En 2022, ¿gobernador independiente?

La nota se ha leído 3859 veces

Los tiempos del pragmatismo  utilitarista, como lo planteaba  el politólogo y experto en la teoría de la democracia,  Giovanni Sartori,  hoy se hacen sentir en Tamaulipas. Todo esto, se da paralelamente a una grave y posiblemente prolongada crisis de la partidocracia tamaulipeca.

Ante la crisis  de desgaste  generalizado que  se viene dando, entre las siglas de la ortodoxia militante,  el escenario político nos está develando  una tercera  opción, que podría debilitarse o en su caso, fortalecerse todavía más, conforme avance el calendario, rumbo a la sucesión cabecista.

Me refiero a  la nada remota posibilidad  de que, en el 2022,  un candidato independiente, armado con un buen mensaje ante la ciudadanía, con  recursos y bien posicionado en toda la entidad, podría  proclamarse como  el nuevo gobernador.

Nuestra  hipótesis, no es descabellada, si tomamos  en cuenta que  en Jalisco, un empresario como Enrique Alfaro, derrotó  al viejo bipartidismo del  PRIAN,  y  le sacó un paso adelante a MORENA. Alfaro, llegó por  las siglas del Movimiento Ciudadano, pero posteriormente  se proclamó como independiente.

La fiebre de la independentitis, surgió con Jaime Rodríguez, el Bronco  en Nuevo León, y aunque dicha experiencia  concreta, no parece encaminarse hacia  un buen epílogo, lo cierto es que, esta tendencia  sigue  avanzando y manifestándose  en la democracia mexicana, como un reflejo de la decadencia existente entre los partidos, expuestos al rápido desgaste del reclamo ciudadano.

Es a partir de este marco de reflexiones que hoy le ofrecemos a los lectores, este ejercicio imaginario,  rumbo al 2022. ¿Qué puede pasar, en caso de que MORENA, no  consiga  sus objetivos  de arrebatarle  el Congreso al PAN?

¿Y qué ocurriría posteriormente con un panismo que llegaría  sin candidaturas  de peso  a la sucesión  gubernamental, y acotado por el sexenio obradorista, en temas  de política social y toda esa enorme batería de programas clientelistas comandados desde palacio nacional, en términos de apoyos directos a la ciudadanía?

La incógnita  de esta ecuación política, podría  resolverse  en  una candidatura independiente y pragmática, que fuese capaz de convocar a tirios y troyanos, para  conformar  un  movimiento amplio y  diverso, conformado por los  mejores  hombres  y mujeres de  Tamaulipas.

¿Quién  podría ser  este personaje?  No lo sabemos  aun, pero  sí creemos que, si  actualmente partidos  como  MORENA  y el PAN, no logran sacar adelante, banderas tan  manoseadas como  la transparencia,  la austeridad, la honestidad , la eficacia y el cambio, entonces a la vuelta  de tres años,  entonces  los ciudadanos tamaulipecos buscarán, no al ideólogo, no  al hombre preparado, simplemente  al hombre que  tenga la habilidad  necesaria, como para  capitalizar  el hartazgo  anti partidos. Que sepa conectar con  la sociedad, sus propuestas  de campaña.

En el 2022,  un candidato  independiente, sería un agente libre, con todo el espacio  disponible para  hacer alianzas  con todos los sectores  y partidos, hasta con el gobernador.

No lo de por hecho, pero tampoco lo dude.

Llegados a este punto, cree usted que haya algunos prospectos que den la talla, de lo que puede ser un interesante ensayo democrático en nuestro estado?

Solo  para especular, ahí le va uno de ellos:

Enrique  Cárdenas  del Avellano, empresario independiente,  dueño de una  de las mejores carreras políticas  actuales, con una buena imagen ante  la sociedad civil, y  sin antecedentes  de choque  con ninguno de los grupos  políticos, chicos o grandes; periféricos  o empoderados.

Hasta ahora, no ha perdido una sola elección, a pesar  de que le han puesto algunas rifas de  tigre, todas las ha sorteado con éxito. Alcalde de la capital y  dos veces  diputado federal.

Es decir estamos hablando de un cuadro  político aprobado en las urnas, con notas sobresalientes, conocedor  de Tamaulipas y todas sus regiones. Empresario  que ya tiene  un patrimonio hecho, y que no lo movería el afán de saquear el erario.

Obviamente, al igual que  Enrique, pueden existir otros, pero  de entrada, y solo para ir explorando el terreno, ¿qué le parece esta posibilidad?

¿A QUE  TAMAULIPAS  SE REFERIRÁ EL PRESIDENTE DE CANACINTRA?

José  Enoch Castellanos, el Presidente  nacional de  CANACINTRA, llegó por estos días a Reynosa, clasificada por los organismos internacionales, entre las ciudades más  violentas  del mundo.

Este hombre que, debe  de tener poderosos motivos  respaldados por signos de pesos,  soltó  lo que sin duda, pasará a la historia, como la broma más provocadora  del siglo. Aseguró que Tamaulipas, es el estado más confortable para  vivir, y  de ahí para adelante,  siguió tocando la dulce música de viento.

Don Enoch  no se midió. Sus  elogios, no fueron suaves movimientos de labios, sino verdaderas embestidas  surrealistas, lo cual, desde luego, a pesar de que no corresponde a la realidad que se vive, pues  es hasta cierto punto, entendible, por los compromisos  de negocios que pudiese tener, con el sexenio de los vientos.

Narra  el comunicado oficial, que  el Evento  Industrial  del Año en Reynosa, dejó un muy buen sabor de boca, entre los asistentes. Y  se los creemos, sobre  todo para el flamante  presidente de CANACINTRA, que ya demostró de lo que es capaz, cuando se trata  de hacer valer, sin miserias, sus expresiones orales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here