Los drones, una clave para la construcción de empresas poscovid.

La nota se ha leído 2392 veces

La pandemia ha cambiado algunas dinámicas del mundo. El ámbito tecnológico y digital, que ya venía en auge, ha dado un paso más que significativo para mejorar y rediseñar ciertos aspectos de las vidas de las personas. El cambio, también, estará en las empresas y un elemento como los drones podría ser fundamental para los emprendimientos y las organizaciones poscovid.

Incluso, ya existe un buen andamiaje de normas en torno a este elemento capaz de transportar productos desde un punto a otro sin necesidad de la movilidad humana. Joselyn Zárate Giraldo, rector de la Corporación Educativa Indoamericana (CEI), señaló que la resolución 04201 de la Aeronáutica Civil indica que según el Reglamento Aeronáutico de Colombia RAC 91, las aeronaves no tripuladas en el país son tres: los drones de corto alcance, los utilizados para vuelos de precisión y aspersión, y los de investigación y experimentación.

La reglamentación, que contempla 91 disposiciones, es flexible, ya que si un piloto requiere el dron para uso comercial debe hacer un curso que lo certifique, mientras que el aficionado será exento de este requisito.

Asimismo, el rector reconoció que el dron hace mucho dejó de ser un elemento exclusivo del ámbito del entretenimiento: hoy en día en varios países del mundo, y particularmente en Colombia, se utiliza para actividades como la agricultura, la industria cinematográfica, el transporte y la vigilancia.

El uso del dron para fines empresariales, que dejó de ser una utopía, tiene incluso una normativa de registro de los aparatos. Todos los drones deben ser registrados ante la Aerocivil para volar legalmente.

Según Zárate, los drones de uso comercial de más de 25 kilos y menos de 150 necesitarían un plan de vuelo autorizado por el organismo rector, con el fin de evitar riesgos para la comunidad. El dron, en definitiva, podría convertirse en un medio de transporte ligado a las actividades empresariales.

Fuente: eltiempo.com.

Deja un comentario