Polevnsky”  y la otra  ley de la gravedad

0
3765

Newton y los magistrados del Poder Judicial Electoral no están equivocados:

Todo lo que tranza, tiende a caer…en manos de los Tribunales.

Por ahora, se  vive apenas el primer round. El match apenas empieza.

Serí­a demasiado ingenuo, para uno de los contendientes, especialmente para el consorcio rumiante,    Polevnsky Corporation, SA de CV, festejar  de manera tan prematura.

Las vencidas por  definir  el destino polí­tico de Tamaulipas, se están dando en las alturas de  la república. Justo ahora, los adversarios ponen en juego,  sus relaciones del más alto nivel en el terreno de la polí­tica y de los máximos órganos de la justicia, en el ámbito electoral. Ya existen denuncias a granel ante las  salas del TEPJF, tanto en  Monterrey, como en la ciudad de México.

Lo que acaba de ocurrir, con el agandalle de las candidaturas internas de MORENA, es apenas el primer campanazo y se sabe, ya con absoluta certeza que la trastada de Yeidckol y sus secuaces tamaulipecos, tendrá un efecto boomerang. No se levanten aun de sus asientos.

Mientras tanto, podemos citar, una de las 48 Leyes del Poder de Robert Greene, misma que establece: golpe  que no acaba  al adversario, lo fortalece.

Lo decimos porque, después  del affaire de las candidaturas a modo, la respuesta de regreso que le espera a  la  sonrisa guasona de Polevnsky,  podrí­a ser un manotazo definitorio de AMLO, para restablecer, de una vez por todas, democracia interna, en el Tamaulipas moreno. Esto es al menos lo que  se maneja, ya desde ayer, en las altas esferas de la nomenclatura obradorista.

Resulta obvio que, la señora  Polevnsky escogió  un mal momento, para enfrentarse con un lider  del senado,  Ricardo Monreal, que actualmente, es la figura polí­tica mejor posicionada en el afecto de Palacio Nacional.

Pero además, la gota que derramara el vaso, será  el tema Puebla, donde la madre de la  fallecida Martha Erika Alonso, acaba de enviarle  una carta  al Presidente de la República, pidiéndole que no enví­e a Miguel Barbosa, como candidato a la gubernatura, por todo lo que esto significa, en un  escenario de crispación, sospechas y acusaciones. Barbosa es en Puebla, la carta de Polevnsky, misma que cierra ojos y oí­dos, ante la polarización y desgaste que ello implica.

Su empecinamiento en  la tierra  de los camotes, puede ir implí­cito en el mismo zape que le darí­a el Presidente, por las  porquerí­as  que viene haciendo en Tamaulipas, al aliarse contra los enemigos polí­ticos  de López  Obrador.

Basta  con asomarse a las agitadas  aguas del internet, para darnos cuenta que Yeidckol Polevnsky trae de cabeza a  Morena en  los cinco estados panistas, donde habrá elecciones locales. En estados como Baja California, donde  la llegada de una gubernatura obradorista, parecí­a ser de mero trámite,  las maniobras de la ambiciosa dama han dividido a los grupos, y han complicado la elección. En Aguascalientes ocurre lo mismo.

Y en Tamaulipas, la  férrea  defensa  de sus derechos polí­ticos, ejercida por los ciudadanos,  está destinada a desbaratar el juego

En la democracia interna del morenismo tamaulipeco, nada está escrito. No se puede dar todaví­a por  definida la lista  de candidaturas a modo,  que  el grupo Polevnsky, en amasiato con el cabecismo, pretenden imponerle a los ciudadanos de Tamaulipas.

Lo anterior se infiere de las recientes declaraciones, formuladas  por el senador suplente de Ricardo Monreal y cofundador nacional de MORENA, Alejandro Rojas Dí­az Durán: con una sola impugnación que proceda, se tendrí­a que reponer todo el proceso de selección de los candidatos tanto internos, como  de la sociedad civil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here