Tamaulipas sin paz social

La nota se ha leído 568 veces

Todos, sin la menor duda, queremos progresar: queremos, deseamos, tener un mejor empleo con un sueldo digno, suficiente, para tener una vida decorosa; queremos tener la oportunidad de viajar, anhelamos que la ciudad, la comunidad, donde vivimos se note su desarrollo: que no haya pobreza y que, en cada uno de sus habitantes, sus vecinos, se observe que hay calidad de vida.

Para que esto suceda, por lo regular, los factores de la producción, los que invierten, demandan al Estado, a quienes gobiernan, que les garanticen una paz y armonía social; es decir, condiciones óptimas en que, todos, manifiesten un estado de cosas en donde no hay quejas ni reclamos, pero si, reconocimiento y felicidad. Paz y armonía social que, sin la menor duda, de pronto ha desaparecido de Tamaulipas.

DOMINACION Y EXPLOTACION.

Durante el neoliberalismo, sobre todo el impuesto por Carlos Salinas de Gortari, la clase obrera vivió una etapa de dominación y de explotación. Muchos recuerdan como, al menos los obreros de la CTM, con el cacicazgo de Fidel Velázquez, vivieron una dominación, una represión brutal. No estaba permitida la disidencia y eso genero largos periodos de dominación por uno o varios líderes obreros. Y el Estado, por su parte, protegió, impulso, una fuerte explotación.

Dominados por un sindicalismo vendido al patrón, explotados por el patrón con la anuencia del gobierno, los obreros ven, poco a poco, mermar sus ingresos… el salario aumenta poco, centavos, en tanto que la inflación en un dos por tres les quita el raquítico aumento. Así, en la frontera le dijeron a AMLO, el candidato, no podemos vivir con 180 pesos diarios. En este contexto, es como la paz social se perdió en Tamaulipas.

MATAMOROS DIO EL EJEMPLO.

Al momento que AMLO decreta la zona libre para la frontera norte, que pretende homologar gasolina, bajar el iva y el isr, pero sobre todo, que se aumente el salario al 100%, estallan las huelgas en Matamoros. Las empresas para cumplir con el salario decretado disminuyen bonos y prestaciones, entre ellos la prerrogativa de la despensa. Fue un movimiento que levanto ámpula.

Las quejas y reclamos de los empresarios han sido reiterativos, pero sobre todo, las acusaciones que, incluso, hasta el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca las hace: que Napoleón Gómez, el senador y cacique de los mineros, es el impulsor toda vez que está formando una nueva central de sindicatos mexicanos. Se entiende, con la anuencia del Presidente de la Republica. Y el ejemplo de Matamoros cundió en otros lugares de Tamaulipas.

PRODUCTORES BLOQUEAN CARRETERAS.

Ya perdimos la cuenta de las veces en que la carretera a Matamoros, a la altura del kilómetro 200, es bloqueada por los productores rurales, incluidos campesinos y pequeños propietarios. En el sexenio pasado, bloqueaban la carretera para que los pagaran, vaya pues, los subsidios que a la producción daba el gobierno federal. Ahora lo hacen porque la 4T modifica las reglas, la política, en concordancia –se entiende-, con el plan de austeridad republicana.

Antes los apoyos se daban hasta para 80 hectáreas; hoy, para 5 de riego y 20 de temporal; el seguro agrícola era del 40% hoy del 24%; en tanto que el subsidio de granos era del 75% y ahora solo del 50%. Por eso, cerraron la carretera: dejaban pasar solo a los particulares y autobuses, deteniendo a los tráileros. Y estos, para completar el cuadro, bloquearon las brechas y caminos, para que todos sufrieran el bloqueo.

PERDIDAS MILLONARIAS.

Con las huelgas en Matamoros, día tras día, los voceros de las empresas difundían datos y cifras de pérdidas millonarias, de que abandonarían la plaza y, el resultado, seria miles y miles de obreros sin empleo. Con el bloqueo, también hay perdidas al retrasar entrega de mercancías, incluso de perdida en las que son perecederas; y los productores, también hablan de perdidas, porque ante la insuficiencia en el apoyo gubernamental se perderán cosechas e, incluso, disminuirá el área sembrada: el problema, pues, no es menor. Y las soluciones aparecen cuando hay dialogo; y el dialogo existe, solo cuando las dos partes lo desarrollan.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here