PAN, PRI Morena: Tres partidos, mismo país…

La nota se ha leído 901 veces

Viernes de puente largo para los que tienen intereses en el sistema educativo y cobran quincena. Para los mortales la vida sigue, cada cual en su trinchera y territorio que, en lo que nos interesa, los partidos y sus postores siguen en la ruleta.

Veamos a las dirigencias, que bien pueden definirse con adjetivos que son muy directos. El PAN que por convicción es la fuerza opositora, el PRI que brilla por su insitucionalidad y Morena, donde la genética es el “debate” con ficha en los calzoncillos.

Revisemos la narrativa.

1.- “Esa oposición y esa fuerza la tiene Acción Nacional y por eso es que nosotros no decimos a todo sí lo que diga el señor Presidente. Nosotros decimos cómo sí y eso es lo que estamos haciendo, dando una propuesta alternativa que dé viabilidad a la salud gratuita, de calidad, con cobertura para todos los mexicanos”, puntualiza en todos los espacios el presidente nacional, Marko Cortés Mendoza.

El debate por la salud, la seguridad, la calidad de sus gobiernos, es el tema de una narrativa que les antagoniza con Andrés Manuel. “Este primer año ha sido muy malo y reprobado en seguridad, muy malo el gobierno morenista y reprobado en economía y muy malo y reprobado en salud”.

Y con estas palabras, en todo México, Acción Nacional encabeza un grupo que ya sabe, que el poder está a la vuelta de la esquina si logran el combo que ya mencionamos. PAN-MC-Futuro21, PRD.

Solamente les faltaría el PRI, que sigue deshojando la margarita, se abren de manera general a la alianza azul, pero dejan siempre abierta la coquetería con Morena. Son, hoy,  en muchas partes, el rival más débil, pero su estructura, sigue siendo una preciada militancia, para decantar a la derecha o a la izquierda.

Insisito, Marko no deja escapar ninguna: “Es claro que El Presidente no quiere hablar de los temas relevantes, cuando se le pregunta sobre salud, dice que todo está bien, cuando se le pregunta por economía y se le habla del cero crecimiento, dice que lo importante es el desarrollo”.

“Cuando se le pregunta sobre seguridad habla de que la estrategia va a dar resultados, pero de inmediato busca distractores de la atención y este avión presidencial se ha convertido en el objeto de mayor distracción de los mexicanos”.

2.- .- Y claro que en este fin de semana aceptamos las críticas que quienes me señalan, que lo del besamanos con AMLO, son afirmaciones injustas, contra su dirigente nacional y sus gobernadores, pues ellos “no se arrodillan” solo hacen esgrima con Andrés Manuel López Obrador.

El asunto es que el tiempo dará la razón al que la tenga y confirmaremos, si el desmesurado amor pro AMLO es ajedrez.  O si en su condición de “bisagra”, solamente están jugando a ponerse “como el mejor postor” y pues, a ver quien da más.

Si van con AMLO con toda la fuerza del Estado o por la sobrevivencia con el combo que lidera el Partido Acción Nacional. Al margen de la frase que cita eso de “de no te fijes como grito, si no, como voto”, en reinvindicación de sus penurias, el PRI expresa lo que por ahora no se ve en hechos.

“Esta dirigencia,  no obedece a ningún presidente de la República, ni presente, ni pasado; solo tiene los límites normativos y los que decreta la sensatez. Nuestros únicos jefes son los militantes del partido y la voluntad de los mexicanos”.

Igual se justifican. “Nuestra condición de oposición es un contrapeso institucional, pero no un obstáculo para la gobernabilidad, ni para entorpecer el ejercicio del poder….  “estamos al servicio de la República. Estamos al servicio de México”.

3.- Finalmente donde todo se vuelve “wrestling”, artes marciales mixtas y barrio, es en el Movimiento de Regeneración Nacional donde tienen “virtualmente” dos presidencias.

La que encabeza Yeidckol Polevnsky Gurwitz y que se dice apegada a las normas internas de Morena y de los tribunales electorales y Alfonso Ramírez Cuéllar ungido apenas hace una semana, por el Congreso Nacional promovido por Bertha Elena Luján Uranga, la presidente del Consejo Nacional.

Y aquí las dos versiones: “En esta reunión, no tuvieron el quorum, ni tuvieron la legalidad para convocar, ni estuve yo presente y el orden del día, incluso lo incumplieron. Entonces, simplemente incumplir tu orden del día ya hace inválido el Congreso. No tener quorum te invalida; no cumplir tu orden del día te invalida, la forma en que convocaron también es invalida”. Yeidckol.

Para Luján, lo mismo, respetar la ley de la mano de Ramírez Cuéllar quien advierte: “Yo vengo a poner orden, puedo garantizar estos puentes de entendimiento, como yo no tengo ninguna aspiración, no tengo mayor interés que acercarlos”.

Nostra política.- Y que comience el siguiente round…

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here