Quédate en casa ¿Por qué la gente está predispuesta a ignorar los riesgos?

La nota se ha leído 1707 veces

El Dr. Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas de los Estados Unidos y miembro principal del grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca, dijo que no entendía por qué todos los estados aún no habían emitido órdenes de quedarse en casa.

México, el país latinoamericano que menos respeta el «Quédate en casa»

En ese momento, alrededor de una docena de estados americanos no habían implementado tales restricciones.

El día anterior, el gobernador de Georgia, Brian Kemp, finalmente anunció una orden de refugio en el lugar, explicando que hasta el día anterior, no sabía que las personas sin síntomas podían propagar la enfermedad.

¿Cómo podría no saberlo? El Dr. Fauci comenzó a advertir a la ciudadanía de EU sobre la transmisión asintomática hace más de dos meses.

¿Por qué las personas deberían estar en desacuerdo sobre qué hacer durante una pandemia?, en méxico el caso es el mismo y según resultados de la epresa Google es el país en América Latina que menos respeta esta norma.

No se debe a la escasez de hechos, sino a los prejuicios de su gente al buscar, percibir y razonar sobre hechos que pueden explicar esto.

Uno puede aprender mucho sobre la naturaleza humana al ver, o ser, un fanático de los deportes.

Cuando vemos básquetbol por ejemplo digamos que soy fan de los Cavaliers de Virginia y jugarán un partido en casa contra los temidos Duke Blue Devils, me enfurezco tanto por las faltas que los árbitros no pueden invocar contra Duke, como por aquellas que son injustas contra Virginia.

Además, miles de fanáticos en la arena están de acuerdo conmigo, como lo demuestran los abucheos, que resaltan cada uno de los atroces errores de los árbitros. Por supuesto, no estoy al tanto de los miles de fanáticos de Duke que miran el juego en casa, cuyas opiniones sobre las llamadas de los árbitros son exactamente opuestas a las mías.

Los psicólogos han estudiado fenómenos como este y los resultados son claros:

Estamos predispuestos a ver lo que queremos ver

Esto no quiere decir que podamos alucinar nuestros deseos, mirándome en el espejo, pero cuando hay lugar para la incertidumbre, nuestras creencias y deseos nos sesgan.

Con la epidemia de coronavirus, existe una gran incertidumbre, y para ejercer nuestros prejuicios tenemos canales de noticias por cable, periódicos, expertos en radio, todas las perspectivas destinadas a complacer a personas de ideas afines.

Algunos expertos extremos han sugerido que el Dr. Fauci y en el caso de méxico el Subsecretario de Salud el Dr. Hugo López-Gatell son agentes de una conspiración de “estado”.

Estamos predispuestos a percibir el mundo como nos gusta

Con respecto al virus, realmente no sabemos el futuro de la pandemia, ¿cuántas personas se infectaran, cuántas morirán, quién, dónde y qué tan rápido?.

Creer que las personas que no muestran síntomas no son contagiosas es bastante fácil de aceptar cuando estás rodeado de personas sanas y no te enfermas. La incertidumbre abunda cuando el enemigo es invisible.

La inteligencia nos abandona al tratar de razonar sobre hechos en conflicto con ideas personales

Las inclinaciones políticas de las personas pueden interferir con sus habilidades para hacer operaciones aritméticas simples.

Hipotéticamente, no tiene implicaciones políticas: en agosto de 2018, al menos 480 personas fueron a la sala de emergencias de un hospital y 24 de ellas tenían fiebre del dengue.

Al año siguiente, todos recibieron una vacuna contra la fiebre del dengue y en agosto de 2019, otras 720 personas acudieron a la sala de emergencias, 36 de los cuales tenían fiebre.

¿Fue efectiva la vacuna? La respuesta, que la mayoría de las personas puede deducir, es no. En ambos años, la tasa de dengue fue la misma, 5% (24/480 = 36/720).

Supongamos que se presenta el mismo problema con este giro políticamente relevante: en agosto de 2018, hubo 480 crímenes violentos y 24 de ellos involucraron pistolas.

Después de una intervención de control de armas, en agosto de 2019, se cometieron 720 crímenes violentos, de los cuales 36 involucraron pistolas ¿Fue efectiva la intervención de control de armas? Mismo problema, misma respuesta negativa.

Sin embargo, con esta segunda formulación del problema, el estudio encontró que las personas que creían en el control de armas tenían un mal tiempo para resolver este problema, mientras que aquellos que se oponían al control de armas podían obtener la respuesta correcta más fácilmente.

Estudios como este muestran cómo nos desconcentramos y razonamos mal cuando nos enfrentamos a hechos que amenazan nuestras ideas preconcebidas.

Si alguien se inclina a creer que la prensa está exagerando la amenaza del coronavirus, entonces imagina lo difícil que es para ellos entender por qué deberían refugiarse en el lugar para “aplanar la curva”.

Sí, tengo al Subsecretario Hugo López-Gatell Ramírez le tengo una alta estima le creo lo que dice, pero esa es también es mi perspectiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here