Lagunas de oxidación del sur de la entidad generan grave contaminación

0
1724

Por Jose Luis Avila.

Cd. Victoria, Tam.- Las lagunas de oxidación ubicadas en la zona cañera del sur de la entidad están gravemente contaminando los cauces de los rí­os Mante y Guayalejo, por ello los responsables de los dos ingenios ubicados en esa región deben tomar cartas en este tipo de asuntos, pues de lo contrario se corre el riesgo de ocasionar un ococidio al poner en peligro la fauna y medio ambiente.

Ante ello es necesario su rehabilitación para que estén en condiciones y desarrollen realmente sus funciones, “pues no deben verter esas aguas de manera irresponsable a unas limpias, y hablo de las empresas cañeras a pesar de la riqueza, la vida y el trabajos que estos dan lo cual es incuestionable, nosotros no discutimos eso, pero creo que si se puede hacer la invitación a los encargados del ingenio”.

El diputado local priista, Florentino Aron Sáenz Cobos, señalo que ahorita son los momentos adecuados pues ambos ingenios se encuentran en un periodo que se le llama de reparación, pues se encuentran en la ví­spera de la zafra, por ello es importante se tome en cuenta que las lagunas de oxidación deben ser rehabilitadas.

Asimismo esta exhortación la dirigió tanto a los productores, el Gobierno del Estado y federal, con el propósito de buscar cómo atender este problema calificado de ococidio, debido a que atenta contra la ecologí­a en forma aberrante, “por ello desde el congreso del estado alzamos la voz para ser escuchados en los distintos niveles de gobierno, y desde luego en la conciencia de los productores”.

Señalo sobre la existencia de un gran número de quejas entre los habitantes quienes viven por las orillas y márgenes de estos dos rí­os, pues existe mucha molestia y coraje por ejemplo de quienes habitan en la región de “La Mora”, por ello se insiste que una problemática la cual se debe atender de inmediato.

Recordó que en la época de Manuel Camacho Solí­s quien estuvo como titular de SEMARNAT ya se habí­a presentado esta inconformidad, sin embargo hasta el momento los gobiernos federales que han transitado han puesto oí­dos sordos, es decir han hecho caso omiso a toda la problemática de contaminación ocasionada por estas lagunas de oxidación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here