Ahorrar ¡Aja!

0
2074

Si en realidad quisiera tener un ahorro significativo del gasto público en esta época de crisis financiera, el coordinador de la fracción de Morena en el Senado, Ricardo Monreal ívila, deberí­a de revivir la iniciativa para reducir el número de diputados federales y senadores plurinominales en lugar de eliminar el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) y la Comisión Reguladora de Energí­a (CRE) y crear el Instituto Nacional de Mercados y Competencia para el Bienestar (INMECOB).

Monreal ívila afirmó que con la eliminación de estos órganos reguladores se ahorrarí­an 500 millones de pesos, pero serí­a mucho mejor que presente de nuevo la iniciativa para reducir del número de los legisladores plurinominales tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado de la República.

Existen varias propuestas para reducir el número de las y de los legisladores plurinominales, pero la más radical fue la que presentó el año pasado el morenista  Martí­ Batres Guadarrama en septiembre del año pasado, luego de que no logró ser reelecto como presidente de la mesa directiva del Senado.

           Las iniciativas anteriores proponí­an que se redujera de 200 a 100 diputados federales y de 64 a 32 senadores plurinominales, en tanto que Batres Guadarrama planteó que se eliminarán por completo la representación proporcional a partir de las elecciones del 2024.

          Luego reculó ante las crí­ticas que recibió hasta de sus propios compañeros de bancada, quienes señalaban que pretendí­a acabar con los plurinominales en venganza de que no logró ser reelecto como presidente de la mesa directiva del Senado, y no lo quedó más remedio que tragarse su orgullo para que la senadora Mónica Fernández Balboa ascendiera a este importante cargo legislativo.

          Y es que no sólo se ahorrarí­an los salarios y compensaciones de los y de los 132 legisladores plurinominales, sino también los ingresos de asesores, secretarias, ayudantes, choferes, entre otras personas que forman de los equipos que tienen cada uno de ellas y de ellos a costa del erario público.

          Aunque en realidad, el senador Monreal ívila no busca el ahorro de 500 millones de pesos con su propuesta de eliminar al IFT, COFECE y CRE, sino más bien eliminar a los órganos autónomos que impiden los cambios que pretende el presidente Andrés Manuel López Obrador.

          No debemos olvidar que el tabasqueño desde antes de tomar posesión como presidente de la república lanzaba fuertes crí­ticas en contra de los seis órganos autónomos que hay en el paí­s, por lo que el primer ataque en contra fue la reducción de mil 900 millones de pesos para el presupuesto del 2020.

          El argumento que esgrimió el coordinador de la fracción de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo, fue que requerí­a recortar los presupuestos de los órganos autónomos para darle viabilidad financiera a la naciente Secretarí­a de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), que dirige Alfonso Durazo Montaño.

          Además, la creación del INMECOB que propone Monreal ívila no tiene ni pies ni cabeza porque pretende mezclar actividades productivas distintas, incluso expertos en telecomunicaciones y en energí­as, de inmediato rechazaron por incongruente y falaz la propuesta del senador de Morena.

          Por otra parte, pero sin dejar el tema legislativo, la presidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, Laura Rojas Hernández, presentó ayer una iniciativa para establecer el Ingreso Mí­nimo Vital de Emergencia (IMVE), cuya propuesta tiene el apoyo de más de 120 legisladores de los seis partidos polí­ticos representados en la cámara baja del Congreso de la Unión.

          Rojas Hernández, legisladora del PAN, propone que el IMVE ascienda a 3 mil 746 pesos mensuales para los 12 millones de personas que perdieron sus empleos formales e informales durante la contingencia por el coronavirus en el paí­s, cuya suma lo estableció el Consejo Nacional de Evaluación de la Polí­tica Social (Coneval) para la subsistencia de una familia.

          Reveló que en la sustentación de la iniciativa participaron las legisladoras Lorena Villavicencio Ayala de Morena, Martha Tagle Martí­nez y Verónica Juárez Piña, quienes buscan convencer a sus compañeras y compañeros para que aprueben la implementación del IMVE.

          Se espera que la administración del presidente López Obrador responda positivamente a la propuesta legislativa para otorgar el IMVE, puesto que antes el dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther, propuso también la implantación de un salario solidario para que las y los trabajadores no dejarán de percibir sus ingresos.

          En lugar de formar una alianza con el sector empresarial, el tabasqueño estableció una serie de préstamos a la palabra para que los trabajadores pudieran tener dinero durante la contingencia.

          Los trabajadores ahora tendrán que pagar los créditos otorgados por el gobierno federal, pero muchos de ellos se quedarán sin sus empleos porque muchas empresas cerraron sus puertas luego de no tener ingresos por más de tres meses que ha durado la contingencia sanitaria.

Correo electrónico: [email protected]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here