Colapsa el transporte público en Victoria

La nota se ha leído 1322 veces

Concesionarios y choferes amenazan con parar el transporte público sino reciben apoyos y estímulos del gobierno del estado ante la serie de restricciones que se les han aplicado como resultado de la contingencia de salud del Covid 19.

Ramón Mendoza S.

Ciudad Victoria, Tam.- Taxistas y microbuseros de la capital tamaulipeca amenazaron con dejar de brindar el servicio a la ciudadanía argumentando falta de apoyo económico y estrictas medidas sanitarias establecidas por la contingencia del Covid 19 que les dejaría más perdidas.

Uno de los choferes de la Ruta 23 el cual se identificó como Emeterio Valadez manifestó estar inconforme por las medidas que ha implementado la Secretaria de Salud en Tamaulipas (SST) y más aún porque no tienen ningún tipo de apoyos como la dotación de gel y cubre bocas.

Señalo que de igual forma sucede con la Subsecretaria del Transporte Publico del estado que solo les exige tomar ciertas medidas pero sin brindar ningún tipo de apoyo o subsidio.

Destacó que 12 pasajeros a bordo no les alcanzaría ni para ponerle gasolina a sus unidades.

Sus compañeros se agregaron al diálogo con los medios de comunicación y afirmaron que las medidas sanitarias que se han establecido por la Pandemia del Covid-19 han bajado sus ingresos en más de un 80 por ciento.

Asimismo indicaron que de sus propios recursos están sanitizando las unidades móviles y eso les genera un gasto extra, por lo tanto también pidieron que fluya la ayuda económica de las autoridades, además de que les den cubre bocas, gel antibacterial para cumplir con las recomendaciones sanitarias.

Con todo esto los operadores de los microbuses están pasando por una difícil situación debido a la actual contingencia por COVID-19, y solicitan un apoyo por parte de las autoridades pues el pasaje es poco y difícilmente obtienen algo de ganancia.

Las unidades lucen vacías incluso en las zonas que usualmente registraban mayor afluencia de pasaje y de acuerdo a los choferes diariamente sacan solo para pagar el combustible del vehículo lo que los deja sin la oportunidad de llevar el sustento a casa

Y ahora con la medida de no subir pasaje que no porte tapabocas, aseguran la situación se complica pues podrían hacerse acreedores de una multa, ellos mismos y no el concesionario, quienes afortunadamente si los están dotando con medidas sanitarias como cubre bocas, gel anti antibacterial y cloro.

“La ruta donde yo estoy son 26 microbuses, trabajamos la mitad ahora y la mitad mañana, pero ¿y las personas que trabajan de relevos que van a hacer?, para que puedan sacar sus gastos, hay gastos, colegiaturas y todo se requieren ingresos” cuestiono.

Deja un comentario