¿Para qué sirven?

0
5091

Los Cabildos, regidores y sí­ndicos, en Tamaulipas son un estorbo, incluso, por ser la mayorí­a tan inútil para el pueblo deberí­an desaparecer, es muy raro el que hace su chamba, es más, le podrí­a jurar que más del 90 por ciento de ellos y ellas solo se dedican a firmar, cobrar y creerse importantes en sus pueblos porque pueden sacar borrachos, cancelar multas y conseguir permisos para poner un depósito de cerveza.

No es mentira, usted puede ir a su municipio y comprobar que lo más complicado que hacen los regidores y sí­ndicos es acudir a las sesiones de Cabildo a levantar la mano y firmar las actas correspondientes y todaví­a existen quienes se dan el lujo de faltar a algunas de ellas cuando son temporadas de vacaciones o fiestas.

Mire, en muchos cabildos hasta pretenden engañar al pueblo, para nadie es un secreto que para fingir que trabajan a muchos regidores les hacen hasta los escritos que tienen que ver con “sus informes de labores”, es decir, se paran frente a sus compañeros en una sesión a dar una lista de lo que hace la dirección respectiva del municipio, a veces, sin estar enterados de lo que dicen.

Perdón por generalizar pero de cada Cabildo uno o una son quienes trabajan, la que supervisa la chamba de su comisión respectiva, la que sale a las colonias o tianguis a escuchar que pasa en la calle, qué se necesita, cómo pudieran mejorar la vida de sus ciudadanos.

Lo más triste es que a quien hace la chamba lo abandona su partido y no le vuelven a dar oportunidad en el servicio público porque trabajar es un mal ejemplo, le quita el negocio a directores y hasta pone en riesgo el mal manejo de los recursos.

Serí­a extraordinario, por ejemplo, que en una ciudad como Matamoros, Victoria, Reynosa, Nuevo Laredo, Tampico, Madero, Altamira, Mante, Rí­o Bravo, San Fernando, y en cada uno de los 43 municipios,  todos sus regidores y sus dos sí­ndicos anduvieran en la calle trabajando, supervisando lo que se hace o debe hacer en sus respectivas comisiones, habrí­a más ideas para responder a las necesidades de cada pueblo, habrí­a trabajo al enterarse que se tiene que poner creatividad ante la falta de recursos para todos, pero no, a un regidor o a un sí­ndico solo lo ve en la boleta donde se le elije, a veces en campaña y no lo vuelve a saludar hasta que sale otra vez a pedirle el voto.

Lejos de trabajar los regidores y sí­ndicos se dedican a la grilla, perdone otra vez por generalizar y mis respetos para los que si trabajan en pro de su comunidad, pero así­ sucede.

Por supuesto, muchos regidores están cobrando porque son amigos del alcalde en turno o amigos de los partidos que les llevan al poder.

Todaví­a existe algo más grave que eso, en casi todos los municipios existe uno o dos de esos regidores o sí­ndicos, a veces más, que conocen el valor de su silencio y se dedican a chantajear, a saquear sus municipios en lugar de frenar los excesos de alcaldes que no quieren hacer nada y si llevarse mucho dinero.

Ahí­ está una alerta para los Diputados en el Congreso, se tienen que poner las pilas e ir pensando en la forma como podrí­an ser sustituidas esas figuras o, en el mejor de los casos, que se delimiten las funciones de cada uno de ellos para no permitir semejantes aberraciones que ponen en riesgo recursos y la buena marcha de un municipio, mucho más que eso, que se hagan obras o se brinden servicios a costo del ciudadano.

Poco entendible es la existencia de los Cabildos si no hacen absolutamente nada para beneficio de la gente, al contrario, representan un alto gasto para las administraciones y más posibilidades de actos de corrupción o tráfico de influencias, más aún, es poco comprensible que existan los Cabildos si el Congreso es el único facultado para revisar cuentas públicas, aprobar lo catastral, iniciar juicio polí­tico contra quienes actúen mal, llamar a cuentas a los presidentes municipales si hacen mal uso de los recursos públicos, por eso le digo, algo tienen que hacer para obligar a regidores y sí­ndicos a que trabajen, ahora sí­, a que nos demuestren para qué sirven.

SE ACABO LA TENENCIA

En información oficial se da a conocer que por disposición del gobernador, Francisco Garcí­a Cabeza de Vaca, a partir del 1 de enero de 2019 quedará derogado el impuesto de la tenencia vehicular.

El mandatario propuso en el Paquete Fiscal 2019 enviado al Congreso este lunes, que se elimine por completo la tenencia vehicular de la Ley de Hacienda de Tamaulipas y con ello dar cumplimiento al compromiso hecho con la ciudadaní­a tamaulipeca de que en su administración serí­a eliminado este impuesto.

“A partir del 1 de enero de 2019, y los años siguientes de este gobierno, todos los propietarios de vehí­culos, sin excepción, quedarán exentos de pagar este impuesto. Decimos adiós a la Tenencia Vehicular” dice el gobernador en un video mensaje difundido en las cuentas oficiales del mandatario.

La tenencia vehicular representa para el gobierno de Tamaulipas un ingreso anual de 250 millones de pesos, sin embargo el manejo de una administración pública eficiente y austera ha permitido anunciar este beneficio para la economí­a de las familias tamaulipecas, sin afectación a los programas públicos prioritarios.

Así­ mismo con el propósito de que los propietarios de vehí­culos se actualicen en pagos por derecho vehicular, incluyendo la tenencia anterior al 2019, se ha dado la instrucción para que en las 43 oficinas fiscales del estado se otorgue un 20% de descuento en beneficio de los contribuyentes que paguen en los primeros 4 meses del año.

Desde el primer año de la administración estatal, el Gobierno de Tamaulipas estableció subsidios desde un 20 hasta un 100 por ciento en el pago de la tenencia vehicular, dependiendo del modelo de los vehí­culos de los contribuyentes.

Ponga en el buscador de facebook @CENADeNegros1 y le agradecerá un Me Gusta y que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente, además le pongo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… [email protected]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here