JR y Oseguera, padrinazgos sin éxito  

0
3553

1.- No hay padrino polí­tico sin ahijado fiel. Y no hay carrera polí­tica sin padrino fuerte. Este juego de ideas viene al caso como lo veremos en el desarrollo del tema que nos ocupa.

Todo comienza con la disputa entre Ricardo Monreal y Yeidckol Polevnsky un enfrentamiento que no es nuevo. El senador le acaba de ganar el caso Puebla, donde la Presidenta nacional de Morena públicamente aseguró que el candidato serí­a Miguel Barbosa y el senador impulsó (apadrinó) a uno de los suyos para ser postulado, ahora habrá una encuesta para elegir de una terna al candidato o candidata, de tal manera que en el caso Tamaulipas, ella con la autoridad que la da el ser la cabeza principal del partido le cerró paso a las propuestas de candidatos “monrealistas” que traí­a bajo el brazo Alejandro Rojas Dí­az Durán.

Yeidckol perdió estatura en el caso Puebla que está por definirse, hoy Monreal también pierde una batalla.

Rojas anunció el lunes 25 mediante video, que pondrí­a una demanda judicial para manifestar su inconformidad; ayer martes representantes del Comité Ejecutivo Nacional (léase Yeidckol) estuvieron en las instalaciones de Morena estatal para insacular a los 14 precandidatos plurinominales, 7 hombres y 7 mujeres que saldrí­an de la tómbola donde hubo 220 nombres de aspirantes inscritos, surgidos en las asambleas del lunes, es decir de ese procedimiento cuestionado por el ministro sin cartera enviado por el Presidente de la Junta de Coordinación Polí­tica del Senado de la República.

Visto desde afuera, Monreal ha pisoteado, desde su puesto de coordinador de los senadores morenistas, a la Presidenta de su partido, con la que no cruza información y mucho menos llegan a acuerdos parlamentarios, la ha humillado más de una vez, se ha burlado de su autoridad con declaraciones de doble sentido espetadas a la prensa.

En conclusión ambos se han subido al ring y los casos Puebla y Tamaulipas son únicamente 2 rounds, de otros que estaremos viendo muy pronto.

2.- Por otra parte los (padrinos) perdedores hacia el interior de los cí­rculos morenistas que no pudieron instalar a sus candidatos, son José Ramón Gómez Leal y los alcaldes de Madero, Adrián Oseguera y de Matamoros Mario López Hernández. Y según declaraciones del propio Alejandro Rojas, hasta la senadora Lupita Covarrubias también tení­a sus cartas, mismas que no fueron tomadas en cuenta.

Aquí­ se cumple el presagio de <no hay carrera polí­tica sin padrino fuerte>.

Por cierto también se quedaron fuera por la ví­a de mayorí­a 2 pillos de Rí­o Bravo, exalcaldes Juan Diego Guajardo Anzaldúa y Rogelio Villaseñor (este último amigo de JR), quien donó 300 hectáreas en La Carbonera, San Fernando para una de las 100 universidades de la 4ª T. Este seguramente hubiera sido palomeado por el propio AMLO si hubieran sometido a su escrutinio la pre-lista de candidatos, pero creyeron tener el suficiente poder para ser <padrinos>.

¿Quién gana y quien pierde con los resultados hasta ahora registrados? Y pensando que no fueran modificadas las precandidaturas, los ganadores son las bases morenistas y con ello se fortalece la institución partidista. Pierden intereses particulares, que pudieron fortalecer sus liderazgos como elementos influyentes.

Los triunfos que puedan obtener el próximo 2 de junio, pocos o avasalladores, darán su justa dimensión al partido que tiene que empezar a construirse y obtener su “mayorí­a de edad” sin el tutelaje y sombra de su lí­der fundador.

La hipótesis de triunfo de Morena es que estarí­an ganando mayorí­a en el Congreso de Tamaulipas por el efecto López-Obrador, es decir sus actos como Presidente, de acuerdo a esta premisa los candidatos son lo de menos, la fuerza del motor que moverá al electorado a votar por el partido guinda es AMLO.      Circunstancia que no puede ser por mucho tiempo, porque el poder desgasta y es necesario que Morena tenga su propio capital, como lo tienen y han tenido otros partidos a lo largo de la vida polí­tica del paí­s.

En el apunte final, hay que mencionar que el propio Alejandro Rojas Dí­az Durán tiene pleito con Polevnsky desde 2017 y de ello hay registro en la prensa nacional. No puede ser aceptable que por su carácter violento y pendenciero, el senador suplente de Monreal suelte acusaciones contra la presidenta nacional de Morena, poniendo en tela de duda su actuación y asociándola con otros intereses.

Que lo diga la prensa, lo entiendo, pero Rojas que se dice morenista es un error, producto de la ira interior innata de él, parece que pertenece al cí­rculo de militantes que todaví­a no asimilan que ya están en el poder y que las agresiones entre ellos (dentro del partido) ya no tienen cabida.

En fin, este capí­tulo en la vida polí­tica de los morenistas les deja una lección. Sólo un padrino fuerte puede dar vida a un nuevo proyecto polí­tico y los mencionados (los que quisieron padrina a alguien) carecen de la fortaleza suficiente.

3.- Los rectores José Andrés Suárez Fernández de la UAT y J. Antonio Lara Mata de la Universidad de Seguridad y Justicia, firmaron un convenio de colaboración a través del cual se establecieron protocolos cuyo resultado final beneficiará a las instituciones y dependencias gubernamentales,  no sólo en el tema de educación sino en el extensionismo cultural, de desarrollo y en áreas tan importantes que tienen que ver con la seguridad de los tamaulipecos.

La Universidad Autónoma de Tamaulipas siempre ha mostrado disposición para aportar su experiencia y capacidades de sus elementos docentes, para contribuir en el desarrollo de estrategias orientadas a la construcción de condiciones que beneficien a la educación, y a los servicios de los habitantes de esta entidad.

En esas condiciones fue que el Rector de la USJT agradeció el respaldo de la Máxima Casa de Estudios, al mismo tiempo reconoció la oportunidad que se ofrece a través de estos convenios de colaboración, en los cuales estará presente la participación docentes, y el aprovechamiento de programas e infraestructura, así­ como su experiencia.

Un convenio muy productivo sin duda, cuando el beneficiario final es la sociedad tamaulipeca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here