“Como nos duele Diciembre”.

La nota se ha leído 4544 veces

Esta entrega, entre otras más que en el curso de los decenios he escrito, quiero dirigirla a los hijos de mis hermanos, MANUEL, GUILLERMO, JAVIER, FERNANDO, LEON, ABEL, RICARDO, LOS DE RENE, que son los míos, y a los de PEPE SALAZAR, que hace más seis decenios vivió e hizo muy feliz a UNA DE MIS CINCO MADRES QUE LA VIDA ME DIÓ, TOÑITA, la primera, CHITA, VITA, MARTHA y a INES quien en ésta NOCHEBUENA le hizo a PEPE la cita del  reencuentro que todos los que lo queremos, deseamos que tarde mucho tiempo.

PEPE, DESDE AQUELLOS TIEMPOS en que ustedes unieron sus destinos, te hicimos nuestro hermano y en esta hora triste, tu dolor es también nuestro dolor, estoy seguro que por todo lo grande que sea, de igual forma el tus hijos, el de ustedes es más grande que el nuestro.

Vienen  a mi mente los recuerdos de aquella noche de sus 60 años de matrimonio, en la que  tuve la oportunidad de decirle a la familia reunida, que solo sabía transmitir historias y les conté de la gran amistad de CONCHITA Y DE TOÑITA, nuestras madres.

HACE POCO,  MUY POCO TIEMPO,  escribí el relato del momento en que TOÑITA  fue  llamada al cielo, estaba rodeada por todos y  sin decir nada me alejé y me salí de la casa, aquel  recuerdo triste lo titulé; “CUANDO NO TE QUISE VER”, Y ASÍ LO CONTE y a manera de explicación concretamente expresé no quería recordar su final, porque el recuerdo que quise y quiero guardar  para siempre, es el de su rostro alegre.

Ese rostro me aparece siempre en las horas difíciles y me reconforta y me da ánimo para seguir luchando y es un bálsamo al que no renunciaré en lo que  el que me resta de vida

Me enteré algo de ésta última NOCHEBUENA, me dicen que fue una noche alegre reunidos, física y espiritualmente, INES fue siempre una apasionada de las fotografías, las propias y las que “confiscaba” que se le aparecían “ocasionalmente”, como creo que seguramente hay tomas de esa velada, le encargo a CLAUDIA, MUY ESPECIALMENTE, QUE ME HAGA LLEGAR  ESAS IMÁGENES.

Porque al igual que a TOÑITA, la quiero recordar así, esa en la que aparece con la Virgen de Guadalupe a sus espaldas y que recientemente INES  me mandó como regalo navideño, es muy bella,

INES, hubiera sido una extraordinaria reportera gráfica.

Y A TODOS LOS SALAZAR MARTINEZ, les manifiesto mi cariño, conserven una foto de esa noche, les va servir siempre en sus horas felices, pero principalmente, en las horas tristes, será siempre un extraordinario bálsamo, volver a ver su rostro alegre.

Y A TI PEPE UN ABRAZO FRATERNAL Y CARIÑOSO, guarda esa  imagen de INES que te amó siempre, será un recuerdo y un bálsamo para toda tu vida.

HAY EN EL MANTE UNA CRIPTA PARA LA FAMILIA MARTINEZ DAVILA, si  aún es tiempo, un mechón de su pelo o un recorte  de su ropa, servirá para hacerla presente en ese mausoleo del Mante.

A mis amigos y amables lectores, les expreso mi solidaridad y buenos deseos en el año nuevo, por mi parte, siguiendo mi vieja costumbre tomaré los senderos acostumbrados y aunque DICIEMBRE  ME DUELE A MI, MI DESEO ES QUE LAS NAVIDADES PARA USTDES SEAN  PAZ Y PROGRESO  y si la suerte se nos da,  por ahí nos encontraremos.

Deja un comentario