Se duplicarí­a pago de salarios caí­dos

0
2856

Hasta 450 mil pesos podrí­a pagar el patrón a un empleado de aprobarse la iniciativa que duplica el pago de los salarios caí­dos en el caso de un juicio laboral

CIUDAD DE Mí‰XICO.- Hasta 450 mil pesos podrí­a pagar el patrón a un empleado de aprobarse la iniciativa que duplica el pago de los salarios caí­dos en el caso de un juicio laboral.

De acuerdo a la firma Sales Boyoli, en un caso promedio de un trabajador con salario diario integrado de 650 pesos y un juicio cuya duración en promedio sea de cuatro años, se pagarí­a 270 mil pesos con la legislación actual.

Sin embargo, si procede la iniciativa promovida por el senador Napoleón Gómez Urrutia, el costo serí­a casi del doble.

Cabe destacar que antes de que se aprobara una reforma laboral en 2012, no habí­a lí­mites al pago de salarios caí­dos, y el costo para los patrones se disparaba a 930 mil pesos.

“Antes de la reforma del 2012, el costo podrí­a ser hasta de 930 mil pesos, después de la reforma del 2012, nos da 270 mil pesos, es decir que se reduce más del 70 por ciento el costo de los salario caí­dos.

“Ahora, si se aprueba la reforma propuesta, nos da un escenario de 450 mil pesos. Estamos a la mitad de lo que costaban los juicios laborales antes de la reforma del 2012, pero estarí­amos al doble de lo que se aprobó en la reforma de ese año”, dijo Jorge Sales, socio fundador del Bufete Sales Boyoli.

La Comisión del Trabajo y Previsión Social del Senado, encabezada por Gómez Urrutia, aprobó un dictamen que ordena que se pagará 100 por ciento de los salarios caí­dos por dos años, y a partir del tercero se pagará un interés del 4 por ciento sobre un importe de 15 meses de salario capitalizable al momento del pago, en el caso de los juicios laborales.

Jorge Sales comentó que la exposición de motivos de la iniciativa que promovió Gómez Urrutia no es razonable, al advertir que la reducción del pago de los salario caí­dos se convierte en un incentivo perverso para los patrones.

“Penalizar con salarios caí­dos más altos al patrón o más bajos al trabajador es transferirle a las partes la responsabilidad del Estado, es decir, el Gobierno es el responsable de que los juicios laborales tarden tanto”, subrayó el experto.

Añadió que un juicio laboral deberí­a durar máximo un año, pero en promedio son cuatro.

El abogado laboral Germán de la Garza, coincidió en que la postergación de los juicios se deben a la falta de eficiencia de las autoridades laborales en cuanto a la resolución de los casos.

“La iniciativa no está dejando tampoco abierta la puerta para que se se conmute totalmente los salarios caí­dos por el tiempo que dure el litigio, los salarios caí­dos están planteando que sean por dos años, si bien es cierto es un año adicional a lo que se tiene hoy en dí­a, ese año puede llegar a valer mucho dinero. Para efectos del sector empresarial, industrial, esto no es una buena noticia”, consideró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here