Métodos para que la ira no dañe tu salud

La nota se ha leído 1735 veces

En momentos de cólera aflora nuestro lado más oscuro a través de la ira

Las reacciones violentas ponen en peligro nuestra propia salud y la de quienes nos rodean. Te damos unas formas más sencillas para superar los problemas.

Razones de la ira: Aunque te consideres equilibrado, muchas veces te encuentras con problemas inesperados de trabajo, dinero, salud y otro tipo de dificultades. Lo primero que hay que entender es que los problemas son parte de la vida, sólo que muchas veces no sabemos como manejarlos.

El cuerpo reacciona: Tu cuerpo responde a la manera en que sientes y actúas. Cuando estás estresado, ansioso o enojado, los síntomas que aparecieron primero son presión arterial elevada o problemas digestivos.

Signo de debilidad mental: La ira está producida por un daño real o imaginario que implica un deseo inmediato de venganza.

Aprende a relajarte: Las técnicas simples de relajación como respirar o practicar yoga ayudan a calmar los enojos.

Controla tus enfados: Esfuérzate en controlarte. Finalmente, procura reemplazar pensamientos negativos por otro más razonables.

Datos

– La lógica vence a la ira, porque ésta, aún cuando es justificada, puede volverse irracional.
– Recuerda que el mundo no está en contra tuyo, estás en un mal momento.
– Ante una crítica es natural ponerse a la defensiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here