Masacre electoral del PRI desdibuja democracia interna

La nota se ha leído 488 veces

En la contienda por la dirigencia nacional del PRI, la proporción (¿o desproporción?) de votos obtenidos por Ivonne Ortega Pacheco con respecto a los adjudicados a Alejandro Moreno Cárdenas, de 14.4 % para la primera y de 80.2 para el campechano dibuja una masacre electoral a partir de estos números extraoficiales, ya que los resultados definitivos se darán a conocer mañana miércoles, tiempo suficiente para pactar un acuerdo con la parte perdedora para que esto no acabe en un campo de guerra que se dirima en Tribunales, cuyo fallo difícilmente modificará el resultado pero desgastará aún más al instituto político.

A Tamaulipas le fue mejor de lo que esperaban los cálculos del comité nacional de Moreno Cárdenas y de los organizadores del proceso electoral central, ya que consideraban una afluencia de alrededor de 10 mil priistas a las urnas, esto abona a la buena fama del ingeniero Enrique Cárdenas del Avellano en virtud de que la mayor aportación corresponde a la candidatura promovida bajo su coordinación.
Los reportes del lunes por la mañana consignaron 31 mil 485 boletas cruzadas, que es un número conjunto de los tres candidatos, Ivonne, Alejandro y Lorena Piñón, y que incluyen 579 nulos, en este dato lo que se valora es la presencia de la militancia en las mesas receptoras.
La numeraria de Tamaulipas arroja datos interesantes, por ejemplo que Nuevo Laredo fue el municipio con mayor participación con 5,108 votos, el mensaje que aporta es que la Presidenta del CDE del PRI, Yahleel Abdalá Carmona se aplicó para lograr la mejor calificación en su solar, y lo hizo con equilibrio, porque en ese municipio Ivonne logró proporcionalmente una respuesta decorosa de casi la mitad de lo logrado por Alito y a Lorena le fue muy bien comparado con otros municipios, aquí están los números: Moreno Cárdenas 2,913 votos, Ortega Pacheco 1,509 y Piñón 553.

Como Usted ve, Yahleel pasó al pizarrón y aprobó, lo cual no logró en comicios constitucionales.

Después de Nuevo Laredo únicamente hay tres municipios que lograron aportar más de 2,000 mil votos y son en este orden, Altamira 2,455; Miguel Alemán 2,126 y Madero 2,117. Todos son resultados parciales, ya que hasta ayer por la noche darían a conocer datos oficiales avalados por el órgano central de la Cd- de México.
Desde luego la eficiencia de este proceso debemos medirla por el porcentaje en la relación a su militancia, su padrón y la población de cada punto geográfico y no por el número de votos. De esta manera resultan modestas las aportaciones de Reynosa, Victoria y Tampico que respectivamente lograron 1,451 votos, 1,351 y 1,320.

Otras ciudades importantes son Mante y Matamoros con 1,406 votos y 1,556.

Al margen del impacto que tenga esta votación en la definición de la nueva dirigencia nacional, la visión estatal debe tener en este momento un diagnóstico sobre sus bases, saben con quienes cuentan realmente y eso servirá en parte para planificar sus estrategias futuras.

SEIS ESTADOS FORTALECEN DIRIGENCIA DE ALITO
Por otra parte, que el ganador sea Alejandro Moreno Cárdenas no sorprende, la operación política practicada induce a pensar que el temor a un resultado que favoreciera a Ivonne les hizo poner “demasiada agua a los frijoles”. El PRI en su época de ganador único aprendió a maquillar resultados inflando votación propia, pero también para sus principales oponentes, como un principio de convivencia política.

Un proceso interno que debió haberse aprovechado para fortalecer al partido, fue todo lo contrario, sin un mínimo de equidad, antidemocrático, amañado, y sin signos de urbanidad política, lo cual en conjunto contribuye al descrédito, porque no son capaces de jugar limpio ni cuando se compite entre ellos.

A nivel nacional las cifras dejan su mensaje, en Coahuila donde operó el mapache mayor Rubén Moreira, esposo de la compañera de fórmula de “Alito”, Carolina Viggiano de Moreira, virtual Secretaria General del próximo CEN Tricolor la fórmula de referencia obtuvo la mayor votación, 121 mil 642 votos.

El segundo accionista mayoritario del proyecto es Oaxaca (ya lo habíamos anticipado) con 71 mil 744; el Estado de México, no podía fallar, Alito es el Delfín del Grupo Atlacomulco, 48 mil 383 votos; el morenazo estado de Veracruz aportó 24 mil 712; Guanajuato más de 73 mil y Campeche cuna del futuro presidente del CEN, 24 mil 219.
Esos seis estados son los que realmente hicieron fuerte a Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, de ahí que no podrá presumir de una representatividad nacional, pero sí de representar holgadamente a esas seis entidades de las 32 del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here