Salió malo y caro el alcalde victorense  

La nota se ha leído 1095 veces

Resulta que el alcalde Xicoténcatl González Uresti, alcalde de Victoria no sólo encabeza una mala administración, que no ha sido capaz en un año de gobierno de reducir los problemas de los baches, el ineficiente abasto de agua, considerar la construcción de un nuevo cementerio municipal, por citar lo más urgente, pero si cobija a familiares y amigos en la nómina municipal.

Por si fuera poco nos enteramos que es un funcionario caro, que sus gastos de traslado dentro del municipio representan entre 225 mil y 235 mil pesos mensuales, que el “angelito”  viaja en vehículo blindado cuyo costo mensual es de 160 mil pesos y se adjudica un consumo mensual de gasolina que fluctúa entre 65 mil y 76 pesos mensuales.

El egreso mínimo de 225 mil pesos mensuales representan 2 millones 700 mil pesos en un año de los gastos de trasportación y es que el señor además, vive en un ejido, no está cerca, pero aun así 65 mil pesos entre 30 días son dos mil 166 pesos y cuando el consumo de un mes llegó a 76 mil pesos, significa un gastos diario de combustible de 2 mil 533 pesos, cantidad suficiente para ir a McAllen, recorrer sus centros comerciales y regresar, además le aseguro que aún le sobraría gasolina. De tal manera que esa cantidad de consumo ha de ser de otras unidades amigas.

En fin, la cuestión es que hay pobreza de resultados además de los excesos que están a la vista, y que incluyen el poderío de su Contralora, que es fiel exponente del nepotismo, cuya actuación como benefactora de sus familiares no son precisamente el mejor ejemplo para quien se supone vigila los ejercicios apegados a un marco legal y de disciplina.

            2.- El programa “Un gobierno cerca de ti” llegó al municipio de González, esta es la tercera ocasión que aterriza en este punto. Se trata de jornadas multidisciplinaria donde concurren las acciones de diferentes secretarías de la estructura estatal para atender a los ciudadanos.

Para darle seguimiento a los ofrecimientos que desde campaña formuló el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca y su esposa Mariana Gómez de García Cabeza de Vaca, presidenta del DIF Tamaulipas, tuvieron un contacto directo con los habitantes, a los que escucharon en sus demandas y a los que entregaron equipo para desayunadores de escuelas, tinacos, balones y otros obsequios.

Estas jornadas de trabajo incluyen una parte artística cultural para llevar entretenimiento y propiciar un momento de convivencia con los lugareños.

DIF Tamaulipas y Gobierno del Estado ha venido recorriendo la entidad llevando apoyos y servicios a los tamaulipecos de diferentes puntos de nuestra geografía y con ello acercan opciones para acceder a una mejor calidad de vida.

La señora Mariana presidenta del DIF Tamaulipas realiza de manera permanente actividades que la mantienen muy cerca de los diferentes núcleos sociales, entre ellas las jornadas “Un gobierno cerca de ti”, eventos que con frecuencia cuenta con la asistencia de su esposo el Gobernador del Estado.

 MAKY Y LOS IMPUESTOS A LOS TACOS.- La alcaldesa de Reynosa Maki Ortiz saltó a la fama estatal y nacional por su propuesta ante el Poder Legislativo de crear un nuevo impuesto, que se estaría aplicando a quienes venden elotes y tacos y en general al comercio informar, lo cual finalmente lo vendría a pagar el consumidor que es la clase popular y que consume estos alimentos porque en muchos de los casos no tiene lo suficiente para ir a un restaurante, ni siquiera de “medio pelo”, la cuestión es que ayer mismo la nota se difundió en las versiones digitales de los periódicos de la Cd. de México.

Suponemos que ella se refiere a los negocios que están visibles, porque existen otros muy difícil de detectar que son las ventas a domicilio, internet o con amistades. La propuesta de la Edil da para mucha discusión, porque detrás de ella hay familias que se ganan el sustento de esta manera porque en su momento no encontraron oportunidades de empleo.

El pretexto es hacer frente a las necesidades no satisfechas ante los recortes del Gobierno Federal, sin embargo Maki como todos los alcaldes son pésimos recolectores de impuestos, lo vemos en el predial, tema que abordaremos líneas abajo.

Lo que nos llama la atención es que los ambulantes ya generan impuestos a los municipios, quizá de manera insuficiente porque estos se pierden o llegan incompletos en su trayecto del ambulante a la caja de la Tesorería Municipal y eso es producto de la ineficiencia.

Sin meterse en tanto problema Maki y cualquier alcalde puede agenciarse ingresos regulando la supervisión a estos ambulantes que ya generan un pago desde hace tiempo por derecho de piso al municipio, y es una captación importante que se presta para “escamotear” recursos en el trayecto de su cobro a la caja registradora.

Las ciudades grandes como Tampico, Reynosa, Matamoros y Nuevo Laredo tienen un comercio ambulante muy vigoroso, Victoria y Mante en menor grado. Pero no está regulado con clasificaciones por actividad, metros cuadrados que ocupen en la vía pública, horario, etc. Quizá los vendedores móviles, esos que pisan tres o cuatro o más lugares distintos en un mismo día sean más difíciles de controlar, pero de que se puede se puede.

En Tampico el empresario Álvaro Garza Cantú cuando fue alcalde, tomó una iniciativa que dio muy buenos resultados, los supervisores ya no tuvieron a su cargo el cobro de las cuotas, sólo verificaban ubicación y superficie ocupada, se rolaban para que no hubiera “arreglos” y la nota que levantaban se la entregaban al vendedor para que pasara a la caja de la Presidencia a pagar y la copia se turnaba a la caja donde se calificada de acuerdo al reporte lo que debía pagarse.   Y había supervisor de supervisores. El resultado fue que en un mes logró una captación similar a la lograda por sus antecesores en un año, eso le permitió pavimentar las primeras calles de concreto hidráulico del Puerto Jaibo.

La cuestión es Maki y sus homólogos deben aplicarse y ser eficientes en el cobro del impuesto ya existente como es el predial y el derecho de piso.

LOS RICOS TAMBIÉN LLORAN.- Retomando el tema del impuesto predial, quizá Usted se enteró de un adeudo superior a los 900 millones de pesos por concepto de predial de una propiedad del Jefe Diego Fernández de Cevallos, cantidad en la que hay multas y recargos tras 26 años de no pagar un centavo de ese impuesto. Antes tuvo otro adeudo por 4 millones 45 mil pesos de otra propiedad, pero obtuvo una condonación y resultó pagando un millón 16 mil pesos, es decir casi la cuarta parte.

            Ahora está en pláticas para “arreglar” otro descuento y liberarse del adeudo de los 900 millones de pesos.

            Situación similar ocurre en Victoria y en otros municipios donde son precisamente las clases acomodadas las que presentan mayores adeudos,  y siguen la misma táctica del Jefe Diego, dejan acumular varios años de no pagar un solo peso y cualquier autoridad municipal se siente afortunada de lograr el pago tras 6, 8, 10 o más años de deuda acumulada.

            Finalmente no les cobran todos esos años, les condonan recargos y multas con la promesa de que en lo sucesivo van a ser puntuales. Termina el trienio y vuelven a no efectuar el pago de predial, y es una cadena.

            En este tema es urgente legislar para proteger las arcas municipales de la <evasión> del impuesto predial. De nada sirve que cada administración llegue a contabilizar los pagos pendientes y que prácticamente ponga en “remate” la deuda acumulada, sacrificando grandes sumas que representan servicios para una comunidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here