mensaje que realmente infunda temor a los cientos o miles que siguen saliendo a la calle con menores de la mano y sin ninguna protección, como retando a la enfermedad o para convencer a otros de que la enfermedad es una mentira, como muchos todaví­a lo piensan.

Y es que la situación epidemiológica en estos momentos no tiene espacio para otros distractores, todos, pero todos, debemos enfocarnos en convencer al familiar, al vecino, al compañero de trabajo o simplemente a cualquier ciudadano que te encuentres sin protección, cuando menos cubrebocas, que sigue siendo grave el tema de la pandemia y que nadie, absolutamente nadie, se puede confiar.

Las tendencias en redes sociales son más útiles que nunca para que el caos no se apodere de nuestra Ciudad, estado y el paí­s entero, pero ahora mismo 21:00 horas del primer dí­a de junio, de las diez primeras en la lista de tendencias en Twitter relacionadas con México ni en el último lugar está algo relacionado con #QuédateEnCasa.

Queda claro que ni los victorenses ni los tamaulipecos o mexicanos, estamos interesados en aportar por hora un méndigo tuit o postear en facebook u otra madriguera de anónimos, para invitar a mantener la sana distancia, usar cubrebocas, lavarse las manos o usar gel antibacterial, pareciera que echamos el covid-19 al cajón de las cosas sin importancia.

Usted que leyó hasta llegar acá en esta aportación ciudadana, puede hacer algo para cambiar la forma de pensar de quienes ya lo hicieron o

están en sus marcas para salir a pasear en la Ciudad o fuera de ella, ayudemos a las autoridades de salud estatales y federales para que no se saturen los hospitales, porque entonces ya será demasiado tarde para salir a llorar en nuestras cuentas de redes sociales y además de nada servirá.

APUNTE.- La medición de fuerzas o pulseo que realizó el pasado sábado un sector de la ciudadaní­a para exigir que Andrés Manuel López Obrador deje el Poder Ejecutivo federal, independientemente de la cantidad de participantes, advierte que la polarización ciudadana no sólo continuará sino que seguramente aumentará.

Quienes respaldan ese movimiento no cejarán en su esfuerzo por mostrarle a los mexicanos, cada vez más fuerte y posiblemente extremista, que fue un error elegir al actual mandatario; a su vez aquellos que apoyan al Presidente ya comenzaron su ofensiva con los métodos más agresivos.

Todo esto de ninguna manera ayuda a los mexicanos que todaví­a tenemos encima la crisis sanitaria y nos aguarda la económica, por lo que nadie en su sano juicio puede apostarle a la descomposición por muy justificada que sea su causa.

Ahora bien si alguien lo hace también debe tener en cuenta que es como girar la pirinola y que puede caer en toma todo, pero también tiene un todos ponen y un pon dos… ahorita y durante algún tiempo nadie está para poner, ojalá todo esté frí­amente calculado.

PENDIENTE.- El retorno a la «nueva realidad» podrí­a incitar a quienes han estado agazapados para ir por la silla del 17 Hidalgo, esperemos que nada se descomponga y menos que haya violencia intra… polí­tica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here